domingo, 26 de enero de 2014

El desconocido del lago




Título original: L'inconnu du lac. Francia. (2013). Color
Director: Alain Guiraudie
Guion: Alain Guiraudie
Cinematografía: Claire Mathon
Montaje: Jean-Christophe Hym
Duración: 100 minutos

Elenco:

Pierre Deladonchamps como Frank
Christophe Paou como Michel
Patrick D'Assumçao como Henri
Jérôme Chappatte como inspector Damroder

Premios:

Cannes: mejor director (sección Una cierta mirada) y Queer Palm
Festival de Nuevos Cines de Montreal: mención especial
Revista de Cine Cahiers du Cinema: mejor película del 2013


El director francés Alain Guiraudie nos entrega un interesante thriller, pausado, meditado desde los más pequeños detalles y minimalista en cuanto escenario y sucesos, aún así, se las ingenia para filmar una atractiva película.

El argumento gira en torno a un lago, ahí, en un verano sin que sepamos el año, vemos cómo se reúnen diferentes hombres de variada edad, el lugar se presta para el nudismo y los encuentros sexuales. Ahí es donde aparece Frank, un joven idealista en el amor que busca alguien de quien enamorarse, en el panorama aparece Henri, un hombre bondadoso y Michel, un adonis que llama la atención del joven Frank.

Mientras la cámara nos muestra en planos generales el lugar en el que transcurre toda la acción, un hermoso lago con un bosque, el director nos mete de lleno en la historia con planos medios, en los que no resulta extraño que alguna parte del cuerpo de los actores quede fuera de cuadro, hay una intención para esto, el director busca colocarnos desde una posición voyeurista desde la cual no vemos el cuadro en su totalidad. También hay un interés por mostrarnos casi fenomenológicamente las actividades sexuales de los hombres en el filme, de ahí el poco movimiento de cámaras y la falta de una posición ética por parte del director, quien solo nos muestra los hechos, no nos indica si son buenos o malos. También se usa la cámara subjetiva en una escena, cuando Frank está nadando y vuelve a ver hacia la orilla, el director nos coloca desde su perspectiva y es el único momento en el que la cámara tiene un movimiento indiscreto, esta oscila para darnos a entender la posición de Frank quien se encuentran flotando en el lago.

La homosexualidad es vista como algo natural, así como el paradisíaco lugar en que está filmada la película, contrario a otros filmes en los que se busca dar una explicación a la misma o al porqué los personajes son homosexuales; se trata de un thriller en el que no se cuestiona la identidad sexual, esta es aceptada desde sus orígenes, el argumento gira en torno a la misteriosa relación entre Frank, Michel Henri, y la aparición de un cadáver.


El espacio abierto se convierte en escenario del suspenso, no importa la posibilidad de huida, la "trampa" inicia desde el funcionamiento psicológico de los personajes, se trata pues, de un thriller psicológico, al mejor estilo clásico de Hitchcock. Las barreras naturales se mezclan con las emocionales, con personajes empeñados en ver algo que no existe, llevados por sus deseos. En caso de haberse filmado en una playa cerca del mar, la línea del horizonte sería más amplia y se pierde esa noción de estar encerrado. El trabajo de fotografía de Claire Mathon es tremendamente eficaz para generar un estado de tensión paulatino, a la vez que muestra la belleza natural del lago y sus alrededores. Cabe mencionar que toda la película está filmada en exteriores y se usó al máximo la luz natural, por lo que el trabajo es más complicado al depender de la situación climática de cada día. El tiempo de la película es de 10 días, esto se puede notar en la transición de día a noche durante el metraje y las tomas que indican un nuevo día al mostrarnos el parqueo y el inicio de actividades de los concurrentes al lago.

El cine ha sido una vitrina en la que se ha mal informado sobre la homosexualidad, en la mayoría de las películas los personajes son hombres, mientras que las mujeres han tenido menor espacio. Los primeros filmes de esta temática son cortometrajes de la era muda del cine, en 1895 un corto experimental de Thomas Edison mostraba una escena en la que dos mujeres bailaban juntas y dos hombres hacían lo mismo. Posteriormente, aparecen las primeras producciones de Hollywood, "The Florida Enchantament" (1914) o "Detrás de la pantalla" (1916), cabe señalar que estos trabajos solo presentaban algunos personajes homosexuales en gags cómicos, por lo que eran representados como afeminados o en caso de las mujeres con facciones masculinas. En estas primeras décadas del cine, los homosexuales eran utilizados como personajes cómicos para resaltar la masculinidad del protagonista heterosexual quien se queda con la mujer al final; luego surge la figura del "sissy" (mariquita) personaje amanerado, con maquillaje estrambótico que pretendía ser cómico. Para 1933, aparece "Lot in Sodom", un cortometraje de 28 minutos en el que los homosexuales son retratados como sádicos sexuales. Desde entonces el cine ha seguido una línea errónea al mostrar al homosexual como un enfermo, un sádico o alguien que padece de algún tipo de mal. En décadas posteriores, el homosexual iba a convertirse en el villano, el antagonista del héroe heterosexual. El código Hays de censura ayudó a perpetuar estos estereotipos, y el tema de la homosexualidad fue el último en ser aceptado -en su momento ni siquiera se podía mencionar las palabras homosexual o lesbiana en una película-.

Es usual que los filmes de temática homosexual terminen de forma trágica, como si los finales felices fueran exclusivadad de los heterosexuales. Se pueden tomar por ejemplo, filmes galardonados como Filadelfia (Jonathan Demme, 1993) o It's my party (Randal Kleiser, 1996), en los que se habla del tema de las enfermedades, concretamente el sida, asociando para el gran público (la masa) el tema de la homosexualidad con el de la enfermedad y la muerte. La otra forma de caracterizar la homosexualidad, guarda relación con sus orígenes en el cine, es decir, reproduciendo situaciones supuestamente cómicas en las que los personajes son ridiculizados y sus gestos y facciones son exagerados; nuevamente, esto genera una perspectiva distorsionada para el público que ve esas producciones. Los problemas de comunicación se acrecentan cuando se han censurado películas que buscaron retratar el tema de forma más seria, tal es el caso de "La gata sobre el tejado de zinc" (1958), que fue censurada para "disimular" la sexualidad del protagonista.

Regresando a "El desconocido del lago", el tema de la homosexualidad no se cuestiona, ni tiene que serlo, simplemente se presenta de la misma manera en que no se explica la heterosexualidad en un filme sobre parejas heterosexuales. La acción no se desvía sobre ese tema y transcurre de manera fluida con las relaciones confusas entre Frank, Henri y Michel.

Hay que destacar la ausencia total de música en la película, lo que crea una atmósfera más fidedigna, transporta al espectador de manera voyeurista al lugar de los hechos. Lo único que se escucha son sonidos ambientes, que fueron grabados en el propio lugar.


Para las escenas de sexo explícito, el director contrató a dobles, esto para no someter a más presión a los protagonistas y también para poder mostrar las erecciones de forma más prolongada, los actores de doblaje son de la industria pornográfica. Incluso Guiraudie consideró filmar toda la película con actores porno, pero desisitió porque ninguno le convenció. 

El metraje original era de dos horas con dieciocho minutos, pero el director decidió cortarlo hasta la hora con cuarenta minutos para evitar distraer la atención del público; las escenas eliminadas eran casi en su totalidad escenas de contenido sexual. Tampoco se muestran escenas de penetración debido a que el director pretendía que se hiciesen sin condón, con el afán de mostrar un mayor realismo de la situación; pero los actores de doblaje se negaron a hacer dichas escenas sin protección.

El guion responde a inquietudes personales de Alain Guiraudie, el lago en donde transcurren los hechos existe, aunque se prefirió rodar el filme en otro lugar; así mismo, los personajes de Henri y Frank están inspirados en personas que Alain conoció, mientras que Michel es producto de su imaginación y fantasías. El director también admitió que hay algo de él en el personaje de Frank. El trabajo con los actores no permitió la improvisación, todo lo que se ve en la película estaba escrito en el guion, para ello se ensayó varias veces con el fin de representar de la manera más casual y normal las escenas de sexo, todos los actores desde la etapa de casting sabían que iban a tener que actuar completamente desnudos durante la mayor parte del rodaje.


Avance de la película (subtítulos en inglés):


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.