lunes, 1 de abril de 2013

Las ventaja de ser un marginado





Título original: The perks of being a Wallflower. EE.UU. (2012) Color 
Director: Stephen Chbosky
Guión: Stephen Chbosky basado en su propia novela homónima
Cinematografía: Andrew Dunn
Edición: Mary Jo Markey
Música: Michael Brook
Duración: 102 minutos

Elenco:

Logan Lerman como Charlie
Ezra Miller como Patrick
Emma Watson como Sam
Mae Whitman como Mary Elizabeth
Nina Dobrev como Candance
Paul Rudd como el profesor Anderson
Melanie Lynskey como la tía Helen
Dylan McDermott como padre de Charlie
Kate Walsh como madre de Charlie
Joan Cusak como la Dra. Burton


En inglés existe la expresión coming-of-age para referirse a un género literario o cinematográfico en el que la historia gira en torno al crecimiento físico, mental, emocional y moral del protagonista, quien evolutivamente pasa de la adolescencia a la adultez. En español no hay una traducción fidedigna de tal concepto, pero podemos entenderlo como el proceso de maduración de un personaje adolescente.

Telémaco y su madre Penélope frente al telar

En literatura tenemos ejemplos que datan desde Homero, la sección conocida como Telemaquia en la Odisea, en la que se nos cuentan las decisiones de Telémaco ante la ausencia de su padre y el constante asedio de los pretendientes de su madre. Durante la Telemaquia comprendemos las razones de su joven protagonista y lo vemos madurar dentro de la historia. Este tipo de argumentos se siguen dando en la historia de la literatura, algunos con temáticas más fantásticas como Harry Potter, mientras otros buscan una aproximación más realista.  

La palabra alemana Bildungsroman designa un subgénero en la literatura de este tipo. Podemos traducirla como "novela de formación" y se caracteriza por un crecimiento moral y psicológico del personaje en estas historias del pasaje de la adolescencia a la adultez. Si el género "coming of age" abarca el amplio espectro de maduración, en el que el aspecto biofísico y las interrelaciones son lo primiordial; en el subgénero "novela de formación" el cambio ocurre a lo interno del personaje. Ejemplos de historias de este tipo son: Retrato de un artista adolescente de James Joyce, El guardián en el centeno de J. D. Salinger; Cometas en el cielo de Khaled Hosseini, entre otros. También hay que destacar el trabajo de Johann Goethe en sus dos primeras novelas, Las desventuras del joven Werther y Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister.



Aunque la mayoría de los personajes suelen ser adolescentes, en ocasiones se trata de niños quienes están entrando en la pubertad, lo que también significa un cambio físico y psicológico. Otro aspecto que llama la atención, es que los protagonistas son principalmente hombres, tanto en la literatura como en el cine, el argumento no suele tener a una mujer como centro de la acción. Como excepción podemos considerar la novela Mujercitas de Louise May Alcott, la cual ha sido llevada al cine en varias ocasiones.

Si en la literatura los temas principales son la maduración, la pérdida de la inocencia, la perspectiva mundana, la adquisición de sabiduría, entre otros; en el cine los temas preferidos son la identidad sexual, el desarrollo filosófico y político. Lo que sí comparten es el hecho de que la acción pasa a segundo plano en favor del diálogo, los monólogos son frecuentes; las reacciones emocionales ante los hechos y que el argumento suele ocurrir en el pasado. Para un claro ejemplo pueden recordar aquella excelente serie televisiva "Los años maravillosos" (1988-1993).


The perks of being a Wallflower, también traducida en español como Las ventajas de ser invisible, es una novela epistolar escrita en 1999, el propio autor, Stephen Chbosky, es el encargado de hacer el guión cinematográfico y dirigir la adaptación. 

Entre las influencias de Chbosky destacan la película La sociedad de los poetas muertos (Peter Weir, 1989) y El club de los cinco (The breakfast club, John Hughes, 1985). En lo personal, también me recordó a Casi famosos (Almost famous, Cameron Crowe, 2000).  No hay que confundir el género con cualquier película de adolescentes, este tipo de filmes explora las razones que hacen que el protagonista madure.


El mayor acierto de la película es hablarnos de manera honesta sobre los conflictos adolescentes, no es un filme que tiene desnudos gratuitos o bromas idiotas; sentimos reales a sus protagonistas, sus angustias y preocupaciones calan en nosotros y nos permiten reflexionar sobre lo que vemos. La manera en la que los temas son abordados es respetuosa, pero esto no quiere decir que sea ingenua, si se presta atención nos damos cuenta que se tocan temas como el abuso sexual, el suicidio, psicopatologías de adolescentes, homosexualidad, uso-abuso de drogas, relaciones entre padres e hijos, relaciones sexuales y búsqueda de identidad entre otros.


La película está estupendamente actuada por todos, pero destaca el trío protagonista. Emma Watsom (Sam) me sorprendió gratamente, creo que esta actuación le va a permitir sacarse de encima a la niña ñoña de la saga de Harry Potter, todavía en algunas escenas se le ven ciertos gestos que recuerdan a la brujita, pero brilla con luz propia durante el filme, está bien dirigida y su rostro refleja tanto picardía como inocencia. Logan Lerman (Charlie) quien ha tenido mayor éxito en sus interpretaciones cuando niño, logra una caracterización muy profunda de su personaje, es torpe, con mirada inocente y triste, camina con nerviosismo, pasa de la alegría al llanto con convicción; su actuación es multidimensional y eso potencia el filme.  Por su parte, Ezra Miller (Patrick) es recordado por su interpretación del joven psicópata Kevin (We need to talk about Kevin, Lynne Ramsay, 2011), pero en esta ocasión convence con una actuación totalmente opuesta, un papel que requería sensibilidad y gran histrionismo; Patrick es un pequeño tornado dentro del grupo de amigos, alguien que suele estar contento, sonriendo, haciendo bromas, pero que oculta su tristeza, Miller es uno de los mejores actores de su generación junto a Paul Dano y Elizabeth Olsen.  Ezra destaca en las secuencias en las que actúa como uno de los personajes de The Rocky Horror Picture Show, es una metáfora de todo lo que vemos, los marginados o invisibles se identifican con esa otra película y pueden expresarse a su gusto; se dice que aquellos quienes no hayan experimentado ese filme (sí, se trata de experimentarlo no de verlo) son vírgenes, así como Charlie lo es; sus amigos lo introducen al mundo de mallas y maquillaje, incluso llega a actuar en una de las presentaciones, de igual forma, a través de sus amigos, Charlie empieza a ser capaz de ir entrelazando los flashbacks (en psicología se podría argumentar que son un tipo de alucinaciones) que revelarán sus traumas, al hacerlo podrá continuar con su vida.


La cara de chiquillo de Logan Lerman le permitió personificar a un joven de 14 años, cuando en la vida real tenía 18. Ezra Miller tenía 17 años, los mismo que su personaje Patrick. Mientras que Emma Watson hizo de una chica de 17 cuando en realidad tenía 21 años. Más allá de los datos curiosos, es agradable ver una película sobre adolescentes con actores que en realidad son jóvenes, la industria hollywoodense suele tomarse grandes libertades en estos casos y resulta absurdo que actores de 30 años pretendan pasarse por jóvenes de colegio.

La edición de la película tiene algunos baches, no es mala, pero le falta fluidez en algunas escenas, eso también es problema de guión. Una ventaja que tiene el filme es que el propio director es el guionista y el escritor de la obra original, es decir, tiene un conocimiento claro de lo que pretende en cada escena y lo que sus personajes representan. Sin embargo, desde una perspectiva artística, hay ciertos momentos en los que el ritmo decae, no es algo grave y la banda sonora ayuda a que la película continúe. Una de mis escenas favoritas es cuando Sam y Charlie se encuentran en una cafetería, se preparan para estudiar, la cámara va haciendo un acercamiento hasta que los dos salen de cuadro, entonces nuestra atención se centra en una manta colgada en la pared, la secuencia sigue mientras observamos que la manta es cambiada por otra, en este momento la cámara empieza a alejarse hasta que los protagonistas entran en el cuadro nuevamente, pero en esta ocasión llevan ropa diferente. Se trata de una manera muy creativa para denotar el transcurso del tiempo e inmediatamente inferimos hechos que la película no nos dice explícitamente.


No me cabe duda de que The perks of being a Wallflower se convertirá en una película de culto. Con un presupuesto de 13 millones de dólares, lleva recaudados algo más de 32 millones. Sin embargo, las ventas en formato digital van a hacer que se hable de este filme por varios años. Dentro de esta temática, lo comparo con otras producciones que sin haber sido éxitos de taquilla son recordadas por muchas generaciones: Stand by me (Rob Reiner, 1986), Dazed and confused (Richard Linklater, 1993), Almost famous (Cameron Crowe, 2000). En gran parte, el éxito del filme se debe a su maravillosa banda sonora, una mezcla de música original de Michael Brook y canciones underground de The Smiths (Asleep), New Order (Temptation), David Bowie (Heroes), Sonic Youth (Teenage Riot); entre otras. Musicalmente, esta película es un remix excelente que transporta al espectador a otra época, si bien el filme transcurre durante 1991/1992, hay elementos que nos transportan más atrás en el tiempo, como la referencia a la canción Something de The Beatles (1969), o la película The Rocky Horror Picture Show (Jim Sharman, 1975) y la propia canción de Bowie, Heroes (1977); para explicar por qué Sam, Charlie y Patrick escuchan en la radio esta canción, hay que recordar que la compañía Rykodisc relanzó el álbum en 1991 en formato de disco compacto (CD). Junto a las referencias musicales también están las literarias, el profesor de literatura le entrega a Charlie copias de Cómo matar a un ruiseñor (Harper Lee), El gran Gatsby (F. Scott Fitzgerald), En el camino (Jack Kerouac) y otro de Albert Camus. Se trata de lecturas iniciáticas, cuyos personajes también están descubriendo su lugar en el mundo al igual que Charlie.

En una escena Patrick dice llamarse Nadie (Nothing) aludiendo a La Odisea, cuando Odiseo engaña a Polifemo

Charlie inicia como un marginado, pero en el proceso se va integrando, incluso sus amigos le ayudan a identificarse a través del vestuario con la escena británica; en el proceso irá resolviendo los traumas que ha reprimido y que le causan malestar, después de todo, él simplemente trata de sobrellevar su adolescencia y ser normal. Este filme es el mejor ejemplo de que Estados Unidos también hace cine independiente, no todo tiene que ser Hollywood y no todo tiene que caer bajo sus estereotipados conceptos. "Las ventajas de ser un marginado" deviene en cine fresco en lo narrativo y propositivo en lo visual, con excelentes actuaciones y honestidad en el relato.



Avance subtitulado de la película:


Entrevistas con los protagonitas:








Entrevista con el director:


Álbum completo "Heroes" de David Bowie (1977):


Versión de la canción Heroes interpretada por Bowie y subtitulada:


Campaña publicitaria de la Coca Cola con el tema de Bowie:


Canción Asleep (The Smiths):


Canción Teenage Riot (Sonic Youth), tour europeo de 1991:

10 comentarios:

  1. Manífica fusión de un tema, relacionando la realidad con el cine y la literatura; digna de ser tomada en cuenta por padres y educadores, entre otros; por cualquiera que deba relacionarse con jóvenes en etapas de transición. Además, gracias por consentirnos con el álbum Héroes de David Bowie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Realmente esta película por la manera en que aborda temas reales y crudos, sirve para trabajar desde diferentes instancias, no solo las educativas.

      Eliminar
  2. Lindaaaaa, milindo Yoshua, qué bien lo haces, da gusto leerte, aunque creo que metes demasiadas ilustraciones que no hacen falta y pierde una la concentración. Gracias por venir a mi blog, pero no te apuntaste de seguidor de mi blo, ¿ o sí ? es que soy tan despis.
    Un abrazo milindo Yoshua cinéfilo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Niña!! Ahí te comenté sobre tus vampiros izquierdistas, pero voy a fijarme por si no quedé como seguidor. Las imágenes las uso porque al tratarse de un blog es una plataforma más interactiva y dinámica, por eso también incluyo los videos; además sirve para que personas de otros países encuentren el blog cuando buscan en google información sobre un actor o la película en sí, y así me doy a conocer en otros lados. Las imágenes eso sí, tienen que ver con algo que escribo a manera de ejemplificar un concepto. Gracias por escribir chao!!

      Eliminar
  3. Fíjate, Yoshua, que no estoy de acuerdo en que el autor mismo haya dirigido la película. Aunque llega y transmite el alma del libro, como dijiste, pero siento que fue leer el libro de nuevo, no una adaptación, sino recreación. Y eso de seguro gustó a muchos por el parecido, y yo soy de los pocos que ve las obras separadas, nunca me gustó la frase "el libro es mejor" o así.

    No deja de ser una peli excelente con buenísimas actuaciones, sí, pero lo que se lee y puede tener sentido con la lectura puede desviar el enfoque de lo que será el filme, y siento que con otra visión pudo haber tenido más libertad de innovar, aunque, claro así como quedó es buenísima.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Sergio!!!

      Esto fue lo que escribí: "Una ventaja que tiene el filme es que el propio director es el guionista y el escritor de la obra original, es decir, tiene un conocimiento claro de lo que pretende en cada escena y lo que sus personajes representan. Sin embargo, desde una perspectiva artística, hay ciertos momentos en los que el ritmo decae"

      Creo que el casting fue muy bueno al igual que la dirección de actores, al ser su primera película (solo había realizado un filme independiente experimental) formal creo que lo hizo bien. Como apunté, el ritmo y la edición no es la mejor en algunos pasajes y ahí es donde creo que le costó trasladar el lenguaje narrativo de la literatura al cine. Aunque el libro no me lo he leído, suele preferirlos a las películas, aunques estas últimas me gusten, principalmente por la libertad de imaginación que te da el libro con respecto al cine.

      Saludos!!!

      Eliminar
  4. ¿Vio, Yoshua? La película en el cine Magaly logró sostenerse un poco más de tiempo. No está mal, de otra manera habría salido más pronto de cartelera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me parece bien que la hayan presentado ahí, tal vez así la película llegue a más público.

      Eliminar
  5. ¿Cómo se llama la canción que suena cuando se gradúan Sam y Pat? Cuando traen la toga de color blanco, y Pat en su sombrero dice "Nothing Hate u".

    ResponderEliminar
  6. ¿Cómo se llama la canción que suena cuando se gradúan Sam y Pat? Cuando traen la toga de color blanco, y Pat en su sombrero dice "Nothing Hate u".

    ResponderEliminar

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.