lunes, 6 de agosto de 2012

Le Havre: el puerto de la esperanza




Título original: Le Havre. Finlandia - Francia (2011). Color
Director: Aki Kaurismäki
Guión: Aki Kaurismäki
Cinematografía: Timo Salminem
Edición: Timo Linnasalo

Duración: 93 minutos

Elenco:

André Wilms como Marcel Marx
Kati Outinen como Arletty
Jean-Pierre Darroussin como Monet
Blondin Miguel como Idrissa
Elina Salo como Claire
Evelyne Didi como Yvette
Quoc Dung Nguyen como Chang
Little Bob (Roberto Piazza) como él mismo
Laika como ella misma


Premios:

Festival Internacional de Cannes: Premio FIPRESCI
Festival Internacional de Cannes: Mención Especial del jurado Ecuménico
Premios Jussi: Mejor director, mejor filme, mejor cinematografía, mejor edición, mejor guión, mejor actriz de reparto



La primera película francófona de Kaurismäki fue La vie de bohéme (1992), en ella un personaje llamado Marcel interpretaba a un bohemio. En Le Havre, el director finlandés va a retomar ese personaje (interpretado por el mismo actor) y le dará el protagonismo. Esta película está pensada como la primera de una trilogía que girará sobre la vida en ciudades portuarias. Kaurismäki es conocido por sus trilogías: Proletariado y Finlandia.

Kaurismäki es uno de los mejores directores de la actualidad, viene haciendo cine desde los ochenta y su progreso es evidente, cada vez es más mesurado en su puesta en escena, mas sus películas están cargadas con un tremendo sentimiento, llena de matices de los cuales no podemos sentirnos ajenos. Es tal la maestría de este finlandés para describir sus personajes, que terminamos por quererlos, por preocuparnos por sus vidas, olvidamos que forman parte de una película y nos identificamos con ellos y sus historias. Gran parte de esto se debe a que Kaurismäki escoge personajes que representen las clases obreras y ambienta sus películas en una atmósfera proletaria. Los hermanos Kaurismäki (Mika y Aki) han llevado el cinema finlandés a todas partes del mundo, han dado a conocer sus propuestas con una valentía tremenda y un compromiso crítico admirable. Pensar que en estos dos hombres recae la cinematografía de todo un país es asosmbroso.

En Le Havre nuestro héroe es un lustra botas, un hombre "que se comporta como niño" según palabras de su esposa. Por eso su caridad es genuina y su lucha adquiere un mayor significado. Sin proponérselo se hace cargo de un niño llegado a la ciudad portuaria en uno de tantos cargamentos de emigrantes ilegales, en este caso proveniente de Gabón. El repentino internamiento de su esposa no le impide solidarizarse con el niño y protegerlo. Hay una fuerte crítica contra la intolerancia y la xenofobia cuando leemos una nota de un periódico en el que dan a entender que el niño está vinculado con una organización terrorista internacional.

Los puertos suelen ser receptáculos culturales, se nutren de la variopinta diversidad de las personas que los frecuentan o las que se quedan a vivir. La música es parte importante de esta atmósfera y Kaurismäki no escatima con una banda sonora en la que apreciamos al ídolo del rock Little Bop así como un buen tango de Gardel. Otra característica de estas zonas es la camaradería que se forma entre sus habitantes, principalmente entre las clases trabajadoras. Kaurismäki con gran habilidad nos regala personajes secundarios que sirven como una red que se extiende por toda la ciudad, de esta red se va a aprovechar Marcel para proteger al joven Idrissa. Este en agradecimiento le cocinará y se hará cargo de las labores hogareñas en ausencia de Arletty (esposa de Marcel). Incluso, cuando Idrissa y Arletty se conocen en el hospital, ella acepta sin recelos la presencia del niño; una escena de una belleza extraordinaria en el que la armonía se convierte en valor estético por sí misma. Ya lo dice Arletty en un momento de la película "La sociedad no debe juzgar lo que es bueno y lo que es malo".

La fuerza represiva de la sociedad está representada por la policía. El detective Monet es el encargado de resolver el caso del "terrorista", pero esto le molesta. Él le dice a Marcel que resuelve crímenes, pero no tolera las injusticias. En un primer momento, intercede para que no le disparen al niño cuando huye, esto marcará su posición ante el caso. Él sabe perfectamente qué es lo que sucede, donde está el niño. En una escena vemos una mano hacer una llamada telefónica a la policía revelando el paradero del joven inmigrante; pero Monet está convencido de la oportunidad que merece el joven africano para seguir su vida, no ha cometido ningún crimen, simplemente nació en un mundo irracional, en el que se persigue por el color de piel, nacionalidad o cualquier otro pretexto. El director juega con nosotros al revelar hasta el final quién fue el informante.

Esta es una película más alegre dentro de la filmografía de Kaurismäki, quien suele llevar a los personajes hasta situaciones límites. Sin embargo, el tono de la película es agradable y hasta el final guarda sorpresas.


Avance de la película:


Kati Outinen habla sobre su papel:

5 comentarios:

  1. Excelente película, solidaridad y optimismo en dosis suficiente, los héroes anónimos existen!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Milena!!! héroes anónimos en verdad. Además de amantes de los animales, Laika es una más de la familia

      Eliminar
  2. Recomiendo y dejo los link de Ariel http://www.youtube.com/watch?v=9sndw_zkMRk
    y La chica de la fabrica de cerillas http://www.youtube.com/watch?v=4cdZPoxGT90

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias "anónimo", muy buenas las dos películas, la segunda y tercera parte de la trilogía del proletariado del finlandés. No he podido ver la primera Shadows in paradise (1986)

      Eliminar
  3. Hoy por esas cosas de la vida me han regalado la trilogia completa en DVD con subtitulados al Castellano así que apenas tenga tiempo la subo

    ResponderEliminar

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.