domingo, 13 de enero de 2013

Tabú





Título original: Tabu. Portugal-Alemania-Brasil-Francia (2012). B/N
Director: Miguel Gomes
Guión: Miguel Gomez y Mariana Ricardo
Cinematografía: Rui Poças

Edición: Telmo Churro y Miguel Gomes
Diseño de producción: Bruno Duarte

Productora: O Som e a Fúria, Komplizen Film, Gullane Filmes,
Duración: 118 minutos

Elenco:

Laura Soveral como Aurora anciana
Ana Moreira como Aurora joven
Henrique Espírito Santo como Ventura anciano
Carlotto Cota como Ventura joven
Teresa Madruga como Pilar
Isabel Muñoz Cardoso como Santa
Ivo Müller como el esposo de Aurora
Manuel Mesquita como Mário

Premios:

Festival Internacional de Berlín: Premio Alfred Bauer y Premio FIPRESCI



En 1930 el director germano F. W. Murnau filma su última película, Tabú. Dividida en dos capítulos, Paraíso y Paraíso perdido. La primera parte nos muestra la vida de dos amantes en los mares del Pacífico Sur (Bora Bora) hasta que deciden escapar de las tradiciones locales; en la segunda parte, los vemos en otra isla mientras sobreviven la explotación de los colonizadores.


En el 2012, el cineasta portugués Miguel Gomes, decide rendir un sentido tributo a Murnau y realiza una profunda obra que nos muestra las coyunturas sociales de unos personajes quienes los sentimos muy cercanos.

La nueva versión cuenta con la misma estructura narrativa (solo que la primera parte se llama "Paraíso perdido" y la segunda "Paraíso") y también está filmada con una hermosa fotografía a blanco y negro.

La clave de la película es entenderla desde las sensaciones, dejar que nuestros sentidos se deleiten de lo que ven y escuchan y se conmuevan por la historia. Desde la escena inicial narrada en voz en off (Miguel Gomes) en la que nos enteramos de una historia-leyenda de alguna zona de África, en la que un hombre se suicida por un amor al que no puede acanzar; acompañado en sus últimos momentos por un cocodrilo que comparte su tristeza; esta introducción es una maravilla porque nos indica las pautas de la película y los elementos que vamos a empezar a apreciar a través de un relato circular y enigmático.


Pocas veces me he encontrado con emociones tan disímiles frente a un mismo personaje como en esta película. La primera parte nos muestra a Aurora anciana, que divaría con negros, cocodrilos, música de tambores y recuerdos de un pasado remoto que intuimos falso. Es grosera, mezquina, excéntrica, supersticiosa y manipuladora, tanto con la señora que la cuida como con su vecina. Su hija está ausente y solo envía dinero que Aurora dilapida rápidamente.  Esta parte la vemos desde la perspectiva de Pilar, la vecina, quien con su mirada nos permite observar el declive físico y mental de Aurora, hasta que llega el momento en la que Pilar debe encontrar a un hombre...

En Paraíso perdido la acción sucede en Lisboa, estamos en el presente; las tres protagonistas comparten escena en unos apartamentos cómodos. El lente nos muestra la perspectiva femenina en todo momento, una anciana adinerada, una analfabeta con conocimientos de vudú y una católica convivirán con sus creencias y sus limitaciones.


La segunda parte, Paraíso, empieza poco después que Pilar realiza el encargo de Aurora y encuentra a Gian-Luca Ventura. La acción se traslada ahora a Mozambique y el tiempo es el pasado. El director ahora usa el flashback para seguir la historia y también cambia la perspectiva: el narrador ahora es Ventura, por lo que la mirada masculina ahora es la principal.

En la África colonizada por portugueses, Ventura es una especie de Livingston que vive según dicta sus deseos, entre sus aventuras llega a conocer a Aurora y a su esposo. En esta parte empezamos a unir las piezas que Gomes nos adelantaba en el prólogo. Con gran maestría el tono del filme cambia, el ritmo pausado de la narración y la sensualidad a través de la imagen (fotografía) y la música (extraordinaria utilización de este recurso para darle profundidad argumentativa al filme) cobran mayor protagonismos.


El título hace una triple referencia, por un lado mencioné el tributo que hace el director al filme de Murnau; también se refiere al nombre de la Montaña Tabú donde transcurre la historia y finalmente, al amor prohibido según los cánones culturales de la joven pareja. 

Rui Poças saca enorme provecho de la naturaleza africana, sus vastas llanuras, su celaje y en general del precioso escenario para engalanar una historia romántica con aire de fábula, pero con un desenlace trágico. El uso de la iluminación es maravilloso, las sombras brindan una profundidad psicológica a los personajes permitiendo identificarnos con su historia.



Gomes explica sobre su intención con el cambio de ritmo entre las partes: "As everything in life, we run the risk of seeing our goals frustrated if we follow a strict plan. Often we’ll be able to reach them improvising. Like in films, life is a game".

Filme extraordinario con gran sentido estético, con maravillosos cuadros y planos, una historia incompleta de amor, traición, música y cocodrilos, con grandes actuaciones cargadas de nostalgia. Curiosamente, ignorada para los Oscar de este año, lamentable.



Avance de la película con subtítulos:

 

Miguel Gomes y Carlotto Cota hablan de la película:


Entrevista en inglés al director:


Entrevista completa en inglés con el director, para la serie Seventh Art:


Parte de la estupenda banda sonora de la película:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.