viernes, 31 de octubre de 2014

El libro de la vida





Título original: The Book of Life. EE.UU. (2014). Animación. Color
Director: Jorge Gutiérrez
Guion: Jorge Gutiérrez y Douglas Langdale
Música: Gustavo Santaolalla
Montaje: Steven Liu y Ahren Shaw
Dirección de arte: Paul Sullivan
Diseño de producción: Paul Sullivan y Simón Valdimir Varela
Estudio de animación: Reel FX Creative Studios
Duración: 95 minutos


Elenco

Diego Luna como Manolo (voz)
Zoe Saldana como María (voz)
Channing Tatum como Joaquín (voz)
Ron Perlman como Xibalba (voz)
Kate del Castillo como La Catrina (voz)


Tras muchos años de buscar un productor, el realizador Jorge Gutiérrez pudo hacer realidad su sueño; su primer largometraje es una recopilación de mitos mexicanos que giran alrededor de la tradicional festival del Día de los Muertos (inicia el 1° de noviembre y se extiende a todo el 2 de noviembre). 

El salvador de Gutiérrez fue Guillermo del Toro, a quien le gustó la historia y se encargó de que tuviera financiamiento, también fue clave para conseguir el elenco que prestaría su voz a los personajes. Además de los mencionados anteriormente, también aparecen Christina Applegate, Plácido Domingo, Danny Trejo, Ana de la Reguera, e incluso el mismo del Toro y el director. Aunque como vicio de las distribuidoras locales, el filme solo llega en su versión doblada al español, hay que esperar a que salga a la venta para apreciar la versión original, aún así, el doblaje está bien hecho y permite disfrutar la película.

El filme está dirigido a una audiencia juvenil, pero su interesante planteamiento y diseño de personajes hace que cualquier público lo pueda disfrutar. La experiencia previa en televisión le sirvió al director para perfilar una historia muy sólida, entretenida, simpática, innovadora y hasta educativa (para todos aquellos quienes desconozcan en qué consiste el Día de los Muertos). Aunque el guion tuvo varias correcciones y aportes de Paul Chart, quien terminó por mejorar el argumento.

La animación digital es bastante compleja, se pueden apreciar reflejos, sombras, los efectos lumínicos están muy bien logrados, así como las diferentes capas de acuerdo a lo que sucede. Resalta el aspecto de madera en los personajes, también cuando vemos a los muertos y su aspecto óseo. Hay un buen entendimiento entre el diseño de los personajes y el proceso de animar a estos. Aunque la película es producida por Estados Unidos, la historia es mexicana, el diseño de vestuario y la figura de los personajes mantienen la escencia latina; en el caso de La Catrina hay una mezcla de las tradiciones mexicanas (sombrero grande, candelas) con la imagen de La Muerte en la cultura anglosajona, en este sentido se nota la infuencia de Tim Burton.


El balance entre comedia y aventura es otro logro y los números musicales en su mayoría no se sienten forzados -como pasa en las últimas películas de Disney-, sino que calzan con la historia, puesto que Manolo es cantante. Eso sí, la escena musical final se extiende y resulta algo cansada, un pequeño detalle que no opaca los otros detalles que suma esta película. Ya se mencionó el vestuario, hay que agregar los diferentes ornamentos que usan los personajes, el diseño del pueblo, la Tierra de los Recordados y la Tierra de los Olvidados que hacen que el espectador se sienta atraído por toda la idiosincracia mexicana. Este filme funciona a nivel regional e internacional, sea porque resulte atractivo su aspecto visual, su historia o la animación en sí. En esto hay que resaltar el gran trabajo de Paul Sullivan para toda la parte artística y de producción.

Junto a Sullivan, otros que resaltan por su enorme trabajo son Gustavo Santaolalla que firma una música magnífica, alegórica, romántica o excitante según la ocasión; el argentino hace lo que mejor sabe, crear un universo musical único que nos transporta al mundo cinematográfico. Mención especial también merecen los encargados de la edición, Steven Liu y Ahren Shaw. En ocasiones, el cine de animación no presta suficiente atención al montaje, basando todo su atractivo en el contenido (argumento), sin embargo, "El libro de la vida" resalta por su esmerado montaje, narra la historia con el tiempo suficiente, no se precipita, sabe hacer pausas para facilitar las transiciones entre las escenas y sorprende con giros que aceleran el metraje, un trabajo estupendo.

Este filme también nos muestra avances ideológicos que se agradecen, nuevas tendencias que esperemos se confirmen con más producciones de este tipo en próximos años. El principal tiene que ver con el personaje de María, una mujer independiente, estudiada, decidida a no dejar que un hombre le diga cómo ser o pensar, ella vale por lo que es y no por cómo se ve, un hermoso mensaje para la audiencia infantil. Ella es una mujer de mundo, con varias destrezas y sensible hacia los demás y el sufrimiento, no solo con humanos, también con animales, y este es el otro gran valor que promueve el filme, en el contexto de las corridas de toros, Manolo es un torero de abolengo linaje, mas no gusta de sacrificar a los animales, al contrario, les canta; esto supone una deshonra para su padre, pero no así para él. Importante mensaje del filme, los hijos no son las sombras de sus progenitores, ni deben hacer lo que un pueblo o los adultos les exigen; cada ser es libre de tomar sus decisiones, de escribir su historia en el libro de la vida. Esto lo aprenderán nuestros héroes (y valga la recomendación a los encargados de menores para que resalten este aspecto del filme en su función formadora y educativa).


Conquistar los miedos siempre es difícil, así como conquistar a la audiencia infantil, un mérito del filme consiste en que logra mantener un sentido autóctono, tomando guías narrativas o la utilización de personajes secundarios para darle más profundidad dramática al relato; si los japoneses, estadounidenses o europeos en sus filmes reproducen la idea de ser el centro del universo, por qué no los latinos, en este caso México. Una ficción de origen mitológica como esta se puede dar ese lujo y expandir fronteras, así podemos ver varias referencias mayas a lo largo del metraje, algún diseño arquitectónico, el perfil de La Catrina, los colores, entre otros; porque hay que decirlo, la noción de bien y mal es arquetípica, por lo tanto universal.

Una ofera diferente para un género que se ha vuelto predecible y repetitivo, tanto en lo formal como en el contenido. "El libro de la vida" deviene aire fresco en un mercado estadounidense y latino, que han estado bajo la influencia de Disney por muchas décadas. ¡Disfrútenla, sin importar si tienen cinco o noventa años!


Avance de la película:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.