domingo, 10 de enero de 2016

Steve Jobs, el hombre detrás de las gafas




Título original: Steve Jobs
EE.UU., 2015. Color
Director: Danny Boyle
Guion: Aaron Sorkin
Inspirado en el libro "Steve Jobs" de Walter Isaacson
Cinematografía: Alwin Küchler
Edición: Elliot Graham
Música: Daniel Pemberton
Dirección de arte: Peter Borck y Luke Freeborn
Duración:


Elenco

Michael Fassbender como Steve Jobs
Kate Winslet como Joanna Hoffman
Seth Rogen como Steve Wozniak
Jeff Daniels como John Sculley



Al hacer la biografía del empresario Steve Jobs, el director Danny Boyle tomó la decisión de ficcionalizar ciertos pasajes de la vida del cofundador de Apple, en una entrevista Boyle declaró: "It was what Shakespeare used to do. He would take some of the facts about a man of power and he would guess at a lot of the rest and just gotten away at actually getting at the human in it".

Esta decisión parece que fue para bien, si se toma en cuenta el resultado de este filme, una valiosa aproximación al lado más privado de la figura pública que el mundo conoció con sus camisas negras y anteojos, en suntuosas presentaciones de tecnología de punta.

La película no sigue un orden usual en la narración, se detiene en tres momentos puntuales que toman la mayor parte del metraje, cada uno muestra los momentos previos de hacer el anuncio de una innovación tecnológica: la computadora Macintosh en 1984, la computadora NeXT en 1988 y la iMac en 1998. Cada segmento tiene un estilo visual diferente, filmados en 16mm, 35 mm y digital de manera respectiva, lo cual sirve para ir trazando los cambios tecnológicos desde lo visual.

Se hace énfasis en la importancia de cada evento y la urgencia de que todo salga bien, pero mientras el público probablemente haya visto alguna vez las presentaciones reales de esos dispositivos, Danny Boyle aprovecha para mostrar la acción tras bastidores, y no solamente en lo que se refiere a los preparativos de cada lanzamiento, sino que desnuda al hombre detrás de las gafas. 

Primero es un conflicto sobre paternidad, eje central en el argumento, con cada salto temporal, la relación padre-hija es revisitada y permite profundizar en el personaje de Jobs, no así en el de la hija. Otro conflicto que se presenta es con el cofundador de Apple, Steve Wozniak, con quien tiene reiteradas discusiones que ponen en duda el genio creativo de Jobs y lo ubican más como alguien que sabe aprovechar la situación, lo que Jobs responde que él es "el conductor de la orquestra".

Los diálogos son extensos en estas secuencias y permite comprender más al protagonista en su faceta de padre, amigo y jefe. En este último punto, destaca el trabajo de Kate Winslet como Joanna Hoffman, ejecutiva de mercadeo de Apple y NeXT y confidente de Jobs. Tanto Winslet como Fassbender hacen un gran trabajo y resultan convincentes, con ayuda de maquillaje y vestuario se van transformando con el pasar de los años.

El montaje es de lo mejor del filme, con una propuesta usual en el cine de Boyle, las épocas transcurren como si fuesen un collage de eventos importantes y así el director traslada al espectador en el tiempo. Destaca en el montaje, la secuencia entre Jobs y John Sculley (Jeff Daniels), en la que se pasa del presente en un salón de conferencias, al pasado, en la casa de Jobs; los diálogos revelan mucho de las razones y convicciones del empresario, así como su salida de Apple, un momento intenso bien presentado por el director.

El filme deja mucho de lado, no se muestra otras relaciones sentimentales de Steve Jobs ni sus otros hijos, pero regresando a la frase de Danny Boyle del inicio, el cine permite recrear historias, hacer ficciones, y si están bien hechas, mejor para el espectador. El filme parte de una mirada parcial para que el espectador tenga una idea más amplia del personaje/persona.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.