lunes, 9 de junio de 2014

El cuchillo en el agua




Título original: Nóz w wodzie. Polonia (1962). B/N
Director: Roman Polanski
Guion: Roman Polanski, Jakub Goldberg y Jerzy Skolimowski
Cinematografía: Jerzy Lipman
Montaje: Halina Prugar-Ketling
Música: Krzysztof Komeda
Duración: 94 minutos


Elenco:

Leon Niemczyk como Andrzej
Jolanta Umecka como Krystyna
Zygmunt Malanowicz como joven


Premios:

Venecia: premio FIPRESCI


Este primer largometraje de un jovencito polaco, el director tenía 27 años, significó la primera película nominada al Oscar para ese país, algo que Andrzej Wajda no pudo lograr -no por falta de méritos-. Pero a diferencia del cine más político de Wajda, quien lideró la vanguardia polaca en los cincuenta, los temas en Polanski son de índole personal, una exploración a la psique. La Escuela de Cine de Lodz se convirtió en la fuente de enorme talento, además de los mencionados, también destacaron Jerzy Skolimowski -coguionista de El cuchillo en el agua- y Kryzysztof Zanussi.

En un principio, la historia de "El cuchillo en el agua" iba a durar varios días e iba a contar con más personajes, pero tras recibir recomendaciones de los coguionistas, especialmente de Skolimowski, Polanski decide que la acción transcurra en 24 horas y con solo tres personajes. Él mismo iba a interpretar al joven que pide aventón, pero el estudio no quería, finalmente opta por no actuar. En su biografía indica que era muy pretensioso dirigir, co-escribir y protagonizar su primera película. Sin embargo, debido a que la voz de Zygmunt era muy grave y no existía el contraste requerido con el otro actor, Polanski decide doblar él mismo los diálogos del joven.

Aunque el guion fue escrito en poco tiempo y se había iniciado con la preproducción, el Ministerio de Cultura no dio el visto bueno, debido a que no consideraban que tuviese compromiso social. Tras unas breves correcciones en el guion -diálogos-, 18 meses después se inició el rodaje del filme que catapultaría al novel director como uno de los grandes. 

El ambiente de la postguerra queda reflejado en la austeridad del joven que contrasta con la opulencia de Andrzej, un hombre acomodado que está en vacaciones con su esposa. Leon Niemczyk era el único actor con experiencia, mientras que el filme fue el debut para Jolanta y Zygmunt. La experiencia previa como actor de Polanski -incluso participó en alguna película de Wajda- le daba una autoridad para dirigir a pesar de su edad, con el tiempo, el director seguiría demostrando su habilidad para construir personajes desde el papel y lograr que sus actores y actrices los representaran.

La lucha directa o indirecta, desde la acción física o la palabra, que mantienen los personajes es una metáfora de los conflictos sociales, la desigualdad económica y la incertidumbre de la juventud tras la guerra, más allá de que no hay una referencia explícita de la misma. Mientras el joven camina buscando quién lo lleve, el matrimonio viaja en la comodidad de un lujoso auto. Sin embargo, la pareja no es feliz, desde los primeros planos queda establecida que hay un problema grande de comunicación, estos nos muestran el hastío, la abulia e incluso un cierto grado de desprecio que se tienen; Polanski filma esta secuencia sin que podamos escucharles hablar, el tema de la incomunicación queda establecido desde ese instante. Cuando deciden llevar al joven, esto solo significará una exposición del conflicto inherente.

En lo técnico, dicha escena significó muchas dificultades, para ese momento no contaban con una plataforma para colocar en la parte delantera del carro la cámara y así filmar desde una perspectiva frontal; por lo que los camarógrafos fueron amarrados al carro y con una manta blanca manejaron la iluminación, la manta solo dejaba pasar el lente de la cámara. El propio Leon quien conducía el auto con bastante velocidad -era necesaria para la escena- no podía ver y se guió usando como referencia la copa de los árboles a lo largo del camino.


La búsqueda de una estética no limitaría a Polanski y su equipo en su intención de crear un lenguaje visual sugerente, con planos de difícil ejecución y que embellecen el filme. Por ejemplo, las tomas que fueron hechas desde la altura del mástil de la embarcación y en general los diferentes ángulos dentro de esta. Como anécdota del rodaje queda la pérdida de una cámara -en esa época las cámaras eran grandes y pesadas- cuando el camarógrafo no pudo sostenerla mientras filmaba una escena en lo alto del mástil, la cámara cayó al agua y no pudo ser recuperada. Para otras tomas, se amarraba a las personas a los lados del yate para que pudieran conseguir el plano que el director quería.

Siguiendo con el legado hitchconiano del suspenso minimalista, Polanski traslada casi la totalidad de la acción a un velero en un lago. El propio Hitchcock ya lo había hecho en "Náufragos" (1944), basada en la novela de John Steinbeck. 


En "El cuchillo en el agua" se mezcla la tensión sexual, brillantemente ejemplificada en la escena en la que Krystyna se está cambiando de ropa -primera película polaca que muestra un striptease- con la tensión por la lucha viril entre el hombre maduro y el joven inexperto. Una lucha de poder, un juego entre la disciplina y el deseo, en el que un cuchillo simboliza lo filoso de la interacción entre los personajes, además de representar un falo. El mismo yate es considerado por Carlos Bonfil, entre otros como "la imagen de un cuchillo que parte en dos la tranquilidad del lago". Y es que Polanski hace una analogía entre la embarcación con la mente, en la que el agua simboliza el espacio inconsciente por el que transcurre la psique. El problema de fondo radica en el conflicto entre los hombres, quienes rivalizan por una mujer; el espacio físico que vemos en la película, entiéndase el velero y el mar, se configuran como una prisión en tanto no hay libertad para regresar a tierra firme; el joven pretende en varias ocasiones regresar a su camino, pero se ve en la obligación de permanecer con la pareja porque no hay lugar donde ir. Como se desarrolla la historia, el conflicto aumenta en proporción hasta que es inevitable la confrontación directa. Superyó (el hombre maduro) versus el Ello (hombre joven) de una sola psique (la del director), el superyó puntualiza que es necesaria la disciplina, el control y la paciencia; mientras que el ello anda a la deriva según le plazca, esto se ve simbolizado en la actitud del joven de no tener un lugar establecido donde vive, sino que viaja de un lugar a otro de acuerdo a sus impulsos. El velero es una prisión para el joven quien no depende de sí mismo, el ello es refrendado por la autoridad del superyó.

El director regresará sobre el tema de un desconocido que altera la vida de una pareja en "Callejón sin salida" (1965) y "La muerte y la doncella" (1994). Además de incrementar la malicia en sus personajes.

Peter Cowie en su ensayo sobre la película cita a un crítico -no lo nombra- quien hace la siguiente descripción: “The weapons are glances, words (very few and always exactly chosen). Polanski is a holy terror of intelligent restraint––detached, ironic, playful as a cat with a mouse, encompassing with ease his alternations of the deathly serious and the dead-pan comic”. 


Es formidable la noción de espacio que desarrolla el director, un rodaje que se dificultó no solo por las condiciones climáticas, sino también por lo difícil de tener a actores y equipo de filmación en un espacio tan reducido, aún así, el sentido estético del filme nos muestra la relación que a través de la imagen Polanski va a desarrollar con el espectador, tomas depuradas, no solo como expresión artística, sino que tienen función narrativa ante la ausencia del lenguaje hablado. La atmósfera desolada de la película empieza desde la fotografía e iluminación, con tomas en las que vemos a algún personaje en primer plano y un fondo idílico, circundados por el lago; esa composición también genera una noción de encarcelamiento, los personajes se encuentran predeterminados al espacio. Los sutiles giros narrativos vienen precedidos por algún cambio en las condiciones climáticas, estás movilizan no solo el velero, sino a los personajes y a la acción del fiilme. En una entrevista de 1971 al New York Times, Polanski declaró: “What I like is a realistic situation where things don’t quite fit in. I like to begin with a mood, an atmosphere. I begin to people the atmosphere with characters. When I thought of Knife in the Water, I thought, first of the north of Poland where I used to sail and of a theme that wouldn’t involve large numbers of characters”.

Conforme el climax se nos presenta, Polanski hunde más el cuchillo simbólico en la vida de sus personajes, quienes se han visto vulnerados en distintos niveles. El juego que se presenta de acuerdo a lo que conoce cada uno de los personajes permite explorar la parte moral de los mismos, el director no aclara ni para la pareja ni para el espectador el futuro de la historia, el joven -que se mantiene anónimo durante toda la película- sigue su camino lleno de incertidumbres; el director nos lo muestra, mientras se aleja caminando por unos troncos, en un hermoso travelling; por su parte, la pareja queda en un cruce de camino, tanto físico como emocional. Esa incertidumbre del final será acaso la visión de Polanski con respecto al futuro de su país, o simplemente es algo ficcional...

"El cuchillo en el agua" fue la única película que el director hizo en Polonia, aunque fue mal recibida en su país debido a las opiniones desfavorables del partido comunista, quienes entendieron que había un ataque a la riqueza; su triunfo a nivel internacional le permitió viajar a Francia, donde se quedaría a vivir. Posteriormente, hizo cine tanto en el Reino Unido, Estados Unidos y Francia.


Avance de la película (subtítulos en inglés):


1 comentario:

  1. En la vida, con frecuencia tenemos que dilucidar un camino entre encrucijadas. Por más que nos queramos aferrar a lo seguro, no existe garantía de que no haya cambios, accidentes, catástrofes, caída de regímenes, pérdidas económicas, pérdidas de afectos... Así que para mí esta película plantea una metáfora de la vida humana, siempre en tránsito y ligada a la toma de decisiones, sin remedio y por dicha.

    ResponderEliminar

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.