lunes, 2 de julio de 2012

Prometeo



Título original: Prometheus. Estados Unidos (2012) Color
Director: Ridley Scott
Guión: Jon Spaihts y Damon Lindelof
Diseño de producción: Arthur Max
Cinematografía: Dariusz Wolski
Edición: Pietro Scalia
Música: Marc Streitenfeld

Elenco:

Noomi Rapace como Elizabeth Shaw
Michael Fassbender como David
Charlize Theron como Meredith Vickers
Idris Elba como Janek
Logan Marshall-Green como Charlie Holloway
Guy Pearce como Peter Weyland


¡Qué lejano me parece el Ridley Scott de Alien (1979) y Blade Runner (1982)! Ha perdido totalmente su magia como director. Se concentra tanto en los efectos especiales que descuida otros aspectos esenciales de la película, se muestra como alguien despreocupado por la coherencia interna del relato.

Prometeo toma su nombre del Titán griego que roba el fuego a los dioses para dárselo a los humanos. En la mitología es castigado por Zeus y condenado al sufrimiento eterno, el fuego simboliza el conocimiento y la raza humana es iluminada por el mismo. Teniendo en cuenta esto, la película se pierde en la oscuridad al igual que los personajes.

A nivel de efectos especiales la película está bien lograda. El aspecto estilo Giger era de esperar, aunque para ser franco me tiene algo cansado, sin embargo tenía que ser así para guardar concordancia con el resto de la saga. Para quienes no lo sepan, Prometeo viene a ser el origen de la tetralogía de Alien. El uso del 3D es un robo más en esta industria, no aporta nada a la película.


La película es muy pretensiosa, trata de tener un trasfondo filosófico que termina siendo como uno de esos libros para principiantes. Deja de lado el estilo futurista de Alien (1979) caracterizado por escenografía metálica y que tiene un aire retro; en su lugar, esta nueva versión opta por lo digital y aséptico. Sin embargo, no me convenció, está muy influenciada por la obra maestra de Kubrick 2001: Odisea al espacio. El problema con Prometeo es que tiene mucho detalle, lo barroco no le conviene porque pierde importancia el relato. Mientras que la nave en el film original da una sensación de claustrofobia, en este filme parece el club privado de unos ricachones.


La fotografía está bien, cumple el objetivo de crearnos un mundo extraterrestre. Gran parte de la película se desarrolla en lugares de poca iluminación, pero no sentimos peligro. Se trata de un filme más de ciencia ficción que de suspenso, en esto dista de la versión de 1979 que amalgama a la perfección los dos géneros.

La música fue de los aspectos que me defraudaron más. Es pretensiosa, inexacta. Nuevamente, trata de copiar el efecto de 2001 Odisea al espacio con notas clásicas y generar un ambiente de magnificencia, pero no lo logra. El filme de 1979 tenía un sonido característico, estridente, angustiante, era más ambiental. La música de Streitenfeld no decide que rumbo tomar, está desarticulada al igual que la tripulación del Prometeo.

El trabajo de cámaras es bueno, alterna primeros planos en las secuencias de mayor intensidad con planos generales de la nave o del planeta en el que se encuentran. Es lo mejor de Scott como director, sabe elegir bien lo que quiere mostrar y cómo, la edición logra plasmar la visión del director.

Las actuaciones también son agradables. Principalmente Fassbender e Idris Elba. El primero demuestra que es un gran actor y nuevamente cambia con respecto a sus trabajos anteriores, puede tener varios registros actorales y es convincente. Elba da vida al capitán del Prometeo y es el personaje de mayor evolución, un contrapunto a la historia, alguien que recuerda al resto de la tripulación la dimensión humana a la que pertenecen.


Noomi Rapace hace bien su papel al igual que Charlize Theron. Me hubiese gustado más ver el personaje de Meredith Vickers, pudo ser más explotado, pero esto no es responsabilidad de los actores.

En general estos cuatro actores están bastante bien, logran hacer que la película sea interesante, tienen buena química entre ellos. Fassbender creo que sobresale sobre el resto, en una actuación en la que él mismo admite que se inspiró en HAL-9000 para modular su voz y en la postura de Greg Louganis. Gran parte de la película gira en torno a este personaje y su agenda secreta, su interpretación como un ser no orgánico es convincente y plantea cuestiones interesantes que no fueron aprovechadas.


El mayor problema que tiene Prometeo es su guión, está lleno de errores. Plantea un mal diseño de personajes, no son bien utilizados, propone secuencias de acción que me hicieron reír por lo ridículas. La historia no termina de cuajar, es lo que pasa cuando se piensa en hacer una continuación y no se respeta al espectador, esta nueva era del cine en la que las secuelas son la tónica, es un desperdicio fílmico-creativo. La obra en sí misma es concebida con agujeros enormes con la intención de irlos tapando con los subsiguientes filmes. En el caso de Prometeo la película pierde ritmo, se vuelve aburrida y sumamante predecible más allá si se es fan o no de la tetralogía de Alien. El mismo director no parecía seguro de hacer una precuela o una historia original dentro del universo Alien, al final su confusión queda evidenciada en la película. Scott no escribió el guión, pero no se le puede perdonar que con su experiencia no haya hecho los ajustes necesarios, nuevamente creo que se preocupa más por los aspectos estéticos del filme que descuida el contenido.

En resumen, la película es regular, tiene momentos interesantes, pero no termina por convencer. Ridley Scott dejó de hacer buen cine hace muchos años y solo podemos ver destellos de lo que una vez fue. A nivel de efectos especiales la película entretiene, está mayoritariamente bien actuada. Si gustan de la ciencia ficción no esperen mucho por las preguntas que plantea la película, son ordinarias y trilladas. Es un filme que pregunta y no responde, no le interesa. La existencia de dios es un MacGuffin para contarnos otra historia. Si no son muy exigentes, el filme terminará por gustar, pero en mi caso les recomiendo ver (o volver a ver) 2001: Una Odisea en el espacio (Stanley Kubrick, 1968), Solaris (Andrei Tarkovski, 1972); Neon Genesis Evangelion (Hideaki Anno, 1995 y las posteriores películas); Spriggan (Hirotsugu Kawasaki, 2001); Blade Runner (Ridley Scott, 1982) y la tetralogía de Alien (Ridley Scott, 1979; James Cameron, 1986; David Fincher, 1992; y Jean-Pierre Jeunet, 1997). Pueden ver las series de televisión de Star Trek (la original y la nueva generación) o X-Files, también han desarrollado todos los temas que Prometeo presenta.

De igual manera pueden leer libros de Stanislav Lem, Arthur C. Clark, Isaac Asimov, entre muchos otros.


Crítica con detalles de la película (spoilers)


Algo que no se puede hacer con el espectador es subestimarlo, está bien que se usen efectos especiales de última generación, efectos creados por CGI, pero cuando te venden una película como la quintaescencia y termina siendo un folletín de lectura rápida entonces terminas con un sin sabor. El lado bueno de la película es que se puede tomar con humor, me reí mucho, más incluso que en algunas comedias; esto porque es inaudito ciertos momentos del filme en que se vuelve absurdo. Prefiero la tetralogía, sí, incluyendo las versiones de Fincher y Jeunet que inferiores a las dos primeras de la saga, aún me parecen más entretenidas que este Titán caído a menos.

En primer lugar quiero decir que la tripulación del Prometeo puede llevarse el premio (o al menos concursar) por ser la más mala en la historia del cine. Por favor, escogieron a los más idiotas para llevarlos en una misión de millardos de dólares en búsqueda de el origen de la humanidad. Los científicos son simples chistes y parodias de sus respectivas especialidades, una sátira (como dijo la amiga con quien fui a ver la película).

Es la misión por excelencia, están a miles de años luz de la Tierra y no tienen ningún plan, ni medidas de contingencia ni estudio de posibilidades. Todos suponen que los van a esperar abiertos de brazos y su mejor arma es un lanza llamas, por favor. A penas llegan y se lanzan a la aventura, sin hacer ningún análisis. El papel de Marshall-Green (Holloway) es pésimo, actual mal, no es creíble como científico (en sus palabras definió su personaje como un científico al estilo de los Juegos extremos de ESPN) y tenía que ser un personaje clave en la historia.  La simpleza del director y guionistas (o tal vez su miedo de hacer una película anti-religión o políticamente incorrecta) hacen muchas preguntas para esquivarlas o limitarse a un concepto de divinidad tan anticuado como falto de interés.



Veamos otros detalles, se supone que son una misión científica del más alto rango e importancia, pero viajan con alcohol para relajarse!!!!  Con mesa de pool incluida, queda claro que no tuvieron ningún tipo de preparación para la misión ni entrenamiento.  Se preguntan si entrar a la estructura de día o de noche, como si importara, la estructura es totalmente cerrada, no importa si es de día o de noche, siempre tendrán que usar luz artificial. Otra parte realmente tonta es cuando se quitan los cascos, es decir, aunque tengan aparatos que indiquen que la atmósfera no es dañina, no saben qué hay en el ambiente y cómo van a reaccionar sus organismos, hay todo un procedimiento para eso. Este elemento es central en la película de 1979, Ripley no quería dejar entrar en la nave a sus compañeros (capitán incluido) porque sabía que era una irresponsabilidad. Incluso hay en episodio de X-Files en que se descubren organismos vivos a base de silicio en vez de carbono, pero no se les ocurrió esa posibilidad en el futuro super tecnológico.

Ya cuando están explorando y ven el holograma de seres huyendo, en vez de tener precaución eligen ser todavía más temerarios, con un geólogo y un biólogo que solo los llevaron para ser... no, no sé para qué carajos los llevaron. También cuando, después de ver al compañero muerto delante de ellos, aparece la señal de su traje al frente de la nave, simplemente le abren la puerta, hasta un niño sabría que no era su compañero y que es mala idea comprometer la nave.

Noomi Rapace actuó de acuerdo al guión, lástima que este la puso a hacer cosas inauditas como correr, saltar, arrastrarse y golpearse no sé cuántas veces, esto no es de sorprender, pero lo hace justo después de que una máquina le saca un alien de su vientre (que por cierto se alimentaba de ella) usando solo anestesia local. Ya en esta parte me reía a más no poder, para colmo la pobre de Rapace la pusieron a hacer caras de dolor a cada rato, para qué, hubiera sido más convincente en todo caso que la mega máquina de operaciones no dejara inconveniente quirúrgico y ella pudiera salir brincando. Más allá de las inyecciones milagrosas que se autoadministraba y que según la película eran suficientes para que ella siguiera adelante. Por cierto, la carne tampoco se desgarra con las poderosas grapas postoperatorias de esta película. Los hechos ocurren en el 2093, así que en solo 81 años las mujeres no van a necesitar ningún tipo de incapacidad después de dar a luz, es más, no van a existir las incapacidades, una mega máquina te opera de todo y de vuelta al trabajo (porque una operación así va a costar bien caro y habrá que pagarla).

El problema es que trataron de hacer una película ubicada en el futuro, pero no es futurística, no crea un ambiente que te sorprenda. Es tan pretenciosa esta película que Ridley Scott, un inglés, es pro-yanquee. Cuando uno de los personajes dice antes de iniciar la exploración en el planeta al que llegaron, "este es un pequeño paso para la humanidad...." por favor, porque no llevaron las banderitas y filmaron el evento. 

Una idea que se me ocurrió en el momento en que vi la super cabeza:

Supuesta deidad creadora de la especie humana o acaso de la raza de extraterrestres que crearon a los humanos


Cabeza perteneciente al arte tolteca

Viajaron miles de años luz para encontrar la fuente de la creación del ser humano y en su lugar encuentran un remedo de cabeza tolteca con cirugia plástica!!!! La nariz indígena hubiera ofendido a las audiencias, tenían que tener una reconstrucción facial. Los súper científicos buscaban evidencias de sus "astronautas" de otras galaxias, investigaban yacimientos arqueológicos, pinturas rupestres y cuando llegan a la cabezota no se les ocurre que mejor se hubiesen ido a pasar unas vacaciones en México.

Nota: los toltecas fueron una cultura del período precolombino surgida aproximadamente en el año 950 d.c. en Tula (Mesoamérica). Su nombre en lengua náhuatl significa maestros constructores, su cultura se extendió del siglo X al XII d.c. e influenciaron a los mayas.

Entiendo que la idea es que toda la humanidad está creada a imagen y semejanza de estas criaturas que habitan este planeta, de color blanco y abundante musculatura, y que por lo tanto, los vestigios históricos de la Tierra son herencia de esta civilización alienígena. Pero la falta de creatividad y visión del director y equipo de producción es más que evidente. 

Por otra parte, la película es muy predecible. Esto hace que se vuelva aburrida. El padre de Meredith Vickers no es sorpresa, tampoco las intenciones de este. Fue una lástima la subutilización del personaje de Theron, podía haberse explotado de mejor manera, al final resulta superfluo y no es trascendental.

Es cierto que se trata de cine comercial, lo que llaman un blockbuster, pero no pueden vendernos una película como si fuese trascendental con tantos errores, que al final son una amalgama de efectos especiales, pero con una historia tan deficiente. La idea de una precuela de la saga de Alien estaba buena, es un universo basto lleno de posibilidades, pero el guión es pésimo y es una lástima que no hayan hecho una digna precuela de una de mis sagas preferidas.


Curiosidades


La escena inicial fue filmada en Islandia, el rodaje se llevó dos semanas.

James Franco fue considerado para el papel de Holloway. Hubiese sido una mejor opción, aunque cabe la posibilidad de que rechazara el papel porque no le interesaba.

En un principio la película iba a titularse "Paraíso".

Originalmente Charlize Theron iba a interpretar a Elizabeth Shaw, debido a conflictos en su agenda de trabajo tuvo que declinar, cuando tuvo tiempo ya el papel lo tenía Rooney Mara por lo que Theron interpretó a Meredith Vickers.


Les dejo con el avance de la película:


Parte de la campaña publicitaria fue este video con Guy Pearce:


Ridley Scott habla sobre su película y el regreso al género de la ciencia ficción:



Entrevista con el elenco de Prometeo:



Incluyo una video crítica que me pareció muy acertada. Prometeo no llega a nada, visualmente entretenida, pero que no explica ni termina convenciendo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.