martes, 25 de febrero de 2014

Fuego





Título original: Fire. Canadá - India (1996). Color
Directora: Deepa Mehta
Guion: Deepa Mehta
Cinematografía: Giles Nuttgens
Montaje: Barry Farrell
Diseño de producción: Aradhana Seth
Dirección de arte: Sunil Chhabra
Duración: 108 minutos

Elenco:

Nandita Das como Sita
Shabana Azmi como Radha
Javed Jaffrey como Jatin
Kulbhushan Kharbanda como Ashok
Ranjit Chowdhry como Mundu



Primera película de la trilogía de los elementos de la directora Deepa Mehta, en la que aborda el tema de los matrimonios arreglados y la conservadora sociedad hindú, específicamente aquellos que profesan el hinduismo.

Meehta escribe un guion arriesgado, en el que sobresale la intención de distanciarse del cine comercial de Bollywood (la industria cinematográfica más grande del mundo) y escarbar en la sociedad de su país, criticar las bases tradicionales en que se fundamenta la familia y advertir sobre la importancia del placer en las relaciones de pareja.

El filme fue muy controversial en la India y Pakistán, donde se hicieron protestas, se destruyeron afiches y varios manifestantes, principalmente fundamentalistas hinduistas, la emprendieron contra los cines que la exhibían y amenazaron de muerte a la directora, quien tuvo que recibir escolta armada. La principal razón por el descontento se debe a que la directora usó dos personajes femeninos, con nombres de diosas del panteón hinduista como sus protagonistas, estas tienen una relación lésbica ante la apatía de sus esposos y la falta de atención que reciben.

Realizada con gran sensualidad, la directora prefiere usar una iluminación más oscura para dejar a la imaginación gran parte de la intimidad de las mujeres, solo en una escena se ve un desnudo, pero queda claro que ellas se frecuentan tras la ausencia de sus respectivos esposos. 

Sita es una joven que es casada con Jatin, él mantiene un romance con una chica de Hong Kong, pero es obligado a casarse, por su hermano, para que tenga desendencia y la estirpe se prolongue. Por su parte, Ashok, hermano mayor de Jatin, está casado con Radha quien es infertil y por lo tanto no puede cumplir con las exigencias que manda la sociedad. Los otros personajes son la matriarca Biji, quien no puede hablar y censura todo lo que le parece degradante tocando una campanilla; y el criado de la casa, Mundu, quien ama secretamente a Radha.

La historia cambia delicadamente de contarnos la vida de la recién pareja (matrimonio arreglado) y se centra en mostrarnos el abandono sentimental y afectivo que sufren las dos mujeres por parte de sus esposos, la directora sin mostrarnos escenas explícitas, maneja muy bien el tema del lesbianismo y deja implícito el cariño que se genera entre ellas. En varios momentos, hay comparaciones con mitos hindúes que hacen referencia a un estereotipado modelo de sexualidad, que es inevitablemente heterosexual y que es utilizado como referente del predominio de una ideología patriarcal, a la cual Deepa Mehta critica con su filme.


En la mitología hinduista, Sita es una diosa hija del rey Janaka, su nacimiento se considera divino porque sucede en un campo que ha sido arado para un sacrificio, de uno de los surcos surge Sita. Su belleza es tal que es admirada y pretendida por varios hombres, por lo que su padre decide que quien tense el arco de Shiva que él posee, tendrá a su hija en matrimonio. El dios Rama (7° avatar de Vishnú) acepta el desafío y tensa con facilidad el arco y se casa con Sita. Esto es narrado en el Ramayana, texto que nos cuenta las historias de ese dios. Así como Rama se considera avatar de Vishnú, Sita se considera avatar de la diosa Lakhsmi (esposa de Vishnú). En un determinado momento, Rama tiene que hacer un exilio de varios años en el que Sita decide acompañarlo. Ante la insistencia de un pretendiente, Sita no comete infidelidad, pero Rama no la puede perdonar por sus celos, por lo que le impone la prueba del fuego (que vemos en la película), Sita supera sin problemas la prueba, pero Rama sigue celoso y le impone un exilio aparte; tras varios años, los hijos de ambos logran que Rama acepte de nuevo a Sita, pero para cuando esta es admitida de nuevo en el panteón de dioses, ella decide regresar a la tierra de la cual nació.

El otro mito presente en la película, hace referencia a Radha, joven pastora que fue esposa de Krishna (8° avatar de Vishnú), dios que se carecteriza por su fuerza e inteligencia. Radha es una entre miles de esposas que tiene Krishna, pero es a quien más se representa y menciona. El mito indica que Krishna se hacía pasar por la diosa Kali para que el esposo de Radha creyera que esta adoraba a la diosa, cuando en realidad estaba con Krishna.

Además de esos mitos, en el filme vemos la justificación ideológica de la sumisión de la mujer, cuando Radha explica en qué consiste la tradición del ayuno: la mujer tiene que demostrar que es devota y merecedora del afecto de su esposo.

Sita y Radha se expresan sentimientos de manera que sus esposos no sospechan la relación que tienen

Deepa Mehta traza una voraz crítica a todo el sistema patriarcal que de manera tradicionalista somete a la mujer a un plano de sirvienta del esposo, despojada de su afecto e incapaz de quejarse de su situación; sin embargo, la película nos muestra diferentes tipos de abusos: Biji (la abuela) es testigo de las faltas de los demás y está expuesta a una serie de condiciones denigrantes; Jatin, quien ama a otra mujer es obligado a casarse para mantener la tradición; Mundu, es despedido por la "vergüenza" que siente Ashok y lo deja indefenso ante la sociedad. "Fuego" es una advertencia sobre los diversos abusos que se comenten en la sociedad de la India, y no es una película que se limita a mostrarnos una relación lésbica.

La película se estrenó en la India dos años después de su filmación, y como se mencionó hubo muchas manifestaciones en contra, muchas organizadas por el partido Shiv Sena (de corte fundamentalista) quien exhortaba a los hinduistas a luchar contra lo que consideraban una ofensa a sus tradiciones. Tras varios conflictos que incluso llegaron a los juzgados, el comité de censura que en primera instancia había aprobado la película, no pudo evitar que se siguiera presentando en salas de cine, tras la petición del Shiv Sena. Sin embargo, el odio permaneció y para cuando la directora iba a empezar a filmar la última parte de la trilogía, Agua, varias personjas destruyeron el set y arrojaron partes de este al río Ganges. Mehta tuvo que retrasar la producción y terminó filmando en Sri Lanka con otro elenco, la película se estrenaría finalmente en el 2005. Agua trata sobre el suicidio, la misoginia y el papel de las viudas en la sociedad de su país.

Avance de la película:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.