viernes, 3 de enero de 2014

Escape from tomorrow




Título original: Escape from tomorrow. EE.UU. (2013) B/N

Director: Randy MooreGuion: Randy Moore
Cinematografía: Lucas Lee Graham
Montaje: Soojin Chung
Música: Abel Korzeniowski
Duración: 90 minutos


Elenco:

Roy Abramsohn como Jim
Elena Schuber como Emily
Katelynn Rodríguez como Sara
Jack Dalton como Elliot
Danielle Safady como Sophie
Annet Mahendru como Isabelle


Atrevida propuesta que el debutante Randy Moore nos presenta. Lo más anecdótico del filme resulta la manera en que fue hecho, el director utilizó técnicas que se conocen como "guerrilla filmmaking", es decir, para evitar tener que pagar derechos por el uso de imágenes o por uso del espacio, en este caso de un parque temático de Disney; infiltró a actores y equipo de producción en el parque y grabó las secuencias.

En parte lo hizo porque el filme critica con dureza el estilo de vida propiciado por la empresa estadounidense y se vale para crear un relato de ciencia ficción en el que un padre de familia empieza a tener alucinaciones y fantasías sexuales con las jóvenes que encuentra en el lugar. Una metáfora del derrumbe de la familia como institución y la mentira que estos centros de atracción ofrecen como entretenimiento familiar. Jim es un típico ciudadano que se encuentra estancado laboral y emocionalmente, a raíz de esto y de la supuesta gripe felina (broma a la gripe aviar) que está afectando a las personas, sufre de alucinaciones que le permiten descubrir la cara verdadera del parque temático: en vez de personajes infantiles, se esconden monstruos deformes, acaso producto de una enfermedad o la realidad que la gente se niega a ver...

El punto de giro de la película es cuando Jim ingresa al centro de control de una atracción, ahí descubre que todas las personas están siendo vigiladas y manipuladas por la empresa, con el fin de determinar sus gustos y preferencias, en estos momentos el filme adopta más el estilo de la ciencia ficción, sin embargo, afecta el ritmo y la transición resulta brusca, el montaje confunde más de la cuenta y el efecto inicial de un padre abatido por el aburrimiento familiar y deseoso de nuevas aventuras se diluye. El filme termina por convertirse en una paranoia visual que puede agradar por los efectos, pero que deja un sinsabor.


La fotografía de la película es a blanco y negro, debido a que no se quiere presentar el parque temático como un lugar paradisíaco se evita el uso del color; en cambio, el blanco y negro se acerca al género del terror. Por momentos surrealista, en otros con estética neo-noir, sin duda la fotografía hace de este filme una opción para verlo.
 
La actuación de Roy Abramsohn resulta efectiva en la primera parte del filme, luego pierde intensidad y se vuelve más caricaturesco. El resto del elenco no tiene mayor injerencia en el filme, las jóvenes ninfas hacen lo suyo, mostrar el cuerpo, no se les pidió más. Lo interesante, repito, es la forma en que el director instruyó a todo el equipo, puesto que tenían que hacerse pasar como cualquier turista y a la vez, tenían que decir los diálogos y actuar, eso sí es más difícil de realizar. La creatividad para sortear las dificultades, dar las indicaciones a los actores y supervisar el proyecto que se mantuvo oculto a Disney hasta que se estrenó en Sundance sin duda son los mayores méritos de este filme.

 
Avance de la película (inglés):



Entrevista con el director y protagonista (inglés):


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.