sábado, 15 de junio de 2013

La ventana indiscreta






Título original: Rear Window. Estados Unidos (1954). Color
Director: Alfred Hitchcock
Guión: John Michael Hayes basado en el cuento de Cornell Woolrich "It had to be murder"
Cinematografía: Robert Burks
Montaje: George Tomasini
Música: Franz Waxman
Duración: 112 minutos

Elenco:

James Stewart como L. B. "Jeff" Jefferies
Grace Kelly como Lisa Carol Fremont
Thelma Ritter como Stella
Wendell Corey como el detective Thomas Doyle
Raymond Burr como Lars Thorwald
Georgine Darcy como Srta. Torso



Alfred Hitchcock es considerado el maestro del suspenso, sus películas siempre buscaron entregar al público lo que este quería, esto en palabras de Hitchcock era muerte, asesinato, suspenso, misterio; el director murió en 1980, pero su cine sigue más vivo que nunca. Con "La ventana indiscreta" (1954) nos traslada al lado más perverso del espectador, nos coloca sin reservas como voyeristas junto al protagonista (James Stewart).

Pocas películas en la historia tienen el grado de maestría que "La ventana indiscreta" nos presenta, filmada enteramente en un estudio de la Paramount, Hitchcock mandó a quitar el suelo para utilizar la bodega, así; el apartamento de Jeff se encuentra en realidad a nivel del piso (en la película se sugiere que está en un segundo piso), mientras que el jardín y la primera planta del edificio de enfrente en realidad se encontraban en el sótano. El resto del escenario fue construido en el propio estudio y se instalaron cuatro equipos de luces para lograr la iluminación adecuada según la hora (mañana, tarde, anochecer y noche). Hitchcock tenía control total sobre la producción.

Escenario con la iluminación para recrear luz de día

Escenario con la iluminación para recrear luz del anocheceer

Escenario con la iluminación para recrear luz de la noche

El filme nos muestra a un atormetado fotógrafo (James Stewart) quien tiene una pierna enyesada y le falta una semana para recuperarse. Para mitigar el aburrimiento, se ha dedicado a espiar la vida de sus vecinos, la tentación del voyerismo le impide prestar atención a otros menesteres. Su novia, Lisa (Grace Kelly) lo visita regularmente, la pareja pasa por un conflicto, puesto que ella quiere casarse y él no, él argumenta que son muy diferentes. Jeff también recibe las visitas diarias de Stella, quien se encarga de su fisioterapia como parte del servicio de seguro. Los otros protagonistas son los vecinos, a quienes espiamos junto a Jeff. Se tratan de una señora solitaria, una pareja de recién casados, una pareja mayor, una señora que se dedica a la escultura, una joven bailarina, un compositor y una pareja que constantemente está discutiendo. Estos últimos serán la mayor atracción para Jeff, quien hace conjeturas sobre lo que sucede y esto es el catalizador de toda la película.

La ventana indiscreta está basada en el cuento "It had to be murder" del escritor Cornell Woolrich. Hitchcock era reconocido por utilizar historias que pocos conocían y realizar películas que se convirtieron en tremendo suceso, por ejemplo, Rebeca que ganó el Oscar a mejor película está basada en la novela homónima de Daphne du Maurier. El director británico encargó a John Michael Hayes el borrador para el guión, ya que estaba terminando de rodar "Crimen perfecto" (Dial M for Murder). También le sugirió a Hayes escribir un personaje pensado para Grace Kelly, quien también estaba trabajando en Crimen perfecto.

De esta manera, Hayes varió la historia original para crear el romance entre Jeff y Lisa, la tensión entre ambos es vital para la película pues permite distraer al espectador del misterio central. Hayes también incluyó a los demás vecinos en el guión, ya que la historia original se centraba solo en el asesino. El personaje de Stella también fue otra variante. Estos cambios permitieron realizar el largometraje que al final fue dividido hasta en 600 escenas por el propio Hitchcock.

Dos asesinatos reales también sirvieron como fuente de inspiración para esta película. Se trata del caso del Dr. Crippen, quien asesinó a su esposa, la cortó en trozos y la enterró en el jardín; argumentó que su ella se había ido a EE.UU. y luego él huyó con su secretaria; uno de los detalles que lo culpabilizaba era que la amante tenía las joyas de la mujer asesinada; finalmente fueron capturados cuando el capitán de un barco que abordaron se fijó en las muestras de afecto que se mostraban padre e hijo (la secretaria iba vestida como hombre). El otro caso ocurrió en Sussex, Inglaterra; donde Patrick Mahon mató a su amante que estaba embarazada y la desmembró; las versiones varían en cómo se deshizo del cadáver; mientras que Hitchcock en una entrevista indicó que Mahon arrojó las partes del cuerpo desde un tren y la cabeza la incineró en la chimenea; otras fuentes indican que las ocultó en un baúl. Lo que sí se puede apreciar es la inspiración directa de los detalles de estos casos en La ventana indiscreta, Hitchcock mediante tomas rápidas muestra elementos que el personaje de Stewart se encarga de unir mediante conjeturas; sólo en una escena el espectador conoce más que el protagonista, es cuando Jeff está dormido y podemos ver a Thorwald salir del apartamento junto a una mujer (a quien no le vemos el rostro); Hitchcock rompe el ritmo que trae la película e introduce al público como un narrador omnisciente, de ahora en adelante, el público sabe algo que el protagonista desconoce, este elemento sirve para generar sospechas en la versión de Jeff.

François Truffaut comentó sobre La ventana indiscreta, que Hitchcock utilizaba el edificio de los vecinos y sus historias como una metáfora de la pantalla de cine; mientras que el espectador al igual que Jeff la mira a distancia, es un ejercicio activo de voyerismo. Solo al final, cuando Thorwald busca a Jeff se rompe esa distancia. En una secuencia filmada en la oscuridad, las sombras que tapan el rostro de Jeff simbólicamente representan la culpa por haber estado espiando. Llama la atención cómo Jeff se protege con los flashes de su cámara, es lo único que tienen a mano, pero también implica su profesión y el acto de exponer al asesino, evidenciarlo ante el crimen. Con primeros planos y planos detalle, Hitchcock filma la escena y le da un sentido artístico a la confrontación, también nos muestra con rápidos cortes las reacciones del entorno, Lisa, la policía, Stella y por supuesto a Thorwald y Jeff.


Durante la película acompañamos a Jeff a mirar desde la ventana, somos cómplices del acto, es la manera de Hitchcock de decirnos que todos somos mirones. Sin embargo, ¿qué es lo que se mira?  El personaje de Jeff tiene la incertidumbre de si se casa o no con Lisa, eso lo comprendemos temprano en la película, pero luego vemos que cada uno de los vecinos representa una posibilidad de relación: una mujer sola, un hombre que compone música para una mujer que no tiene y por lo tanto se emborracha; una pareja de recién casados que lo celebran en su intimidad; una pareja sin hijos que depositan su afecto en un perrito; una joven que es pretendía por varios hombres y, finalmente, una pareja casada que pelea constantemente.

Este escenario de apartamentos, puede significar las diferentes etapas en una relación; puede ser la manera en la que Hitchcock concibe las relaciones humanas; pero también puede ser algo más simple, siguiendo a Truffaut, el frente del apartamento de Jeff es una metáfora de una pantalla de cine, por lo tanto, todo puede ser una fantasía, un recurso artístico para desarrollar una historia. Haciendo un análisis más profundo, las vidas de los vecinos consisten en una proyección que hace Jeff de lo que pasaría con él y Lisa en caso de contraer matrimonio. Desde una perspectiva más cultural, Jeff hace una crítica de las costumbres de sus vecinos, no es solamente un voyeur, es también un juez, alguien que critica desde la mirada, la sonrisa y sus gesticulaciones la vida privada de los demás. Jeff está preocupado por el afuera, no por lo interno, su relación pasa a un segundo plano con respecto a su voyeurismo.


La construcción del personaje interpretado por Grace Kelly es vital para el desarrollo de la historia, el guionista se inspiró en su esposa, quien era una modelo, para delinear al personaje, crear los diálogos con respecto a la moda, el vestuario, etc. Pero fue Hitchcock quien centró la historia alrededor de la relación de pareja. El director en una entrevista con Truffaut indicó: "En la pareja Stewart-Kelly, él está impedido por la pierna enyesada y ella está libre y puede moverse de un lado para otro, mientras que al otro lado del patio la mujer enferma está apegada a su lecho y es el marido el que va y viene" (François Truffaut. (2011) "El cine según Hitchcock". Madrid: Alianza Editorial).

El romance de los protagonistas contrasta con la vida de los Thorwald; pero también oculta una visión machista de la relación de pareja. Durante la película vemos como el personaje de Stewart se impone al de Kelly, él la hace partícipe a ella del misterio y no es hasta que ella se involucra de lleno, cuando arriesga su vida, que vemos a Jeff demostrarle verdadero afecto. Lisa se va transformando en la aventurera que él quiere en un claro ejercicio de control y poder. Al final, la vemos con un vestuario más acorde a lo que él pretende, y cuando él duerme, ella cambia el libro por una revista de modas. Mientras que una parte de la crítica ve en este final una forma en la que Lisa conserva su carácter, no deja de ser llamativo que para hacerlo tiene que ocultarse y fingir, por lo tanto no es realmente libre. El otro personaje femenino de gran presencia, Stella, también es arrastrado por el voyeurismo de Jeff, tiene un papel activo al igual que Lisa y termina por ceder sus impresiones iniciales (ella advierte que el mirar la vida de los otros solo va a traer problemas) ante la voluntad del hombre. Con respecto a esta parte de la crítica, habrá que preguntarse, finalmente, si el filme es machista en este sentido por debilidad del director, o si es un acierto del mismo al presentar su visión de mundo, lo que Hitchcock calificó como "un pequeño catálogo de comportamientos".



El trabajo de montaje realizado por George Tomasino junto a Hitchcock es fundamental para que la historia transcurra y la tensión se mantenga. Hitchcock en una entrevista con Peter Bogdanovich decía que en los westerns, las peleas se filmaban con planos medios o lejanos para que se pudieran ver a los personajes; pero que él creía que lo mejor era usar primeros planos y que el montaje haría el resto. Además, Hitchcock solo trabajó en escena desde el apartamento de Jeff, él dirigió a cada vecino usando auriculares donde les comunicaba qué tenían que hacer; esto se nota en el hecho de que practicamente no escuchamos nunca sus conversaciones, siempre estamos desde la ventana de Jeff mirando a los demás. Georgine Darcy (Srta. Torso) cuenta la anécdota que en la escena cuando la pareja está durmiendo fuera del apartamento y empieza a llover, Hitchcock les habló por separado a los actores y les dio instrucciones contradictorias, el resultado fue que cada uno tiraba del colchón para un lado diferente, así, el resultado final es muy natural.

Quienes tuvieron la dicha de trabajar con y para Alfred Hitchcock, concuerdan en que el británico siempre tenía pensada la forma en que iba a filmar, para él, la película ya estaba terminada en su mente y simplemente remetía a los actores al guión, diciendo que todo estaba ahí. La creatividad en los ángulos de cámara puede ser apreciada en esta película como ninguna otra. Gran parte del metraje se realiza en un espacio muy reducido, sin embargo, el director saca provecho para mostrarnos desde el plano secuencia inicial los antecedentes de la historia, sin necesidad de diálogo comprendemos porqué el personaje está en una silla de ruedas y a qué se dedica; así también nos introduce a Lisa, con un primer plano en el que la actriz se acerca a la cámara para besar a Jeff. El mejor ejemplo lo tenemos en la escena en la que Stella, Jeff y Lisa planean cómo investigar en la casa del vecino, Hitchcock hace una toma desde un ángulo picado para mostrarnos a los tres actores y luego hace un acercamiento a la carta que escribe Jeff, de esta manera logra dar amplitud al cuadro en un espacio reducido (vean por ejemplo la misma técnica cómo es utilizada por Tarantino en Kill Bill vol 1).


Hitchcock enfrenta el reto de filmar en un solo y gran escenario, con espacios reducidos y mediante el uso de primeros planos recurre a la escuela soviética de montaje para generar una reacción en el espectador. La edición consiste en mostrarnos a Jeff en un primer plano, inmediatamente vemos algo externo (un vecino, el perro, etc.) y regresamos con un primer plano a ver la reacción de Jeff, se trata de acción - reacción, según lo que él vea y su actuación, el espectador dará un significado, así, si lo que ve es al perro jugando en el jardín, tendremos una impresión favorable, casi divertida de la escena; pero en otra toma Jeff mira a la Srta. Torso mientras se viste, ahora se juzga al personaje por invadir la privacidad. Hitchcock en una entrevista con Truffaut explicó: "Por un lado, tenemos al hombre inmóvil que mira hacia afuera. Es un primer trozo del film. El segundo trozo hace aparecer lo que ve y el tercero muestra su reacción. Esto representa lo que conocemos como la expresión más pura de la idea cinematográfica" (François Truffaut. (2011) "El cine según Hitchcock". Madrid: Alianza Editorial).

El gran trabajo de actuación de James Stewart hace que la película no baje de nivel ni intensidad, su aporte histriónico ante la imposivilidad de moverse recae totalmente en la capacidad de transmitirnos sus estados emocionales a través de su rostro, y lo logra de manera estupenda, nos transporta a esa ventana y a su universo personal.

Pero Hitchcock no se limita a trabajar el cuadro con los personajes, él también presta atención a los detalles, desde el termostato que nos indica el calor y permite ambientar la historia, hasta el detalle del anillo de matrimonio que juega un doble papel en la historia, por un lado es la prueba contra el asesino, pero también es la intención explícita de Lisa de casarse "simbólicamente" con Jeff. Hitchcock nos narra con imágenes más que con el diálogo, nos muestra las particularidades de cada vecino, comprendemos la soledad de la señora del frente sin necesidad de escucharle un solo diálogo.

La música es otro factor importante en el filme. La ventana indiscreta no cuenta con una banda sonora, los sonidos que escuchamos son diegéticos (salvo la tonada de jazz de la introducción), es decir, el público escucha lo mismo que los personajes, no hay efectos sonoros ni música ambiente fuera del contexto en el que se encuentran los personajes. Esto es importante porque el sonido no es posible de contrarrestar conscientemente, el sentido de la audición hace que registremos las diferentes vibraciones sonoras y las traduzcamos en términos de significado, por ejemplo, un grito nos provoca estar atentos ante algo que sucedió. Hitchcock procuró grabar los sonidos desde la distancia lógica en el que Jeff los escucharía desde su aparatmento, esto permite tener una distancia con respecto al hecho y también sumerge al espectador en la historia, porque se estaría en tiempo real siguiendo los sucesos. Un ejemplo claro del orden lógico de las secuencias, es cuando escuchamos al joven compositor, arreglando una canción, durante el metraje vamos escuchando el progreso de la tonada e incluso los personajes de Lisa y Jeff lo hacen. La canción, que lleva el título de "Lisa", es parte integral del relato y hacia el clímax podemos escucharla completa, sirve como una conclusión para los personajes y para la película en sí.


Curiosidades


La ventana indiscreta junto a La soga, El hombre que sabía demasiado, El tercer tiro y Vértigo, no estuvieron disponibles por muchos años, debido a la lucha por los derechos; fue hasta la década de los 80 cuando fueron re-estrenadas. Se necesitó restaurarlas pues los negativos estaban muy deteriorados y habían perdido mucho del color original (principalmente el amarillo).

El patio entre apartamentos medía 30 metros de ancho por 56 de largo y 12 de alto. El patio estaba localizado entre 6 y 9 metros por debajo del suelo.

Es la única película en la que se ve fumando a Grace Kelly.

Alfred Hitchcock hace su cameo habitual como alguien que está reparando el reloj en el apartamento del compositor.

Salvo un par de escenas cuando se descubre el cadáver del perro, el resto del filme está rodado en el apartamento de Jeff.

François Truffaut comenta en el prólogo de su libro sobre Hitchcock lo siguiente: "En 1962, encontrándome en Nueva York para presentar Jules y Jim, me di cuenta de que cada periodista me hacía la misma pregunta: ¿Por qué los críticos de Cahiers du Cinéma toman en serio a Hitchcock? Es rico, tiene éxito pero sus películas carecen de sustancia. Uno de esos críticos americanos, a quien yo acababa de hacerle el elogio, durante una hora, de Rear Window, me respondió esta barbaridad: A usted le gusta Rear Window porque, no siendo habitual de Nueva York, no conoce bien Greenwich Village. Le respondí: Rear Window no es una película sobre la ciudad, sino, sencillamente, una película sobre el cine, y yo conozco el cine".

John Michael Hayes convenció a Hitchcock de no filmar en otro escenario la conversación de Jeff con su jefe, argumentó que toda la película debía filmarse en el mismo set; al final, solo escuchamos (voz en off) al jefe mientras Jeff habla con él por teléfono.

Existe un remake chino de la película (Hou chuang, 1955); también hay un remake estadounidense (1998) dirigida para televisión por Jeff Bleckner y actuada por Christopher Reeve quien ya había sufrido el accidente que lo dejó paralítico.



Avance en inglés de La ventana indiscreta:



Avance promocional de La ventana indiscreta del canal TCM:


Breve documental hecho por estudiantes en el que analizan la película (en inglés):


Extracto del documental "Detrás de cámaras" de la película (en inglés):

1 comentario:

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.