lunes, 21 de mayo de 2012

Un método pelligroso



Título original: A dangerous method. UK, Alemania, Canadá, Suiza. (2011) Color
Director: David Cronenberg
Guión: Christopher Hampton basado en su obra teatral "The talking cure" que está basada en el libro "A most dangerous method" de John Kerr
Cinematografía: Peter Suschitzky
Montaje: Ronald Sanders
Música: Howard Shore
Diseño de producción: James McAteer
Duración: 99 minutos

Elenco:

Michael Fassbender como Carl Gustav Jung
Viggo Mortensen como Sigmund Freud
Keira Knightley como Sabina Spielrein
Vincent Cassel como Otto Gross
Sarah Gadon como Emma Jung
Arndt Schwering-Sohnrey como Sandor Ferenczi
André Hennicke como Profesor Eugen Bleuler

Premios:

Círculo de Críticos de Londres: Mejor actor (M. Fassbender, también por Shame)
Premios Sant Jordi: Mejor actor extranjero (M. Fassbender, también por Shame)
Festival Internacional de Venecia: nominado al León de Oro (David Cronenberg)


Esta película de Cronenberg me dejó emociones encontradas. Por un lado hay aspectos que me agradaron bastantes junto con las actuaciones. Sin embargo, mientras la veía sentía que no era una película de Cronenberg, este director tiene un sello característico que no lo sentí en la película. Me decepcionó un poco porque quería que él se apropiara de la historia, en vez de eso, Cronenberg nos muestra una película filmada en un sentido clásico, desde la utilizacación de la cámara, la fotografía y el desarrollo de la trama.

No es algo malo, aclaro, simplemente me sentí extrañado de ver a este cineasta con esta propuesta.

Las actuaciones son lo mejor, Mortensen y Fassbender actúan extraordinariamente, como Freud y Jung respectivamente. También hay que rescatar el trabajo de Cassel (Otto Gross). Fassbender se ha convertido en dos años en uno de los mejores actores del planeta, tiene una versatilidad enorme para imprimir credibilidad en películas de distinto género y lo hace de una manera ejemplar. Mortensen, quien trabajaba con Cronenberg por tercera vez (A history of violence y Eastern promises) demuestra una vez más que es un buen actor. 

En la vida real, la diferencia de edades (19 años) entre Mortensen y Fassbender es la misma que tenían Freud y Jung, esto me agradó mucho porque logra darle una verosimilitud a la historia. Los dos están muy bien compartiendo escena, logran secuencias poderosas y momentos dramáticos que uno agradece como espectador.


En el caso de Keira Knightley, he escuchado opiniones encontradas. En lo personal me gustó su actuación, no creo que esté sobreactuada, los casos de histeria de esa época como nos son descritos reflejan la gesticulación y movimientos corporales que la actriz hace. El asunto sobre la descripción de la patología y los descubrimientos hechos a través de estudios a lo largo del siglo no es competencia de la actriz, por lo que no le quito mérito.

Me pareció más insípida la actuación de Sarah Gadon (Emma Jung), su papel aunque pequeño era importante y no creo que reflejara los problemas matrimoniales de la pareja.

La fotografía es bastante buena, nos regala cuadros impresionantes de la naturaleza y el entorno de la época. Hace un buen retrato de la Europa (Viena y Suiza) de inicios del siglo XX. El maquillaje y vestuario también es esmerado y cuida muy bien los pequeños detalles. Los carruajes, la infraestructura y demás elementos que ambientan la historia son de lo mejor. Hay algún anacronismo que otro, pero es para los más quisquillosos, por ejemplo el uso del tipo de velero de Jung que no se corresponde con la época histórica.

La música es agradable, aunque pasa desapercibida por partes. Hay mucho "leit motiv" de la segunda ópera del ciclo de los Nibelungos de Wagner: "Sigfrid". Que está a propósito según los diálogos entre Sabina y Jung y el desarrollo de sus teorías.

Como película de ficción es recomendable para quienes gustan de historias clásicas, con un esmerado encuadre y fotografía elegante. No es una película que sea creativa, pero está muy bien actuada.


Realidad vs Ficción


Si se quiere ver la película como un manifiesto histórico, es mejor que se lean algunos libros primero. El filme está basado en una obra teatral que a su vez está basada en un libro: "A most dangerous method" de John Kerr. Esto nos indica que es una visión de una visión... etc.

Hay que aclarar que si bien Sabina y Jung tuvieron un romance, no hay indicaciones ni en sus cartas, ni en sus diarios, ni en ningún otro lado, de que sus relaciones sexuales estuvieran caracterizadas por el sadomasoquismo que presenta la película.

Por otra parte, sí es cierto que Spielrein fue paciente y amante de Jung. El psicólogo suizo tuvo varios romances en su vida aunque permaneció casado con Emma Jung (con quien tuvo 5 hijos). El resto de personajes también son históricos. El romance más importante de Jung fue con Toni Wolff, quien también había sido su paciente.

La película retrata el inicio de la relación entre Freud y Jung y su ruptura ideológica antes de la Primera Guerra Mundial. En lo personal me desilucionó ver que la película sea mas un melodrama de la relación entre Jung y Spielrein que un manifiesto o una película de contenido psicológico. Aunque Freud sale con frecuencia, es dejado de lado.

Como dije, las pinceladas de psicoanálisis de la película se me hicieron pocas y me quedé con un sinsabor, la parte melodramática me aburrió y creo que afectó el ritmo de la película.

Particularmente me gustó la alusión al viaje a EE.UU. de Jung y Freud y cómo este último se rehúsa a contarle un sueño a su discípulo, este hecho ocurrió en realidad y fue de los más importantes en el rompimiento de la relación entre ambos psicólogos. Otro hecho muy bien detallado fue el primer encuentro de ellos, este duró 13 horas tal como se representa en la película.


Para quienes me conocen, saben de mi predilección por la obra de Carl Gustav Jung, a quien considero que llevó el psicoanálisis a un nivel que ni el propio Freud pudo visionar. Que quede claro, Freud es el padre del psicoanálisis y tiene su lugar fijo en la historia, aunque como psicólogo creo que no tiene razón en creer que la represión sexual es el origen de las patologías, sus etapas psicosexuales no las comparto ni su limitado concepto de libido.

Por otra parte, Jung logra llevar la psicología analítica (termino que usó para describir su pensamiento) a muchos campos de estudio como la filología, artes, filosofía, psicología, neurociencia, pruebas psicométricas (el test de Rorschach está basado en los princiopios junguianos), historia, antropología, mitología, entre muchos otros.

Como espectador y fan de Jung, la película me quedó debiendo sus mejores años, cuando desarrolla el grueso de su teoría, en vez de eso, siento que termina muy abruptamente y que la historia no terminar de cuajar.

Si bien es cierto, Spielrein se convirtió en psicoanalista, creo que tuvo mucha importancia en la película con respecto a la teoría de los arquetipos. Eso me molestó un poco. Aunque sí es cierto que fue la primera mujer en publicar en el Anuario de la Sociedad Psicoanalítica, el trabajo que publicó sí influencia a Jung en su teoría del proceso de individuación (aunque siento que la película lo muestra como una idea originaria de Spielrein).


Curiosidades


El lago de Suiza donde filman parte de la película es realmente el Lago de Constanza (al sur de Baviera, Alemania).

Viggo Mortensen fue elegido después de que Christoph Waltz no pudo aceptar por incompatibilidad de horarios.

Michael Fassbender fue elegido porque Christian Bale no pudo aceptar, también por incompatibilidad de horarios.

Keira Knightley fue elegida aunque el papel de Sabina fue escrito pensando en Julia Roberts. (Por dicha no eligieron a Roberts, es una pésima actriz y bien fea, no podría haber creído que Jung se enamoraría de una cuarentona -Roberts habría tenido 43 años y Fasbbender 34).

Keira Knightley practicó por semanas su actuación sobre la histeria, parte de lo que hizo fue contactar a Cronenberg mediante skype para mostrarle su actuación hasta que llegaron a un entendimiento de cómo debía actuar.

Jung en realidad sí trabajó como doctor en una guerra. Y el sueño premonitorio del que habla en la película se puede interpretar como una profesía de la Primera Guerra Mundial.

La casa de Sigmund Freud de la película es donde realmente vivió el psicólogo austriaco, actualmente es un museo/biblioteca y por tres días Cronenberg filmó ahí. Mortensen explicó esta experiencia: "Fue un lujo haber podido visitar Viena y poder filmar en la casa en la que él vivió realmente desde 1891 y hasta 1938. Allí él subió y bajó esas escaleras innumerables veces; haber podido trabajar allí fue realmente un gran placer".

La escena final en que se despiden Jung y Spielrein, es casi idéntica a la escena final en el Padrino II (Francis Ford Coppola, 1974). Están la banca y el lago como elementos junto con los personajes y uno de ellos se queda pensativo frente al lago.



Les dejo con el avance de la película:



Entrevistas con Viggo Mortensen, Keira Knightley, Michael Fassbender y David Cronenberg:








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.