sábado, 8 de noviembre de 2014

Interestelar




Título original: Interstellar. EE.UU.-Reino Unido (2014). Color
Director: Christopher Nolan
Guion: Christopher Nolan y Jonathan Nolan
Cinematografía: Hoyte van Hoytema
Montaje: Lee Smith
Música: Hans Zimmer
Diseño de producción: Nathan Crowley
Duración: 169 minutos


Elenco

Matthew McConaughey como Cooper
Mackenzie Foy como Murphy joven
Jessica Chastain como Murphy adulta
Ellen Burstyn como Murphy anciana
Anne Hathaway como Amelia
Michael Cain como Profesor Brand
Matt Damon como Dr. Mann
John Lithgow como Donald


Cuando un filme además de explicar con la imagen los hechos, recurre a diálogos constantes, se puede pensar que hay cierto nerviosismo del director que no confía en su capacidad para narrar a través de imágenes; si a eso le sumamos que vuelve a explicar con la música lo que ya había explicado con diálogos, entonces no cabe duda, el director no confía en su capacidad. Eso es lo que le pasa a Nolan, quien disfraza sus carencias con un guion rebuscado, efectos especiales que sorprendan al ojo y una banda sonora que no sabe ser sutil.

Película de fácil digestión, para pasar entre amigos y reírse mientras tanto; no es ciencia, aunque algunos conceptos puedan remitir a teorías de científicos. Como género de ciencia ficción, solo utiliza lo ornamental. Pero el director y su ego no pueden evitar caer en la tentación de hacernos un curso abreviado de física, lo cual se vuelve anodino.

Para una producción de $165 millones, pues claro que tiene buena fotografía y efectos especiales, si se ve sin fanatismo se nota que no hay ni un solo plano que merezca la pena ser recordado, contrario a otros filmes del mismo género que no envejecen. Interestelar es pretenciosa por defecto, pero deviene insustancial. Si son de los que creen en el amor y que este resuelve cualquier conflicto, pueden que adoren la película, es más, podrían verla con su pareja o familia un 14 de febrero. Si son más cínicos o realistas terminarán con jaqueca.

Un aspecto que sí hay que resaltar es la muy buena actuación de Matthew McConaughey, sigue creciendo su nivel y resulta convincente, junto con él, destaca Mackenzie Foy. Otros que cumplen, pero no deslumbran son Jessica Chastain y John Lithgow; el resto del elenco tiene sus altibajos, en particular Anne Hathaway, pésima interpretación, en ningún momento resulta creíble, un personaje desechable. Nolan no es buen director de actores y acá lo demuestra. Otro personaje que resulta risible es el de la computadora/inteligencia artificial que acompañan a los viajeros espaciales, tratando de hacer una mezcla entre Hal 9000, C-3PO y R2D2, Nolan crea un adefesio que es imposible no reírse al verlo.

Uno de los mayores problemas que tiene el filme es su guion, situaciones absurdas, repetitivas, clichés (estereotipo de que los personajes negros tienen que morir, mujeres llorando constantemente, una pelea absurda entre hombres en medio de un planeta desolado, entre otros), diálogos tontos y esa necedad constante de explicar todo a cada momento. Nolan no supo tener tacto a la hora de narrar, no es capaz de usar elipsis para acelerar la acción y en su lugar vemos escenas repetitivas, tiene un comienzo lento que tarda como una hora para empezar a desarrollar las ideas y se tropieza en la última media hora tratando de explicar hasta el último detalle.

La película va a funcionar para quien quiera ver un escenario grandilocuente, efectos especiales, una trama de suspenso en el espacio, no hay mayor acción, pero sí es extravagante con su planteamiento, más allá de si se tienen conocimientos de astrofísica o no (que en términos prácticos para analizar una película no importa). También la pueden disfrutar aquellos que confían a ciegas en este tipo de historias, quienes se emocionen con reencuentros milagrosos y conquistas ante la adversidad.

Si esperan un argumento reflexivo, mejor ver Solaris o Stalker de Tarkovski, 2001 Odisea espacial de Kubrick. Contacto de Zemeckis e incluso Gravedad de Alfonso Cuarón, todas manejan mucho mejor el ritmo, el uso de la metáfora y la ambigüedad como elementos narrativos y son mucho más propositivas. Interestelar fracasa en proponer porque el director sobreexplica las cosas y tiene la necesidad de sobresalir en cada momento, no permite que el filme transcurra normalmente, ya sea por la espantosa banda sonora, los discursos empalagosos y por el tono melodramático que permea todo el filme. También porque el ego del director le hace disfrazar ciertos momentos como homenajes, cuando resultan más como un intento de demostrar que su película es mejor que las demás (que todas las demás).
 
Si lo tienen a bien, podrían leer la obra de Stanislaw Lem, escritor polaco de ciencia ficción, de los más imaginativos para crear mundos y posibilidades fantásticas, su obra se caracteriza por reimaginar la ciencia ficción y despojarla de la lógica humana, permitiendo explorar de forma ambigua el universo y el contacto con otras inteligencias. La escena de Interestelar en la que se ve una ola gigantesca en un océano, es tomada de la novela de Lem, Solaris, es una especie de "solariada" en ese Planeta-Océano que Tarkovski llevó al cine (aunque por las limitaciones de la época no adaptó una escena como esa).
 
 
 
 

7 comentarios:

  1. Yoshua, coincido esta vez plenamente; lo mejor es cómo plantea usted de bien su texto crítico.
    Si se quiere, en eso de irse de la Tierra, Bradbury es mejor que el guion de los hermanos Nolan. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Correcto, Crónicas marcianas entre otros textos de Bradbury son la mejor manera a viajar a otros mundos

      Eliminar
  2. Pésima crítica. Y lo mejor de todo es que no necesito argumentar por qué este textito posmoderno es malísimo, pues estoy siendo recíproco hacia la fórmula que Yoshua utiliza. No hay ninguna fundamentación ni argumentación en relación a que Nolan quiera "sobresalir en cada momento", o que intente "demostrar que su película es mejor que las demás (que todas las demás)". Una crítica debe estar fundamentada, de otro modo sólo es una opinión ratonera individual. Yoshua: si deseas entender Interestelar puedes releer al propio Tarkovski, en particular, su concepto de arte, que como él dice mismo dice se asemeja a su concepto de vida. ¡A Tarkovski le hubiera encantado Interestelar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Juan Manuel. Gracias por el comentario. Te preguntas cómo sobresale el director en cada momento, pues en el uso de la cámara, en ello Nolan figura en demasía y no deja a la película fluir. Tampoco necesito entender el filme, que se entiende muy fácil, el director lo explica hasta el cansancio, si te refieres a la parte científica, eso no me interesa, a quien guste de astrofisica pues que investigue y lea; la críticia está en función a lo cinematográfico, no a lo científico; por ello hago la diferencia entre ciencia y ciencia ficción.

      Eliminar
  3. Saludos Yoshua. Te recuerdo lo que escribiste: "Interestelar fracasa en proponer porque el director sobreexplica las cosas y tiene la necesidad de sobresalir en cada momento, no permite que el filme transcurra normalmente, ya sea por la espantosa banda sonora, los discursos empalagosos y por el tono melodramático que permea todo el filme. También porque el ego del director le hace disfrazar ciertos momentos como homenajes, cuando resultan más como un intento de demostrar que su película es mejor que las demás (que todas las demás)." Yoshua: yo no me pregunto nada sobre cómo sobresale el director, eso tú lo dices, pero repito, no lo argumentas; ahora dices que por el uso de la cámara..., bueno..., haces un nuevo intento (también formal), pero igualmente no lo fundamentas. Lamentablemente al ver la película te perdiste en la fórmula, no estás viendo determinaciones ni relaciones, no entiendes el filme conceptualmente ni integralmente y, como no puedes fundamentar tu crítica, sencillamente haces trampa aplastando a Nolan con un coloso midiéndolo con Tarkovski. Digo que es un movimiento tramposo el tuyo porque obviamente nadie te va a debatir que comparado con Tarkovski Nolan es un aprendiz de artesano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan Manuel, en el primer párrafo está el argumento, revísalo. Nolan narra lo mismo 3 veces: con la imagen, con el diálogo y con la música. Eso es ser redundante, eso es tomar protagonismo. Lo de la cámara, se debe a la escogencia de los planos, el estilo estadounidense de la grandilocuencia, perder al espectador en lo visual, para que no se detenga a pensar en el detalle. Ahora, si ya mi argumento no te parece, todo bien, es válido, lo mismo con la apreciación de la película.

      Eliminar
  4. Hola Yoshua. No es que no me parezca tu argumento, sino que sencillamente no lo encuentro, y no lo encuentro porque tu argumento no es tal, no existe.
    Es muy fácil denostar sin argumentar y, disculpa, pero eso es lo que tú haces.
    El cine es un producto social industrial, cuya crítica no puede deslindarse nunca del contenido (cfr. Tarkovski, Einsenstein, Walter Benjamin, Teodoro Adorno). No estás obligado a conocer a los teóricos que te menciono, pero si deseas hacer realmente crítica cinematográfica tienes que salir de lo superficial y entrar a los contenidos. Finalmente, reitero que tu posición es posmoderna, no sabes argumentar y todo termina en el campo de las opiniones individuales, que deben ser respetadas.

    ResponderEliminar

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.