martes, 5 de junio de 2012

Bienvenidos a Alemania








Título original: Almanya - Willkommen in Deutschland. Alemania (2011) Color
Director: Yasemin Samdereli
Guión: Yasemin Samdereli Nesrin Samdereli
Cinematografía: The Chau Ngo

Montaje: Andrea Mertens
Diseño de producción: Alexander Manrase
Música: Gerd Baumann
Duración: 101 minutos

Elenco:

Vedat Erincin como Hüseyi
Fahri Ögün Yardim como Hüseyin (joven)
Lilay Huser como Fatma
Demet Gül como Fatma (joven)
Aykut Kayacik como Veli
Aycan Vardar como Veli (joven)
Ercan Karacayli como Muhamed
Kaan Aydogdu como Muhamed (joven)
Siir Eloglu como Leyla
Aliya Artuc como Leyla (joven)
Petra Schmidt-Schaller como Gabi
Denis Moschitto como Ali
Aylin Tezel como Canan
Trystan Wyn Puetter como David
Rafael Koussouris como Cenk

Premios:

Premios del Cine Alemán: mejor guión
Premios del Cine Alemán: película sobresaliente
Asociación de Críticos de Cine Alemanes: mejor Opera Prima y mejor guión


El cine Magaly volvió a abrir sus puertas para traernos un nuevo Festival de Cine Europeo, el  público respondió favorablemente y superó las expectativas. Habían muchos extranjeros que tenían pases de cortesía de sus respectivas embajadas y esto hacía que por momentos se escuchara más el alemán y el francés que el español.  Por otro lado, fue muy agradable volver a asistir a este cine, a esa magia de estos lugares que se ha perdido con los centros comerciales y su engañosa idea de seguridad. Poder apreciar de nuevo una película en esa pantalla y escuchar de fondo el sonido de la máquina que reproduce la película me hizo sentir como el personaje de Cinema Paradiso. 


La película que eligieron para comenzar el Festival fue Almanya: Bienvenidos a Alemania; una comedia con tintes dramáticos que gustó mucho al público y recibió un fuerte aplauso tras su culminación.

El filme nos cuenta la historia de una familia emigrante turca en Alemania, dicha familia puede ser cualquier otra, así como las nacionalidades; esto porque las dificultades de cualquier migración quedan bien planteadas no solo en lo social sino en lo cultural, económico, político y educativo.

La película me recordó a Little Miss Sunshine (Dayton y Faris, 2006) porque tienen varios elementos en común además del viaje que une a la familia. Tenemos una van o microbus como elemento integrador, un niño(a) que es parte central del relato; una muerte de uno de los personajes; el drama familiar y la unión de los personajes.

No quiero decir que el filme sea una copia, para nada. Bienvenidos a Alemania es más profunda y busca acercarnos a las dificultades propias de los procesos migratorios. El hombre que busca lo mejor para su familia en otro país con la esperanza de reunirse con todos en el futuro; las dificultades de idioma y costumbres. El director hace un retrato caricaturezco de los alemanes y de la religión católica sin que esto resulte ofensivo. Es parte del choque cultural. Los protagonistas vienen de la parte asíática de Turquia cuya capital es Anatolia.

La fotografía es maravillosa y nos regala tomas exquisitas tanto de Estambul como de Anatolia. En un sentido la película asemeja una road movie y la fotografía se encarga de mostrarnos planos generales hermosos. La música también explota la riqueza cultural de esta región y nos deleita con una estupenda banda sonora, de lo mejor de la película. Imagen y música logran una amalgama emocional en el espectador que este disfruta la película de principio a fin.

La idea de tener un lugar al cual se pertenezca es vital en el filme, así el joven Cenk (Rafael Koussouris) no encuentra su origen ni en el mapa de la escuela, corresponde entonces a la familia contarle el origen de sus raíces. Junto al descubrimiento de Cenk del pasado de sus abuelos, tenemos el futuro de Canan (Aylin Tezel), la nieta mayor que está pasando por un predicamento personal y no sabe cómo solucionarlo. Todo esto es unido por el patriarca, Hüseyi (o Huseyn). Él sabe de la importancia de la unión familiar y no olvidar las raíces, no sentir vergüenza por el pasado.


Las actuaciones son muy buenas, sorprende el trabajo del joven Rafael, lo que nos indica un gran trabajo del director, sacó el provecho a sus actores. Como elenco ninguno desentona, están bien planteados los conflictos familiares y las alianzas. Existe un doble reparto porque la película nos es contada desde dos frentes, pasado y presente. La historia de los abuelos emigrantes, la crianza de los hijos, los sacrificios que hicieron y las nuevas experiencias que vivieron. Por otro lado, el relato nos cuenta el presente, un viaje hacia la tierra de sus antepasados, un reencontrarse con sus orígenes. En una toma, el director nos regala la unión de dichos personajes, pasado y presente devienen en un solo tiempo, es el punto álgido de la película que abandona la comedia para terminar de forma dramática el relato, eso sí, con un mensaje inspirador.

Ningún periplo en la vida está libre de dificultades, como esta familia, muchas otras han tenido historias de triunfos y derrotas, de discriminación e integración, la migración parece una condición habitual en la especie humana, se busca el mejor lugar para poder sobrevivir, en el proceso se hacen muchos sacrificios, se olvidan tradiciones y se aprenden nuevas, las futuras generaciones nacerán con nacionalidades compartidas y tendrán otros sueños y así la vida seguirá siempre.

Almanya es una película honesta, muy bien narrada, con imágenes bellísimas; una película que nos habla sobre la unión familiar, sobre las razones político-económicas de las migraciones, sobre el choque sociocultural. Nos muestra la importancia de saber nuestro pasado para vivir nuestro presente.


Les dejo el avance de la película:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.