jueves, 22 de agosto de 2013

Habana: Arte nuevo de hacer ruinas






Título original: Havanna: Die neue Kunst, Ruinen zu bauen. Alemania (2006) Color.
Director: Florian Bochmeyer y Matthias Hentschler
Guión: Florian Bochmeyer
Duración: 86 minutos

Premios:

Festival de Baviera: Mejor documental

"Arte nuevo de hacer ruinas" es un viaje nostálgico a través de calles y edificios de una Cuba que agoniza lentamente, cuyos habitantes miran hacia el mar con expresión de vacío, pero que conservan alguna risa o reflexión para la cámara.

Jean Cocteau dijo "Las ruinas son un accidente en cámara lenta" y "Ponte", uno de los entrevistados por el director alemán, narra el proceso de deterioro físico de la infraestructura de la ciudad mientras lo compara con la figura de Fidel Castro, para culminar diciendo que los cubanos están esperando a que se desplomen. Así es vivenciada la ciudad, una Habana carcomida por una ideología.

El documental tiene una postura política, es anticastrista, los entrevistados no critican a fondo el régimen de Castro, pero queda claro en el montaje que hay una búsqueda de cuestionar al líder histórico de la isla. Tampoco se nos muestra algún representante del gobierno que explique o hable sobre las ruinas de la ciudad. Esto no desmerita el trabajo artístico del documental, simplemente expone una posición con respecto a lo filmado, lo mostrado; y eso está bien, en tanto que responde a razones internas del realizador.

La cámara se mueve de manera lenta, nos permite apreciar los detalles de los edificios, de las calles, los rostros de quienes viven dentro y los objetos que conforman su hogar, el ritmo es parsimonioso, solemne, hay respeto de la cámara ante lo que nos muestra; no hay una intención de utilizar emocionalmente a los entrevistados, se les respeta y se les da la palabra, los realizadores nunca aparecen.

El trabajo se encuentra unido a través de los relatos de seis personas: Totito, Reinaldo, Ponte, Misleydis, Nicanor y Magdalena. El director les da voz, les permite hablar (en especial a Ponte, quien está censurado por el régimen cubano) y la cámara le da vida a esa voz, nos permite conocer sus espacios íntimos, como si respiráramos el mismo aire.

La melancolía se siente en todo momento, sobrevuela durante el metraje como las aves que Totito ve y se imagina. Se observa en la postura de Reinaldo, cuando se ejercita en el otrora teatro Campoamor, una vez lleno para escuchar a Caruso, ahora vacío, destruido por partes y con un sobreviviente de aquellas épocas. Otro que sobrevive es Nicanor, expresidiario, pero que decidió quedarse en la isla una vez que fue liberado, su tierra, su casa y su mujer son su fortaleza y motivación para continuar, un avejentado Don Juan. De hombres es lo que pasa Misleydis, quien huyó de uno para encontrar la libertad en un edificio destartalado, donde puede tener sus libros y escribir, donde sueña y no tiene quien la controle. Otra historia es la de Magdalena, madre divorciada que salió de su hogar para darle una mejor vida a su hijo, atrás quedó su esposo quien prefirió las palomas.

Mientras todas esas personas hablan de aspectos nostálgicos, cotidianos, domésticos; Ponte entabla otro diálogo con el espectador, él se define como un "ruinólogo" y nos muestra los aspectos esenciales de las ruinas, una estructura no vista de la sociedad cubana, de la ideología castrista. Plantea la metáfora del estado de la ciudad en ruinas con el abatimiento del cubano, un pueblo rendido, que vive en una ciudad que ha construido sus ruinas para justificar una invasión que nunca ocurrió.

Con variedad de tomas que nos muestran La Habana desde diferentes ángulos, no tanto así las perspectivas, que se sienten muy uniformes; "Arte nuevo de hacer ruinas" es un documental elegante, con una banda sonora sutil y nostálgica. Una excelente recomendación para conocer a Cuba desde otra perspectiva.



Avance de la película:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.