jueves, 4 de septiembre de 2014

Lucy





Título original: Lucy. Francia (2014). Color
Director: Luc Besson
Guion: Luc Besson
Cinematografía: Thierry Arbogast
Montaje: Luc Besson
Diseño de producción: Hugues Tissandier
Dirección de arte: Gilles Boillot, Dominique Moisan, Stéphane Robuchon y Thierry Zemmour
Música: Eric Serra
Duración: 89 minutos


Elenco

Scarlett Johansson como Lucy
Morgan Freeman como Profesor Norman
Choi Min-sik como Sr. Jang
Amr Waked como Pierre del Río



"Si no he sido víctima de una alucinación, la humanidad deberá estar dispuesta a aceptar un nuevo enfoque científico sobre la realidad del cosmos, y sobre el lugar que corresponde al hombre en el loco torbellino del tiempo" (H. P. Lovecraft. "En la noche de los tiempos")

En 1974, en Etiopía, se descubre los restos de 'Lucy', una australopithecus afarensis que pruebas posteriores revelaron que vivió aproximadamente hace 3.2 millones de años. El equipo de trabajo que hizo el hallazgo solía escuchar la canción de los Beatles 'Lucy in the sky with diamonds' y de ahí el nombre. El descubrimiento permitió avanzar la teoría sobre la evolución y las capacidades de los homínidos en ese período.


Luc Besson parte de ahí para llamar a su nueva heroína como aquel antepasado de la raza humana. Su cine suele tener personajes femeninos fuertes a partir de los cuales la historia se desarrolla, recordemos 'Nikita' (1990), 'El quinto elemento' (1997), 'Juana de Arco' (1999) e incluso 'Leon: el perfecto asesino' (1994), con una jovencita Natalie Portman.

El director pensó estructurar la película en tres actos: el primero con influencias en su propio filme 'Leon'; el segundo inspirado en 'Inception' (Christopher Nolan, 2010) y el tercero con claras referencias a '2001: Odisea en el espacio' (Stanley Kubrick, 1968).

El argumento nos presenta a una joven turista, Lucy (Scarlett Johansson), quien engañada por su novia tiene que entregar un maletín al Sr. Jang (Choi Min-Sik) en Taiwán. La entrega se complica y se nos revela una organización mafiosa coreana que busca introducir una nueva droga en el mercado europeo, usan a Lucy y otros como 'mulas' para transportar la mercadería en sus propios cuerpos. Paralelamente, vemos al profesor Norman (Morgan Freeman) impartir una conferencia sobre hipótesis de lo que el ser humano podría hacer si llegase a utilizar un mayor porcentaje de su capacidad cerebral. Cuando Lucy sufre una golpiza, la droga es liberada en su organismo y poco a poco empieza a ir adquiriendo mayor capacidad cognoscitiva, entonces busca al profesor Norman para compartir información, mientras tanto, el Sr. Jang arriba a París para recuperar lo que le pertenece.

Si bien la historia no es innovadora, baste recordar filmes como 'Matrix' (Hermanos Wachowski, 1999) o 'Limitless' (Neil Burger, 2011), en los que sus protagonistas despiertan a una nueva realidad, en la primera hay semejanza en la utilización de la tecnología y en la captación del conocimiento; mientras que con la segunda comparte la posibilidad de ampliar la capacidad cerebral a través de una droga. Otros filmes que se recuerdan son 'Akira' (Katsuhiro Otomo, 1988) y 'El árbol de la vida' (Terrence Malock, 2011). Sin embargo, Besson trata de mantener el filme en el campo científico -aunque por su tema se clasifica como ciencia ficción-, para ello se entrevistó con varios científicos para escribir el guion. Hay que aclarar que no todo lo que se ve es ciencia, algunos supuestos son invetados o tergiversados con intenciones cinematográficas, mientras que otros son hipótesis que se han planteado y de las que se está investigando, sobre esto se recomienda la lectura del cuento de Isaac Asimov 'La última pregunta': "¿Se puede reducir masivamente la cantidad neta de entropía del universo?".


El filme usa un montaje ágil que permite hacer transiciones rápidas de un evento a otro, es una vorágine que nos mete de lleno en la película siguiendo el apresurado ritmo de pensamiento de la protagonista.  En la primera parte Choi Min-sik acapara la atención, un mafioso moderno, de pocas palabras y que no teme ensuciarse las manos, las secuencias en el edificio de Taiwán recuerdan el cine coreano de acción. Esta parte del rodaje fue todo un calvario para el director debido a los constantes paparazzis que buscaban una primicia de Scarlett.

La segunda parte aumenta la adrenalina, pero se vuelve más exagerada. Constantes persecusiones y tiroteos que hacen gala de efectos especiales, mas no aportan nada a la trama, se vuelven repetitivos y se cae en una fórmula simple de 'villano persigue a héroes', en este aspecto se desaprovecha a Choi Min-sik. Por su parte, Johansson hace una buena transición en su rol, convence como la turista atemorizada y luego como el ser evolucionado que se adentra en una nueva realidad -o mejor dicho comprende y aprehende la realidad-.

Para el último tercio, el filme retoma su carácter científico y es rico en detalles visuales, viajes en el tiempo que hace Lucy con solo su pensamiento y establece valoraciones críticas sobre lo que hace el ser humano en términos de aprovechamiento de recursos, distribución de riqueza y aspectos existenciales sobre lo que implica ser: "más preocupado en tener que en ser".


La posibilidad de trascender la materia y convertirse en espíritu o mente, según se le quiera ver, va de la mano con la tecnología, parte esencial de la aprehensión del conocimiento. Lucy es una especie de computadora y se plantea la tesis de lo que el ser humano puede llegar a ser si aprovecha toda su capacidad cerebral: telequinesis, manipulación de energías, viaje en el tiempo, control sobre la materia, entre otros.

La literatura le lleva la delantera al cine ante tales cuestionamientos y posibilidades. Lovecraft en su novela "En la noche de los tiempos", escrita entre 1934 y 1935, y publicada en 1936, nos presenta a la Gran Raza, unos seres ancestrales que dominaron el viaje por el tiempo proyectando sus mentes hacia épocas determinadas, apropiándose de los cuerpos de quienes se convertirían en sus huéspedes, así, iban colonizando civilizaciones para asir el conocimiento de estas. Los viajes hacia el pasado de Lucy -en los que se encuentra con su tocaya de hace 3.2 millones de años-; y el futuro, en los que observa la magnificencia del universo, recuerdan las proyecciones en el tiempo de la Gran Raza, aunque el filme no tiene la intención fantástica ni de horrar de la novela de Lovecraft. Se acerca más a proponer una pregunta, una interrogante que quedará sin respuesta, como en el cuento de Asimov (La última pregunta, 1956): "Me pregunto cuántas unidades de energía solar serán necesarias para desplazar galaxias de individuos de una galaxia a otra" (Asimov. Cuentos Completos tomo I. Ed. Zeta).

Y es que el filme de Besson puede tener sus altibajos en cuestione cinematográficas, pero es muy rico en cuestiones filosóficas, erigiéndose como una de las mejores películas de ciencia ficción del siglo XXI, por lo que propone, por las interrogantes que genera y por el uso de efectos especiales que nos recuerdan que no se puede comparar ver una película en cine y hacerlo en un dispositivo portátil.

Aunque recurre a persecusiones, tiroteos, situaciones inverosímiles que exageran alguna que otra acción, "Lucy" tiene valía por su condensada propuesta -tan solo dura 89 minutos-, sus buenas actuaciones y un ritmo que captura la atención del espectador.

Fuera del relato fílmico quedan otras interrogantes, como la desaparición de los sentimientos y las emociones en un hipotético ser humano evolucionado, que se vuelve como un autómata, revelando el miedo intrínseco de nuestra especie a explorar el aspecto emocional. Tampoco se plantea la posibilidad de que exista más de un ser evolucionado, si Lucy, al contacto con la droga, se convierte en una deidad, qué pasa con el resto de la especie, ¿queda sobrando?, ¿está extinta? O como otros dioses en tantas mitologías, desaparecen porque el ser humano carece de interés. 

Por otro lado, como apunta el crítico Alejo Moreno, el filme plantea una lógica en la que "Las sustancias sintéticas, al fin y al cabo producto de un laboratorio, como llave para la trascendencia" (Alejo Moreno. "Lucy" reportaje para Días de Cine de TVE, emitido el 22 de agosto de 2014). O dicho de forma más sencilla, al final se hace trampa para acceder a un conocimiento y evolucionar.




5 comentarios:

  1. Tiene una primera media hora buenísima. Buen ritmo, manera de contar su historia y la sobre saturación del color me pareció excelente para el tono general de la peli.
    Lástima que, como dices, las persecuciones y tiroteos son demasiado alargados y quitan la atención a esas preguntas que tan bien logró asociarlas el director con las imágenes y colores al inicio y con ese viaje al final.
    Se disfruta, ¡y todavía no puedo creer que dure tan poquito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor es su corta duración, el filme no se habría podido sostener si se alarga. Comparto, se disfruta, está bien actuada, el montaje acelera el ritmo. Gracias por el comentario Sergio.

      Eliminar
  2. Entiendo que es cine, no tratado científico pero siento que el argumento se cae constantemente. Habría preferido una montaje más profundo quitando todas esas escenas de la mafia y enfocarse en abordar el tema existencialista.
    Encontré más provechoso leer esta entrada que lo propuesto por la película. Al recordarme a Lovecraft, me convenzo más de que a Lucy le faltó mucho, porque daba para más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo en que las secuencias de persecución y acción le restan interés al filme, es parte del estilo del director, que siempre se desvía de la trama para hacer ese tipo de escenas, aunque desde hace rato no hacía una película entretenida -o al menos así me lo pareció-. Hubiese sido interesante un filme que explorara más la cuestión filosófica. Gracias por el comentario y ciertamente Lovecraft es más interesante

      Eliminar
  3. Concuerdo con Marcela en que me resulta más interesante y valiosa la crítica de Yoshua que la propia película.

    ResponderEliminar

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.