lunes, 7 de abril de 2014

Snowpiercer




Título original: Snowpiercer. Corea del sur, EE.UU., Francia y República Checa. (2013). Color
Director: Joon-ho Bong
Guion: Joon-ho Bong y Kelly Masterson. Basados en la novela "Le Transperceneige" de Jacques Lob, Benjamin Legrand y Jean-Marc Rochette
Cinematografía: Kyung-pyo Hong
Montaje: Steve Choe
Música: Marco Beltrami
Duración: 126 minutos

Elenco:

Chris Evans como Curtis
Tilda Swinton como Mason
Jamie Bell como Edgar
John Hurt como Gillian
Octavia Spencer como Tanya
Kang-ho Song como Namgoong Minsu
Ah-sung Ko como Yona
Ed Harris como Wilford


El director surcoreano Joon-ho Bong nos ha brindado una filmografía muy interesante que va desde e thriller policíaco hasta la ciencia ficción, recordemos algunos títulos: Memorias de un asesino (2003), El huésped (2006) y Madre (2009).

Ahora firma una película muy interesante, de corte apocalíptico y alimentándose de la ciencia ficción para establecer una historia no exenta de crítica social. La acción se sucede en un futuro cercano en el que una iniciativa para contrarrestar el calentamiento global fracasa, como resultado la Tierra sufre una era de hielo que acaba con casi toda la vida. En una especie moderna de "Arca de Noé", un tren (el Snowpiercer) recorre todo el mundo llevando a los últimos sobrevivientes de la humanidad. A 18 años del incidente, una rebelión se organiza a lo interno del tren para cambiar su destino.

Basada en la novela gráfica francesa "Le Transperceneige", Bong crea un mundo en el que el ser humano lo ha destruido y son los propios humanos quienes luchan por sobrevivir, lejos está cualquier divinidad metafísica y eso se agradece, una obra de ciencia ficción interesante, profunda, que revela diferentes facetas de la humanidad. No hay mesías ni milagros, solo tecnología, ambiciones, secretos y mucha manipulación.

El "Snowpiercer" está diseñado de tal manera que los últimos vagones lleven a las personas de clase social más baja, están sobrepoblados y sus ocupantes son castigados o trasladados por los que viajan en los vagones de adelante. El motor, convertido en una divinidad puesto que es lo que mantiene en funcionamiento el tren y evita que sus tripulantes mueran congelados, se encuentra en el primer vagón, y hacia ahí se dirigen Curtis (Chris Evans) y el resto de la rebelión. Conforme avanzan son testigos de las desigualdades en las que viven, acá el relato es fiel representación de lo que se vive fuera de la ficción cinematográfica, mientras unos viven opíparamente, otros mueren en la peor miseria. La comida y el agua son los mayores lujos y es por lo que se lucha. Y todo esto hace que conozcamos las diferentes perspectivas, creencias y voluntades de los protagonistas.

El filme por momentos recuerda la obra de George Orwell, 1984, y su adaptación al cine por parte de Michael Radford; y la participación de John Hurt ayuda a formular ese paralelismo. Sin embargo, el director le imprime en las secuencias de acción y lucha el característico tono del cine surcoreano, que si bien están muy bien filmadas, por momentos se alejan del tono apocalíptico y la fluidez narrativa se estanca. Sin embargo, el buen trabajo del elenco hace que durante esos momentos el espectador no pierda el interés.

La camaleónica Tilda Swinton interpreta a Mason

De elogiar el trabajo de Octavia Spencer, cada vez hace mejores interpretaciones y no se queda en un solo género, pasa del drama a la comedia y ahora a la ciencia ficción; la hemos visto en producciones independientes como Fruitvale Station hasta en esta mega producción coreana (la de mayor presupuesto para ese país). Sus intervenciones son muy buenas y efectivas. Junto a ella, también hay que señalar a la camaleónica Tilda Swinton, una mujer que no teme actuar, lo suyo es talento puro, una gran actriz que nos ha regalado fabulosas interpretaciones. El balance lo dan John Hurt y Ed Harris con pequeños papeles, pero grandes en contenido, ellos guardan los mayores secretos del tren....

Chris Evans hace uno de sus mejores trabajos, es cierto que sigue en el género de la fantasía, pero esta película requería momentos dramáticos que Evans saca adelante, para ver su crecimiento como actor tendremos que esperar que trabaje en otros géneros. Quien sigue sorprendiendo es Jamie Bell, lejos está su imagen de Billy Elliot y su colaboración con Lars von Trier (Nymphomaniac vol 2) le va a ayudar a su carrera.

La música es efectiva, los coreanos son cuidadosos en estos detalles y Snowpiercer no es la excepción. Una banda sonora ecléctica que se ajusta a los diferentes momentos del filme. 

Joon-ho Bong filma una buena película, por momentos con ciertos excesos que desvían la atención, pero que se comprenden si se ha visto el cine coreano de las últimas dos décadas; una historia que atrae el espectador y busca un balance entre el atractivo de las escenas de acción con efectos especiales y el contenido que lanza una crítica hacia la naturaleza del ser humano.

El director y el equipo técnico disfrutan de las montañas de Tirol, Austria. Otras locaciones fueron Praga y los Estudios Barrandov (República Checa)

 Avance de la película:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.