lunes, 14 de julio de 2014

El espejo




Título original: Zerkalo. URSS (1975). Color y B/N
Director: Andrei Tarkovski
Guion: Andrei Tarkovski y Alexander Misharin
Cinematografía: Georgi Rerberg
Montaje: Lyudmila Feyginova
Diseño de producción: Nikolay Dvigubski
Música: Eduard Artemev
Duración: 108 minutos

Elenco

Margarita Terekhova como Natalia y Maroussia (la madre, de joven)
Oleg Yankovski como el padre
Filipp Yankovski como Aleksei (5 años)
Ignat Daniltsev como Ignat y Aleksei (12 años)
Tamara Ogorodnikova como Criada/vecina/ mujer en la mesa
Arseni Tarkovski como padre (voz)
María Vishnyakova como Maroussia (de anciana)
Larisa Tarkovskaia como Nadheza


Después de filmar "La infancia de Iván", "Andrei Rublev" y "Solaris"; el director Andrei Tarkovski decide dar un salto aún más arriesgado, en lo conceptual, diseña una película en la que no utiliza una estructura narrativa convencional, prefiriendo una narración abstracta a base de recuerdos y memorias; en lo temático, esos recuerdos son personales, es decir, se trata de una películo claramente autobiográfica, por lo que el director decide desnudar su alma ante la cámara y mostrarse abiertamente al público.

Con "El espejo", Tarkovski deja de lado el mostrarnos una historia desde el afuera, para introducirnos directamente en el corazón mismo de sus personajes, el espectador observa desde el interior y esto va a ser un concepto fundamental en sus siguientes proyectos. 

Al tratarse de recuerdos, Tarkovski decide filmar esta película tal como se producen los sueños, sin orden lógico, con escenas que se intercalan mezclando el espacio y el tiempo, de ahí que pueda resultar difícil su comprensión, lo recomendable es ver el filme en varias ocasiones para ir percibiendo los diferentes detalles y comprendiendo el viaje onírico del director. El crítico de cine Carlos Tejeda indica: "Los recuerdos no vienen como una entidad lineal, sino en forma de secuencias de un hecho o una vivencia concreta. De ahí la estructura de El espejo, un cúmulo de experiencias y sueños que en su conjunto conforman una especie de álbum familiar o de mapa emocional en movimiento del cineasta" (Tejeda, Carlos. Andrei Tarkovski. Ed. Cátedra. p. 308-309).

La filosofía tarkovskiana adquiere a partir de "El espejo" una nueva dirección, se perfila a conjuntar el espacio-tiempo a partir de largas secuencias en las que el encuadre va a capturar un momento y el director va a esculpir una imagen en movimiento, así el espectador concibe la obra como un todo y no en los detalles o fragmentos que comprenden la obra. La intención de Tarkovski es unir al ser humano con la naturaleza, no posicionar al primero por encima de la segunda, de ahí que su cine ofrezca muchos escenarios naturales. El director expone su pensamiento en su libro: "[...] la lógica de los acontecimientos, del comportamiento y de la actuación del héroe se ve perturbada desde fuera; de ello resulta un relato de sus reflexiones, sus recuerdos y sueños. E incluso en caso de que el héroe no aparezca [...]se puede expresar así un sentido profundo, construir un carácter muy específico, hacer visible el mundo interior del héroe. De algún modo, este procedimiento coincide con la forma literaria, incluso poética, de representar al héroe lírico: él ni siquiera aparece; pero sus reflexiones, el modo de hacerlas y el objeto de ellas dan una idea clara y bien delimitada de él. Más tarde haríamos El espejo de este modo" (Andrei Tarkovski, Esculpir en el tiempo).


Tarkovski concibe el cine como el yo lírico en la literatura, por eso entiende que para comunicar su mensaje debe hacerlo a partir de sus vivencias personales. El coguionista de "El espejo" declaró: "El guion se basaba en gran parte, en el divorcio del propio Andrei. La separación le fue especialmente dura porque había padecido mucho cuando su padre dejó a la familia. Andrei y su hermana fueron criados por su madre, que trabajó toda su vida en la misma imprenta" (Misharin, Alexander en Tejeda. Andrei Tarkovski. Ed. Cátedra. p. 309). Tarkovski nos habla desde la imagen, exalta la belleza de la vida desde el recuerdo. Para lograr transmitir esos estados emocionales a través del lenguaje cinematográfico, el director favorece el impacto de la imagen en conjunción con la música más que el diálogo, en todo caso, los momentos más sublimes del filme en los que el diálogo está presente (mediante la técnica de la voz en off) son aquellos en los que su Arseni Tarkovski, recita cuatro de sus propios poemas; el otro momento es cuando se lee una carta del poeta ruso Pushkin. Tejeda escribe: "La presencia de su alterego, siempre fuera del encuadre pero tangible a través de su voz en off, le permite una propuesta insólita: mostrar en pantalla el pensamiento, los recuerdos y vivencias del protagonista, que en realidad es el propio Tarkovski" (Tejeda, Carlos. Andrei Tarkovski. Ed. Cátedra, p. 307).


Para ir comprendiendo la estructura, comencemos por los personajes y quienes los representan. El protagonista se llama Alekséi y representa el alterego de Tarkovski, interpretado por Filipp Yankovski (a los 5 años) y por Ignat Daníltsev (a los 12 años); mientras que de adulto nunca lo vemos, permanece fuera de plano, solo escuchamos su voz cuando recita poemas (voz de Arseni Tarkovski, padre del director) y cuando habla (voz de Innokenti Smoktunovski). Hacia el final, cuando está en su lecho y vemos su brazo y parte de su torso, a quien vemos es al propio Andrei Tarkovski.

La madre de Alekséi es interpretada por Margarita Terekhova (de joven) y por María Vishnyakova (de anciana); esta última era en la vida real la madre de Tarkovski. Terekhova además de representar a la madre de Alekséi cuando este es joven, también hace de su pareja cuando este es adulto, el personaje es Natalia. El otro actor que también cumple un doble rol es Ignat Daníltsev, quien hace de Alekséi a la edad de 12 y también de Ignat, el hijo de Natalia y Alekséi.

El padre de Alekséi es interpretado por Oleg Yankovski. Finalmente, un personaje secundario que aparece, Nadheza, es actuado por Larisa Tarkovskaia, la segunda esposa del director, con quien estuvo casada de 1970 a 1986 (año de la muerte de Tarkovski).


El filme inicia con una declaración de intenciones, una logoterapeuta ayuda a un joven a poder hablar en un programa de televisión, la escena no tiene más relevancia en la película, entonces, ¿por qué aparece? Es como si el director entendiese que antes no podía "hablar" de forma fluida, es decir, no podía expresar libremente lo que quería con su cine y cuando el personaje habla sin tartamudear, Tarkovski advierte que él mismo no tendrá freno en lo que vamos a ver.

De ahí en adelante, el espectador es testigo de una serie de pasajes a través de la memoria del realizador, un bosquejo general a momentos que marcaron su vida, pero como se trata de recuerdos, estos no son exactos ni precisos, son descritos desde lo onírico y al igual que en los sueños no hay una lógica racional, en el filme viajamos del presente al pasado, del recuerdo a la ensoñación, incluso hay planos secuencias en los que se mezcla lo real con lo imaginario. En suma, "El espejo" es una película abstracta que su entendimiento no pasa tanto por lo temático sino por lo conceptual, por la manera en que Tarkovski nos lo cuenta, como si el cine fuera poesía, con su yo lírico exaltando a la naturaleza y a la vida, con la figura de la madre como eje conductor y ofreciendo unos planos hermosamente filmados.


Durante el proceso de rodaje, Tarkovski, Misharin y el director de fotografía, Georgi Rerberg, fueron improvisando, realmente no tenían un concepto fijo de lo que iban a filmar cada día, se dejaban llevar por los sentimientos y por la libertad de expresión, no obstante, quien tenía la última palabra era Tarkovski, quien fue muy enfático en lo que quería expresar puesto que era su vida. Esto hizo que el equipo de trabajo con el que había hecho sus anteriores filmes decidiera no acompañarlo en "El espejo", como el fotógrafo Vadim Yusov y el compositor Viachesla Ovchinnikov; aunque mantuvo a la editora Lyudmila Feyginova, quien tuvo bastante trabajo para realizar el montaje final junto a Tarkovski, en total hubo 20 montajes antes de que obtuvieran el definitivo.

La especial atención que se le da a la naturaleza a través de una fotografía maravillosa hace de Tarkovski un gran "pintor" cinematográfico, los detalles estéticos son generosos y dejan absorto al espectador quien termina por rendirse ante el espectáculo visual, como el lector se entrega a los versos más sublimes que representan una idea. Para guiarnos, el director pasa del color cuando nos encontramos en el presente, a la fotografía en blanco y negro cuando se narran sueños o recuerdos producto del pensamiento y la memoria; también hay escenas en tonos sepia para relatarnos sucesos del pasado. En general, lo que vemos lo podemos dividir en tres momentos: hechos antes de la Segunda Guerra Mundial (mediados de loas años 30), el período de la guerra (años 40) y la postguerra (después de 1966 si nos ubicamos por el afiche del filme "Andrei Rublev" que vemos en una escena). También apreciamos otros eventos históricos a través de archivos de video, la mayoría sobre temas bélicos, la Guerra Civil española, la Segunda Guerra Mundial, manifestaciones maoístas, entre otros; estas escenas son en blanco y negro.

Durante la película hay detalles que nos hablan sobre los gustos del realizador, como las referencias a Leonardo Da Vinci y Brueghel, y mediante la banda sonora a Bach, Henry Purcell y Pergolesi. Otros elementos son más simbólicos como la leche -que volverá a usar en Stalker, 1979-. El uso del agua, fuego, viento y tierra son constante en el cine de Tarkovski. En varias escenas vemos la lluvia o a algún personaje sumergir la cabeza en el agua, también son llamativos los incendios que el personaje recuerda, uno en su casa de la niñez y otro en un patio que tiene la particularidad de que el fuego no es apagado por la lluvia que cae. La tierra está representada por el verdor esplendoroso de los parajes, los árboles y bosques en los que se internan los personajes. Mientras que el viento está utilizado de manera ejemplar, por ejemplo en las escenas en las que la flora se mece por un constante soplo, en otras la fuerza de los vientos hace caer objetos o entra en las habitaciones; estos efectos se lograron con la utilización de dos helicópteros que eran accionados para que las ráfagas constantes de viento produjeran el efecto deseado en el bosque.

Escena inspirada en "Paisaje nevado con trampa para pájaros" de Pieter Brueghel

La búsqueda de controlar el tiempo, de capturar el momento y esculpir en él, hace que Tarkovski filme muchos planos secuencia, o que varias escenas estén entrelazadas y la acción dure bastante antes de cambiar de situación. Otra característica de su cine son los travellings, la forma en que logra abrir el cuadro y mostrarnos una realidad-espejo de las emociones y sentimientos, y no solamente de los espacios físicos. Tejeda señala sobre esto que los "Recorridos de aparente sencillez que en manos del cineasta se tornan en complejos laberintos, porque el itinerario físico es en realidad una exploración de la naturaleza interior de los personajes, epicentros que relegan la acción misma a un segundo plano. Es decir, la verdadera acción se halla en el estado emocional del personaje y no en los obstáculos físicos que ha de sortear" (Tejeda, Carlos. Andrei Tarkovski. Ed. Cátedra, p. 190).

Para 1975, "El espejo" significó un cisma en el mundo artístico cinematográfico, hoy podemos encontrar varias propuestas que usan la subjetividad narrativa, la abstracción estructural del relato y los planos secuencias como una extensión del mundo sensible, pero para aquella época, Tarkovski demostró que estaba adelantado a su época. Un genio con la sensibilidad del artista. Y como los genios que crean obras revolucionarias, Tarkovski fue incomprendido por un sector, especialmente por el Comité de Cineasta de la Unión Soviética, el Goskino, que rechazó la película por considerarla superflua y poco atractiva; el gobierno impidió que se presentara en el Festival de Cannes y tuvo un estreno limitado en territorio soviético.

Avance de la película:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.