sábado, 17 de agosto de 2013

Vera Drake




Título original: Vera Drake. UK - Francia (2004). Color
Director: Mike Leigh
Guión: Mike Leigh
Cinematografía: Dick Pope
Montaje: Jim Clark
Música original: Andrew Dickson
Duración: 125 minutos

Elenco:

Imelda Staunton como Vera Drake
Phil Davies como Stanley
Richard Graham como George
Daniel Mays como Sid
Alex Kelly como Ethel
Eddie Marsen como Reg
Lesley Manville como Mrs. Wells
Sally Hawkins como Susan
Jim Broadbent como el juez

Premios:

BAFTA: diseño de vestuario, mejor actriz y premio David Lean al director
Premios Europeos de Cine: mejor actriz
Círculo de Críticos de Londres: película británica del año, director y guionista del año, actriz del año, mejor actor de reparto del año.
Festival Internacional de Venecia: León de Oro a mejor director y Copa Volpi a mejor actriz.


Las películas del británico Mike Leigh son concisas, sus personajes están muy bien definidos y la trama gira en torno a aspectos específicos. Esto no significa que las historias sean convencionales o aburridas, al contrario, los conceptos claros que maneja el director le permiten desarrollar la película con sapiencia.

Es conocido el método de trabajo con los actores por parte de Leigh. Se reúne con ellos algunas semanas antes del rodaje para que se metan de lleno en los personajes, para que encuentren el timbre de voz idóneo, que aprendan cómo deben comportarse y se acostumbren al contexto que tienen que representar.


Vera Drake sigue esta línea de trabajo y se configura en un potente relato humanista; no se trata de un filme sobre el aborto, ni en una disertación moral o legal sobre el tema. El filme consiste sobre la vida familiar, particularmente tras la segunda guerra mundial. La acción se sitúa en la Inglaterra de 1950, con personajes sumidos en las carencias sociales y económicas tras el conflicto bélico. Vemos el mercado clandestino de comida, la pobreza, las diferencias entre clases sociales y las paupérrimas condiciones de vida de los más necesitados. Dentro de este contexto es que surge la posibilidad del aborto, algunas mujeres son violadas, otras no tienen dinero para tener un bebé; algunas ya tienen muchos hijos y simplemente no pueden ni quieren otro más; también hay un caso de una mujer inmigrante y su desconocimiento cabal de su situación.

La magnífica actuación de Imelda Staunton hace creíble toda la situación. Ella desde su posición ayuda a mujeres que nadie más les podría brindar asistencia, así, ella se siente de utilidad. No lo hace con el afán de obtener algo a cambio, ella no cobra nada, su bondad y desinterés la hacen practicar abortos que ella cree que son seguros. Tampoco tiene interés en hablar con las mujeres, solo llega y hace lo que tiene que hacer, las calma y les brinda esa sonrisa que lleva durante todo el día, sin importar lo duro del trabajo o los problemas que le rodean. Vera Drake es una mujer contenta, que sabe perfectamente la difícil situación que atraviesa el país, principalmente para los más pobres; aún así, ella tiene palabras alegres tanto para su familia como para desconocidos, tal es el caso de Reg, a quien conoce fugazmente y lo invita a cenar a la casa. Reg terminará proponiéndole matrimonio a la hija de Vera.

Un aspecto interesante es la manera en que son retratadas las figuras de autoridad. Junto con la historia de Vera Drake, vemos la de Susan, una joven mujer quien es violada por su novio. Ella también queda embarazada, pero ya que cuenta con recursos económicos le facilitan realizar un aborto a cambio de una cuantiosa suma de dinero y sin importar de que también es ilegal para los ricos el acto. A Susan le dicen que tiene que tener un reconocimiento psiquiátrico y son escenas que se sienten el cambio de ritmo, al no estar Imelda/Vera en pantalla, la película adquiere otro tono; el doctor y el psiquiátra tratan a Susan desde la distancia con asepsia. Se trata de un trabajo, de una transacción económica; pero también queda claro que la ilegalidad del acto (aborto) no es tal, a quien penalizan es al pobre, a quien no puede ir donde un doctor de renombre, queda implícita la crítica al sistema legal. Esto se comprueba en las escenas finales, cuando Vera habla con otras mujeres quienes también fueron enjuiciadas por practicar abortos clandestinos.


El talento de Mike Leigh nos lleva a conocer las relaciones familiares, contrasta la familia de Drake, unida, amorosa, comparten cada instante que pueden; con las familias donde trabaja. Hay una gran naturalidad por parte de los actores al momento de interactuar, eso lo experimenta el espectador quien se siente dentro de ese círculo familiar. Como ese era el fin, el director recurre a la elipsis para no contarnos cada detalle sucedido durante el juicio; solo vemos lo necesario para entender la situación. Esas elipsis (saltos narrativos para abreviar la historia, pero que queda claro para el espectador lo que ha transcurrido) también evitan que el espectador juzgue a Vera, la película se mantiene dentro de los parámetros iniciales, no pretende hacer un discurso moralista con respecto al aborto.

Técnicamente el filme es sobresaliente, con una gran fotografía que junto con el maquillaje, vestuario e iluminación, nos marcan la atmósfera de esa Inglaterra de post guerra, con las penurias y el hambre, de espacios cerrados y cielos grises, de gritos de dolor y hambre; en todo ese caos, una familia se reúne a cenar para Navidad y festejar el reciente compromiso de Ethel y Reg, sin sospechar que no podrán terminar esa cena.


El aborto fue legalizado en Inglaterra en 1967, eso poco importa para las Vera Drake que pasaron encerradas, lejos de sus familias por años, obligadas a asumir una culpa que la sociedad no quería. 


Curiosidades


Salvo Imelda Staunton, ningún actor/actriz sabía que el filme tocaba el tema del aborto. Se enteraron hasta que sus personajes lo hacían.

Todos los actores tenían prohibido comentar (aún con sus familias) el contenido del filme.

Mike Leigh recibió una nominación al Oscar por mejor guión original. Pero la película no tiene un guión, fue un trabajo de improvisación del director con los actores que duró unos meses antes de empezar la filmación. Leigh se apuró a realizar un guión para madarlo a la Academia, tras recibir la nominación. "Had to prepare the screenplay so it can be sent out to academy members. But actually the screenplay that was nominated doesn't exist. The film is the screenplay, declaró Leigh.

El director les pidió a los actores que tararearan algo genérico, porque no tenían presupuesto para pagar por los derechos de alguna canción.

La película fue enviada para concursar en Cannes, pero fue rechazada. Sin embargo, fue aceptada en Venecia donde ganó el León de Oro a mejor director y la Copa Volpi a mejor actriz.




Avance de la película (en español):


Avance de la película (en inglés):


Entrevista con Imelda Staunton:


Otra entrevista con la actriz Imelda Staunton:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.