domingo, 9 de diciembre de 2012

Submarino



Título original: Submarino. Dinamarca - Suecia (2010). Color
Director: Thomas Vinterberg
Guión: Thomas Vinterbeg y Tobias Lindholm basados en la novela homónima de Thomas Bengtsson
Cinematografía: Charlotte Bruus Christensen
Edición: Andri Steinn y Valdís Óskarsdóttir
Música: Kristian Eidnes Andersen
Diseñor de producción: Torben Stig Nielsen
Productora: Nimbus Film y TV 2
Duración: 105 minutos

Elenco:

Jakob Cedergren como Nick
Sebastian Bull como Nick (niño)
Peter Plaugborg como el hermano de Nick
Mads Broe Andersen como el hermano de Nick (niño)
Patricia Schumann como Sofie
Morten Rose como Iván
Gustav Fischer Kjaerulff como Martin
Henrik Strube como Jimmy Gule
Helene Reingaard Neumann como Mona


Premios:

Premios Bodil: mejor actriz de reparto y premio especial (guión)
Concilio Nórdico: Premio del Concilio Nórdico al Cine
Festival de Cine Robert: mejor diseño de vestuario, mejor música original, mejor diseño de producción, mejor canción, mejor actor de reparto.
Festival Internacional de Cine de Berlín: Nominada al Oso de Oro



Submarino está basada en la novela homónima de Thomas Bengtsson (2007), el título hace mención a la tortura de sumergir la cabeza de una persona en agua al punto de casi ahogarla. Desde el título queda claro la tónica del filme.

Thomas Vinterberg

Como parte del acuerdo entre las productoras, Vinterberg debía filmar con al menos la mitad de actores y equipo de producción novatos. Eso fue un aliciente para el director danés quien en sus inicios demostró gran capacidad para trabajar en condiciones similares. Es un gran director de actores y sabe aprovechar el presupuesto; parte de esto se debe a su trabajo bajo Dogma 95, movimiento cinematográfico que pretende realizar cine de forma artesanal, sin efectos sonoros, lumínicos ni arreglos de postproducción.

Hay ciertas similitudes entre Festen (La celebración, 1998) y Submarino (2010). Ambas películas de Vinterberg retratan los problemas que van consumiendo a una familia; también está presente el alcoholismo como una manera de escape de los personajes y, principalmente, hay una clara crítica hacia la sociedad danesa, disecciona las capas sociales y nos muestra un aspecto sórdido, muy alejado del concepto que se tiene de Dinamarca (o del que la oficialidad del país vende). Sin embargo, la familia en crisis en La celebración es de clase alta, mientras que en Submarino la familia pertenece a una clase socioeconómica baja.

El guión es bastante sólido y nos permite apreciar el desarrollo de un par de hermanos quienes arrastran traumas de la niñez: madre alcohólica, abusiva; carencias vitales, falta de afecto, figura paterna ausente y una muerte que marcará profundamente a los hermanos. Tras mostrarnos en líneas generales el tipo de niñez que tuvieron, pasamos a la vida adulta. El filme está estructurado de tal manera que conocemos la historia de cada hermano por separado y comparten escena en pocas ocasiones. 

Ambos han desarrollado vicios que los consumen poco a poco, Nick es alcohólico y con problemas de agresividad; mientras que su hermano lucha con su adicción a la heroína mientras cría a su hijo. El filme no cae en sentimentalismos baratos ni pretende ser moralista, este es un gran acierto porque nos permite entender el drama humano tras la vida de un adicto.  Sus intentos de sobrellevar el día a día e incluso las posibilidades de encontrar una pareja y sentirse amado. En este punto la película tiene una fuerza dramática que deviene de su orden narrativo y de las excelentes interpretaciones por parte de Jakob Cedegren y Peter Plaugborg. 


Cuando apreciamos alguna obra artística conviene preguntarnos cuál es la visión de mundo que la obra nos muestra, así como el concepto de ser humano que apreciamos. En el caso de Submarino como en el resto de la filmografía de Vinterberg, ambas preguntas se responden desde lo visceral. El filme presenta personajes perturbados, incluso patológicos, no solo los hermanos están enviciados. Presenciamos la lucha de una mujer a quien servicios sociales le ha quitado la manuntención de su hijo, también la de un hombre que ante su incapacidad para establecer relaciones interpersonales recurre a las agresiones violentas; exceptuando a Martin el resto de personajes parece haber fracasado en la vida, simplemente están a la expectativa de la incertidumbre.

La utilización del clima va acorde con esta visión de mundo, el frío y la nieve nos remiten instantáneamente al aspecto emocional de Nick y su hermano, ambos sienten su interior frío, Nick incluso aleja cualquier persona que quiera acercársele y conocerlo; su hermano busca en la heroína escapar de una realidad que le atormenta.  La fotografía retrata una Copenhague gélida, agresiva; una ciudad que devora a los personajes. Los colores fríos predominan al igual que el vestuario sobrio en el que sobresalen las tonalidades grises. La banda sonora resalta la acción y acompaña correctamente cada secuencia, nos sentimos nostálgicos al recordar cómo estas personas fueron niños y todo pudo haber sido diferente.


La edición puede sentirse forzada en algunas escenas y como mencioné anteriormente, la película se divide en segmentos que nos muestran la vida de cada hermano y el tiempo va de presente a pasado y viceversa.

Submarino es una película que nos habla con franqueza de una realidad permanente, las consecuencias que tiene una infancia de sufrimiento, de maltrato y abuso y cómo influye hasta el último día de vida. Tiene unas excelentes actuaciones que nos permite reflexionar sobre estas víctimas de un sistema social agobiante y de las malas decisiones que conllevan tragedias que dejan huellas profundas. Lo que más me gustó fue la falta de una condena moral sobre los hechos y las personas, siempre vemos a seres humanos tratando de resolver sus conflictos, no estamos ante personajes buenos o malos, porque la vida no es así de simple. La secuencia que más me agradó fue cuando los hermanos se encuentran en la cárcel, tiene una intensidad estupenda y está muy bien actuada.


Avance subtitulado en inglés de la película:


Avance en español de la película:


Thomas Vinterberg habla sobre su película con ocasión a su estreno en la Berlinale:


Otra entrevista al director:


Entrevista al actor Jakob Cedergren:

6 comentarios:

  1. desgarradora historia, te deja pensando de q hablamos cuando decimos "marginalidad social".
    2 hermanos marcados x el abandono en la infancia, la ineficacia de la política social del estado y x las decisiones equivocadas en la vida adulta.
    La escena de la madre y la tostadora impacta, muy buena la interpretación del hermano mayor Nick

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos "anónimo" (por favor te agradecería si dejas el nombre y el país de donde escribes, gracias). En verdad una historia desgarradora, donde podemos ver la marginalidad desde otra perspectiva. Apuntas muy bien sobre la actuación de Jakob Cedergren, estupenda. Gracias por leer el artículo y comentar. Me puedes encontrar en facebook como Vivecinescrupulos Blogspot, y ahí seguir comentando sobre películas

      Eliminar
  2. ¡Qué buen artículo! La relación del título "Submarino" con la trama, lo pensé como la situación de estar undido, sumergido (por todas las circunstancias de vida, en la niñez y la vida adulta)y el salir a flote por momentos o épocas, para respirar, sobrevivir e incluso buscar la catarsis. La película es desgarradoramente real y cotidiana en muchos sentidos ¿cómo pretender cierto tipo de ciudadanos, si su niñez ha estado marcada por eventos trágicos, traumáticos, si su desarrollo infantil estuvo a cargo de personas negligentes, etc? y esto aplica en diferente medida para cualquier país. Esta película es una "cachetada" para despertarnos y hacernos tomar conciencia. Coincido en que la falta de sanción moral hacia los personajes y hechos, es un plus para lograr que la película trascienda, además muestra los sentimientos de afecto, solidaridad, etc. entre los hermanos y no solo entre ellos; en fin una cinta que no hay que dejar pasar, hay que verla más de una vez... lo merece, lo merecemos. Damara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta ahora puedo contestar, disculpe, estaba metido de lleno con el artículo de lo mejor del año. Le recomiendo más películas de Vinterberg, estoy esperando poder conseguir su última, Jagten (creo que así se llama)

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho la película que vi esta semana. Experimenté muchas emociones al verla. Hasta el día de hoy me enteré de que país es la película, pues la versión que vi está muy mal subtitulada. Saludos desde la ciudad de México.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos María Teresa, en verdad ques una película que genera muchas emociones, en general el cine de Vinterberg causa ese efecto, le animo a ver otros filmes de él. Ciudad de México, hermosa ciudad, añoro poder regresar allá. Este filme lo vi en Guadalajara, son muchos estados y ciudades que deseo seguir conociendo de México.

      Eliminar

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.