domingo, 13 de octubre de 2013

Barbara




Título original: Barbara. Alemania. (2012). Color
Director: Christian Petzold
Guion: Christian Petzold
Cinematografía: Hans Fromm
Montaje: Bettina Böhler
Diseño de producción: Kade Gruber
Duración: 105 minutos

Elenco:

Nina Hoss como Barbara
Ronald Zehrfeld como André
Rainer Bock como Klaus Schütz
Jasna Fritzi como Stella


Premios:

Festival Internacional de Berlín: Oso de Plata mejor director
Asociación de Críticos de Cine de Alemania: mejor edición, mejor película


La acción sucede en la Alemania Oriental a inicios de los años ochenta, el país todavía se encuentra dividido entre la parte Oriental y la Occidental, cada una con una economía totalmente diferente. La doctora Barbara es castigada por haber solicitado que la dejen salir del país, pierde su trabajo y es enviada a trabajar a un hospital de provincia. Mientras Barbara se debate entre su trabajo o huir con su amante, conocerá a un doctor y a dos pacientes en el nuevo hospital, todo esto hará que la decisión final sea aún más dificil.

El filme busca representar el ambiente de tensión que se vivía en ese momento en Alemania, en el que cualquier persona, sin importar su clase social o profesión era sujeto de escrutinio por parte de la Stasi (Ministerio para la Seguridad del Estado). Sin embargo, el director elige un ritmo lento para mostranos la historia, lo cual atenta contra el ritmo, por momentos se vuelve cansina, esto no quiere decir que no sea interesante, sino que se vuelve predecible mientras se espera a que los hechos ocurran.

Las actuaciones son muy buenas, por parte de todos, destaca el trabajo de Nina Hoss como Barbara, quien lleva el peso actoral del filme, pero su coprotagonista, Ronal Zehrfeld (André) despliega un trabajo interesante, tiene que mostrar diferentes facetas, lo cual hace a su personaje muy interesante. De resaltar la escena final, sin diálogo, solo ellos viéndose y sus miradas nos transmiten muchas emociones, un cierre magistral que nos regala el director y los actores.

El argumento sirve también para hacer una denuncia al trato que tenían aquellos a quienes la Stasi consideraba de peligro, sea una joven adolescente embarazada o un reaccionario político; se critica el trato recibido y los trabajos forzados a los que eran sometidos. Esto contrasta con la labor médica de Barbara y André, quienes aún en las circunstancias en las que viven, atienden con respeto y esmero a sus pacientes.


El mejor giro narrativo que tiene el filme consiste en la atención a los dos jóvenes, Stella y Mario. Estos representan a una juventud perseguida, deseosa de escapar del país y poder vivir en paz. La primera busca dar a luz (curiosamente ella desea conservar el bebé, contrario a lo que pensaban los doctores, quienes creían que ella buscaba abortar) y darle condiciones de vida decentes a su futuro hijo (a); mientras Mario no tolera vivir sin su amada y quiso matarse. Son dos extremos que reflejan la vida turbulenta de la sociedad alemana de ese momento, debatiéndose entre la supervivencia o el abandono, con la incertidumbre del futuro acechando el presente.

También existe un elemento claustrofóbico, representado por la actuación de tipo contenido de los actores, principalmente de Nina Hoss. El ritmo lento podría ser metáfora del miedo de los protagonistas a ser descubiertos, sin embargo, parece excesivo, el montaje pudo agilizar mejor la película, darle más vitalidad. Esa carencia de ritmo es disfrazada por el buen diseño de personajes que junto al argumento resultan de lo más interesante, se desea saber cómo termina la historia, más allá de que puede ser predecible.



Avance de la película (subtítulos en inglés):


 Entrevista al director Christian Petzold:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.