lunes, 6 de agosto de 2012

Tres Marías




Título original: Tres Marías. Costa Rica (2012). B/N
Director: Francisco González
Guión: Francisco González
Cinematografía: Francisco González
Música: Alberto Ortíz
Duración: 95 minutos

Elenco:

Ariadna Retana como María José
Madeleine Martínez como María Elena
Abril Reyes como María Victoria
Erick Calderón como Baby/Carlos
Pablo Morales como César
Carlos Alvarado como Alberto
Patrick Valembois como Marvin
Nestor Peirano como el Che




Pemios:

Festival Internacional Paz con la Tierra: mejor actriz (Ariadna Retana), mejor guión.
Festival Ícaro de Cine: mejor guión y mejor fotografía.



El cine costarricense está lleno de buenas intenciones, pero eso no lo exime de ser soso y aburrido. Es cierto que la propuesta cinematográfica es muy reducida y reciente; también que las películas que más han gustado a la crítica y el público son simplonas y hartamente comerciales, de ahí que su distribución sea mayor.

Sin embargo hay algunas propuestas que si bien tienen algunos carencias se nota una intención artística y un esmero por hacer algo diferente. Este es el caso de Tr3s Marías, producción costarricense del realizador chileno Francisco González.

En primer lugar tiene una fotografía exquisita, a blanco y negro lo que permite universalizar el filme y entender mejor la psicología de los personajes. Junto con la fotografía, la música está muy bien empleada, las canciones que conforman la banda sonora le brindan una dimensión completa al elenco y a la historia en sí misma, en otras palabras, le da unidad al filme. Mientras que el lenguaje permite que el costarricense se identifique con los personajes, la fotografía en blanco y negro universaliza la historia, la exporta, haciendo posible que las historias que vemos sean aceptadas en otras latitudes. Esto también se logra al no incluir una zona geográfica específica, vemos diferentes lugares, pero no se nos dice el nombre, así, las calles, casas, parques pueden estar en cualquier ciudad del mundo.


El director juega también con la cámara, el resultado son tomas inquietantes, el uso de planos detalles con criterio y la manera en que utiliza los ángulos de cámara para dotar de vitalidad a la película están muy bien logrados. Con la agilidad que demuestra para rodar, compensa algunos debilidades a nivel de actuación.

El guión es bastante ambicioso, una propuesta que no se había hecho en el país (al menos que yo conozca). El relato es críptico, pero nos toma por sorpresa. Mientras creemos que es una historia lineal, hay un giro que brinda la oportunidad no solo de conocer con mayor profundidad a los personajes, sino que permite entender el mundo en el que viven; las condiciones familiares, sociales y económicas en las que están envueltos. La película está en el medio entre una especie de cine de crimen (por el evento que desencadena la trama) y cine social (por la denuncia solapada que se hace de las condiciones de vida). La fotografía le imprime una dosis de realismo estupendo. El lenguaje también está bien empleado, la utilización de formas vulgares del idioma está acorde con la clase social y el mundo representado.

Mediante el uso de la analepsis, el director rompe la linealidad cronológica, esto sacude al espectador quien tendrá que ir reconociendo las partes del rompecabezas, una estructura que vuelve al sujeto un agente activo en vez de uno pasivo como es usual en el cine contemporáneo, en el que las situaciones ya están dadas y el observador simplemente acepta la historia. Con Tr3s Marías hay una clara intención de incomodar, de hablarnos sobre una realidad social, de darle voz a personajes que sabemos son ficticios, pero que nos remiten a personas de la vida real. En conversaciones con Pako González, él hacía énfasis en que los personajes están costantemente "subiendo una cuesta", por eso la angulación de la cámara y las tomas contrapicadas, entendemos que ellos se mueven, tratan de salir del conflicto en que se encuentran (todos los personajes tienen algún tipo de conflicto), pero lo único que consiguen es andar en círculos. De ahí, que el filme tenga una circularidad e inicio y final sean uno.

Dos personajes que son claves para lograr un impacto emocional en el espectador son el del esposo celoso y el del trasvesti. Las dos mejores actuaciones de la película. El primero es un hombre de un machismo puro, de educación anticuada y con una moral válida para sí mismo, algo típico en Costa Rica. El segundo, busca representar el cambio, alguien que tuvo que salir de su casa y sobrevivir de cualquier forma; aún así se acepta como es y no siente vergüenza.

Las tres mujeres que dan título a la película están bien logradas, aunque sus nombres pueden pasar más como algo anecdótico, porque el verdadero tema de la película es la situación en la que viven todos los personajes. Ese ambiente que los empuja a tomar decisiones arriesgadas sin importar siquiera la vida. El trabajo del director en este punto es muy importane porque al hacer la película a blanco y negro permite la identificación con la historia y la atmósfera que vemos. La visión de mundo que plantea Tr3s Marías es una en la que cada uno se define, la sociedad dictamina mucho sobre lo que cada uno puede llegar a ser, pero siempre hay elecciones, lejos está la idea de un destino inamovible o una deidad que todo lo tiene planeado. Las tres mujeres brindan un orden narrativo, pero el filme va más allá de ellas, es sobre la ciudad, sobre las historias detrás de las paredes, en las calles, en los bares, etc., algunos sobreviven de manera individual (Baby, María José), otros lo hacen en algún tipo de esfuerzo colectivo (César, Marvin y María Victoria), pero el ambiente puede más que ellos, la tentación y el estancamiento (el bar/prostíbulo). Personas jóvenes y maduras entran en conflictos como cualquiera en el mundo, viven con sueños en una realidad que les agobia, en una realidad que no es lineal, tiene sus curvas (por eso la utilización de la cámara y su incesante búsqueda de ángulos). En ese mundo de todos y de nadie, tres Marías viven y toman decisiones, mismas que las definirán. Son tres mujeres víctimas de una sociedad patriarcal.

El factor ético está presente de forma constante. En una escena un chico se acerca a Marvin para pedirle dinero, César le dice que no le de nada porque es para drogas y en el futuro va a ser un ladrón. Hay una ironía implícita porque, César, quien está planeando un robo, censura al chico. De igual forma, cuando María Victoria le dice a María José que se ha practicado un aborto, la segunda le cuestiona el acto, ella quien es prostituta y tiene un hijo censura el aborto de la otra mujer. El filme no pretende ser moralista, al contrario, plantea la interrogante sobre ¿quién tiene valía para juzgar éticamente a otra persona?

Sobre las influencias estéticas del director, me parece que busca en el cine de Almodóvar y en la propuesta de Jim Jarmusch las claves para armar el relato. Del primero se nota la influencia para definir los personajes; del segundo la manera en que estructura el filme, aunque también puede verse influido por Alejandro G. Iñarritu y Guillermo Arriaga (Amores perros, entre otros).


Tr3s Marías tardó muchos años para llegar a completarse, el proyecto inició en el 2005 y se pudo estrenar en el 2012, muchas dificultades económicas impidieron que se pudiera estrenar antes, mismas que impiden el que la película se distribuya en el mercado en formato digital. Es una lástima, ver cómo la gente habla de Gestación, Caribe, El regreso, Cielo rojo, El sanatorio, cine basura o cine sin identidad, o cine fácil costarricense; mientras otros proyectos quedan en el anonimato. Tal es el caso de Adentro/Afuera (Jason Nielsen, 2010) y quién sabe cuántos otros proyectos experimentales. Muchas gracias Francisco "Pako" y a todo el elenco y gente de producción por hacer algo diferente.


Avance de la película:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.