jueves, 10 de julio de 2014

La infancia de Iván




Título original: Ivanovo detstvo. URSS (1962). B/N
Director: Andrei Tarkovski
Guion: Vladimir Bogomolov, Mikhail Papava, Andrei Tarkovski y Andrei Konchalovskiy, basados en la novela "Iván" de Vladimir Bogomolov
Cinematografía: Vadim Yusov
Montaje: Lyudmila Feyginova
Música: Vyacheslav Ovchinnikov
Diseño de producción: Evgeniy Chernyaev
Duración: 90 minutos

Elenco

Nikolay Burlyaev como Iván
Valentin Zubkov como Kholin
Evgeni Zharikov como Galtsev
Valentina Malyavina como Masha
Stepan Krilov como Katasonov

Premios

Festival Internacional de Venecia: León de Oro
Festival Internacional de San Francisco: Mejor Director


**Poema de Arseni Tarkovski que inspira a su hijo para la película "La infancia de Iván"**

Ivan’s Willow (1958)
Traducción del ruso de Kitty Blair y Richard McKane

Before the war Ivan walked by the stream;
A willow grew there – whose, no one knew.
No-one knew why it spread over the stream;
Be that as it may – the tree was Ivan’s.
In his tarpaulin, fallen in battle,
Ivan came back, below his own willow.
Ivan’s willow tree,
Ivan’s willow tree,
Like a white boat sails down the stream.



Cuando Tarkovski decidió encargarse de la dirección de "La infancia de Iván", poco podía suponer que sería su primer testamento fílmico, el comienzo de una corta, pero enorme carrera. La productora, MOSFILM, tampoco imaginaba que el filme tuviera tal éxito. Originalmente se había encargado a otro director, quien se había gastado la mitad del presupuesto y lo que había filmado no convencía; fue entonces cuando le dieron el proyecto al recién graduado de la VGIK (Gerasimov All-Russian State Institute of Cinematography), quien accedió bajo la condición de que empezaría de nuevo a filmarla y corregiría el guion.

En su libro "Esculpir en el tiempo", Tarkovski escribe que la novela no le impresionó mucho, sin embargo sintió que era una buena historia para llevar al cine:"Ante mis ojos estaba desde el comienzo como un personaje lanzado fuera de su órbita, destrozado por la guerra. [...] todo lo que forma parte de la niñez de aquel Iván está perdido irremisiblemente. Y todo lo que a cambio de lo perdido ha recibido como don maldito de la guerra es lo que en él causa aquella situación de tensión extrema" (Andrei Tarkovski. Esculpir en el tiempo.). Al final, introduce nuevos personajes y otros cambios, incluso, el propio escritor colabora con el guion.

La película es, ante todo, un alegato antibélico, distanciándose de los filmes sobre la Segunda Guerra Mundial que se hacían en la entonces Unión Soviética. Esto hizo que el gobierno no fuera tan entusiasta e hizo referencias para que el pueblo no asistiera a verla, principalmente alegaban que el Ejército Soviético no utilizó a niños de la manera en que lo hace ver Tarkovski. Otros trataron de ver una exaltación al ejército en la película, nada más lejano al humanismo que se desprende de la historia.

La historia nos narra los sucesos del joven Iván, quien a los 12 años queda huérfano merced a un ataque de los nazis que mató a su madre y hermana; del padre solo se sabe que combate en la guerra. Salvado por soldados soviéticos, decide ser espía  aprovechando su pequeño tamaño, sin importar las condiciones climáticas ni geográficas el joven Iván cumple su labor; cuando sus superiores quieren relevarlo y mandarlo a un instituto militar, Iván busca la forma de seguir luchando, así venga a su familia.

Gran parte de los cambios introducidos para la película tuvieron que ver con la ambientación y dar una explicación sobre el pasado de los personajes, en el libro no describía a profundidad los escenarios y el contexto es algo vital en el cine de Tarkovski. "La infancia de Iván" sería el primer manifiesto visual del director, la influencia de su padre, el poeta Arseni Tarkovski, es claro, principalmente en la concepción del espacio y el tiempo cinematográfico. El filme es narrado con gran belleza, el realizador fija el encuadre cual si fuera una pintura y los movimientos de cámara son sutiles, armoniosos.


La fotografía y la música nos marcan dos momentos que se intercalan durante el metraje. El inicio y final son secuencias oníricas, tienen fuerte iluminación y la música es alegre, nos remiten a un espacio bucólico, por lo general es de día y los personajes se nos muestran sonrientes, disfrutando. En total serán cuatro secuencias oníricas, que representan momentos en los que Iván recurre a ellas para recordar su pasado, su madre y hermana en especial. Esas escenas contrastan con aquellas que nos muestran la realidad, el contexto de la guerra, la oscuridad y las sombras toman mayor protagonismo, las situaciones son más tensas y dolorosas. La acción transcurre de noche o en interiores en los que predomina la oscuridad. La noche gris y desolada es interrumpida cada cierto tiempo por alguna bengala que cruza el cielo, de fondo escuchamos disparos, un enemigo invisible, pero siempre presente, solo hasta el final veremos soldados nazis.

El cine de Tarkovski es muy autobiográfico y "La infancia de Iván" no es la excepción. Tanto el director como el compositor Vyacheslav Ovchinnikov eran adolescentes durante la Segunda Guerra Mundial, no estuvieron en el frente, pero sí fueron testigos de los estragos de la guerra a nivel social y familiar. De ahí que podamos entender que en el filme vemos a muchos jóvenes, es un filme que explora las responsabilidades y las consecuencias de los jóvenes durante el conflicto bélico, no es para nada un panfleto patriótico, véase por ejemplo la escena en la que unos exploradores que sustituyeron a Iván se encuentran muertos y colgados, es un momento trágico, depresivo, no hay un sentimiento de honor, solo dos cuerpos, dos muertos, ese el mensaje de Tarkovski sobre la guerra, no se gana nada, solo se pierden vidas.

Iván con sus doce años tiene momentos en que se comporta como alguien mayor -salvo cuando sueña-, sus superiores, al contrario, tienen comportamientos juveniles, pelean por alguna chica, se recriminan cosas, discuten, se enamoran; es un reflejo de que ellos también tuvieron su infancia-adolescencia interrumpida.

El trabajo de fotografía buscaba reproducir el efecto de filmes soviéticos anteriores, como lo comenta Dina Iordanova: "For his graduation project, Tarkovsky had tried to approach The Cranes Are Flying’s legendary cameraman, Sergei Urusevsky, who had also shot Chukhrai’s austere revolution drama The Forty-first (1956). Urusevsky’s mastery of the camera greatly impressed Tarkovsky, and many of the decisions related to mise-en-scène, camera movement, and scene choreography in Ivan’s Childhood clearly follow the aesthetic model introduced by the cinematographer". Tarkovski empezaba con esta película a convertir el cine en una pintura con movimiento, el quietismo es un concpeto fundamental en su obra, la cámara se mueve con suavidad, los planos abiertos permiten ver un todo armónico, no solo a los personajes aislados o comunicándose entre sí; sino que hay una sinergia entre naturaleza y ser humano, para el director son indivisibles.

La luz en la pelicula tiene una función descriptiva, ya sea cuando entra por ventanas o grietas y hace parecer la escena más pesarosa o para indicar la seguridad y tranquilidad que da el soñar con el pasado, con un lugar esplendoroso y alegre.


El lirismo de Tarkovski queda ejemplificado en las escenas filmadas en el bosque, en el que la disposición laberíntica de los árboles permite distraer a los jóvenes por algunos instantes. La joven Masha no es seducida por el novel capitán, quien intenta usar su rango sin mayor éxito. En una de las secuencias más hermosas de la historia del cine, Tarkovski filma un plano secuencia en el que Masha baja de un árbol e intenta cruzar una zanja, Kholin, quien no cesa en su afán amoroso, se sitúa en el medio de la zanja con un pie en cada lado, sujeta a la joven y la besa, pero no vemos pasión, la imagen es hermosa y trágica a la vez, dos jóvenes que no pueden hacer lo que desean porque el contexto de la guerra se lo impide; la cámara delicadamente baja para mostrarnos una toma contrapicada de la pareja, luego regresa a la posición inicial y vemos como la chica se va, sin expresión en su rostro, sale de encuadre y vemos al desdichado amante. Ese sentimiento de tragedia está presente en cada plano de la película, los personajes son víctimas de la situación, su juventud se acaba en tiempos de guerra. En una secuencia contínua, Tarkovski varía tres veces el ángulo de visión.


Si el bosque de esa secuencia se plantea como un espacio lúdico, el otro bosque, el del río Dnipier por el que Iván tiene que cruzar para hacer su trabajo de espionaje, es un sitio lúgubre, un pantano que atrapa a quien lo cruce, sus árboles son como la telaraña que vemos al inicio, es una trampa que conduce a la muerte


La manera en que el director intercala escenas realistas con ensoñaciones ha hecho que se le compare con otros directores que ya lo habían hecho con anterioridad, Iordanova lo compara con: Luis Buñuel, Ingmar Bergman, Carl T. Dreyer, Bresson, Welles, Mizoguchi, Dovzhenko. Iordanova también menciona los filmes antibélicos que se habían realizando en ese período y de los cuales Tarkovski se ve influenciado: "Mikhail Chiaurelli’s emblematic Fall of Berlin (1949). Beginning with Mikhail Kalatozov’s Cannes winner The Cranes Are Flying (1957), the most acclaimed war films of the period—which also included Grigori Chukhrai’s Ballad of a Soldier (1959), Sergei Bondarchuk’s Fate of a Man (1959), and, later, Rezo Chkheidze’s Father of the Soldier (1964)—moved away from combat and focused instead on the individual ordeals and suffering of those whose lives are irretrievably crippled by war" (Iordanova, Dina. Ivan's Childhood: Dream come true. Essay from the 2007 DVD edition by Criterion Collection).


"La infancia de Iván" está estructurada a partir de cuatro sueños, en el primero, justo al comienzo del filme, vemos al joven protagonista correr entre la naturaleza, admirar una telaraña, se le ve feliz; esto contrasta cuando nos damos cuenta cuál es el contexto real, la guerra en su apogeo, él recorriendo un lago durante la noche. En el segundo sueño vemos a Iván y a su madre en un pozo de agua, ellos están hablando sobre una "estrella" que se refleja en el fondo del agua, el director cambia la posición del joven, quien pasa de estar arriba, a estar dentro del pozo, es entonces cuando escuchamos tiroteos y el grito de Iván clamando por su madre, en una escena hermosamente filmada, vemos el cuerpo de la mujer que yace en el suelo y como es alcanzada por el agua de una de las cubetas. El tercer sueño ha generado mucho debate sobre su simbolismo, vemos a Iván en un camión lleno de manzanas, con él viaja otra niña, la escena está marcada nuevamente por el agua; en el sueño anterior Iván estaba dentro del pozo, rodeado de agua, en este otro sueño hay una incesante lluvia que lo cubre. Tarkovski filma los árboles del recorrido y los expone en su negativo, así, crea un ambiente de ensoñación muy efectivo, como si se tratasen de un recuerdo o de la idea de un árbol. Tarkovski prefería ver la escena como una alegoría metafórica más que como un símbolo de algo, en parte creada a partir de recuerdos y también como visión creativa. El sueño termina cuando unos caballos comen las manzanas que han caído en una playa. El último sueño plantea una interesante variante en la estructura narrativa, para cuando lo vemos, ya sabemos el destino de Iván, aún así el filme concluye con ese sueño, el director recurre a una formulación poética para narrar en vez de usar una lógica lineal. Sobre quién es el sujeto que sueña, Iván o el espectador -a través de una dialéctica que el director usa-, puede resultar falto de importancia en comparación con la fortaleza visual que se nos ofrece. Primero vemos a un grupo de jóvenes jugar "escondido", luego vemos a Iván y su hermana correr a toda velocidad por una playa, el agua salpica en sus pies, el sol brilla en la superficie acuosa y la música tiene un crescendo; Tarkovski nos recuerda qué pudo ser de la vida de Iván en caso de que no hubiese ocurrido la guerra, por eso vemos a la madre en un plano general, ella sonrie, pero empieza a alejarse; la guerra se ha llevado todo, solo quedan recuerdos y un arbol de ramas secas que se seguirá repitiendo en la filmografía del director. Antes de la secuencia, en la realidad, Kholin y sus compañeros entran en la Alemania ocupada por las fuerzas aliadas, la guerra terminó, pero el dolor no.

El director narra desde dos momentos, el del mundo exterior, real, inmerso en la guerra, con una fotografía y música específica que busca transmitir sosiego y depresión por la realidad experimentada. Y, por otra parte, nos muestra el mundo interior, principalmente el de Iván, con los sueños arriba descritos, en ese mundo el personaje es libre, recuerda y contruye en la memoria-ensoñación un paraíso en el que corre, ríe y está con sus seres queridos. Esto se convertirá en una constante en el cine de Tarkovski, quien contrastará el mundo exterior con el interior en sus personajes. En ocasiones establecerá puntos de unión, como es el arte y la música en "La infancia de Iván". Recuérdese la escena en la que el joven admira un libro de Durero y la escena en la que los soldados tratan de hacer funcionar un viejo gramófono para escuchar un disco, son pequeños lapsos en los que la cultura irrumpe en la fría y triste realidad de la guerra. Tarkovski manipula el tiempo para mostrarnos lo que más le interesa y plantear su filosofía sobre lo que debe ser el cine, por ejemplo, el sueño del epílogo viene a cortar el orden lógico secuencial del filme, pero eso no impide que tenga una fortaleza emocional en el espectador.

La dirección de actores es otro punto fuerte en el filme, Tarkovski atina eligiendo al joven Nikolay Burlyaev para el rol principal, el actor tenía 16 años al momento del rodaje y no contaba con mucha experiencia, sin embargo, el director explota todo su talento y Nikolay se muestra como un veterano ante la cámara, justo como su personaje, Iván, se muestra como un veterano de la guerra. Volvería a trabajar con Tarkovski en Andrei Rublev (1966). El resto del elenco es muy sólido en sus interpretaciones, en general tanto ellos como el equipo de producción recuerdan que compartían el sentimiento de "estar haciendo algo grande" cuando escuchaban a Tarkovski dar indicaciones.


Tarkovski entra por la puerta grande al universo cinematográfico, filma una película sobre la guerra, sin peleas, sin combates coreografiados, se inclina por mostrarnos el mundo interior de sus personajes, los conflictos que estos tienen al ver truncada su juventud. En 1957 Stanley Kubrick filmó "Paths of glory", en la que también expresa los excesos de un enfrentamiento armado (Primera Guerra Mundial), aunque si vemos escenas de combate, entre los dos filmes se traza un paralelismo por el mensaje humanista de sus directores. Otra semejanza que tienen es el plano secuencia en las trincheras, si en la de Kubrick vemos a Kirk Douglas caminando mientras la cámara nos lo muestra de frente sin ningún corte, en "La infancia de Iván" hay una escena muy similar cuando el teniente Galtsev y el capitán Kholin caminan en una trinchera mientras discuten por Masha.

El cineasta soviético también demuestra ser versátil con la cámara, por momentos usa encuadre fijo para mostrarnos su visión del cine: una pintura con movimiento; pero también usa atinadamente el primer plano para denotar dramatismo. Cuando se decide a mover la cámara, lo hace con gentileza, de forma armoniosa, como si estuviera bailando un vals y así, transmite una imagen lírica al espectador, quien deja de ser un simple observador de una realidad-guerra o de una historia-ficción, para observar las emociones, ese mundo interno del que antes se hablaba y tener otra perspectiva de la historia.

"La infancia de Iván" es un tremendo debut de quien llegaría a ser uno de los grandes cineastas de la historia, quien con pocas películas lograría legar al mundo un universo fantástico, lleno de hermosas imágenes y planos tan profundos de los que todavía se sigue hablando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.