viernes, 27 de abril de 2012

El conductor




Título original: Drive
Director: Nicolas Winding Refn
Guión: Hossein Amini basado en el libro de James Sallis
Cinematografía: Newton Thomas Sigel
Montaje: Matthew Newman

Música: Cliff Martinez
Duración: 100 minutos

Elenco:

Ryan Gosling como Driver
Carey Mulligan como Irene
Bryan Cranston como Shannon
Albert Brooks como Bernie Rose
Oscar Isaac como Standard
Ron Perlman como Nino
Christina Hendricks como Blanche

Premios:

Festival Internacional de Cannes: Palma de Oro a mejor director
Festival de Cine de Sant Jordi: Premio de la audiencia a mejor película


Tardé mucho tiempo en poder ver esta película, al menos lo pude hacer en bluray. La película me dejó insatisfecho, por un lado está filmada con gran maestría, pero me aburrió montones, no por su ritmo, sino por su contenido tan predecible y soso.

Primero lo bueno. La manera en la que Refn utiliza la cámara es impresionante, lo vemos desde la primer secuencia en la que filma dentro del carro toda la persecusión. Esto va a marcar la pauta que va a seguir, en vez de diálogos, tenemos muchos momentos de introspección en la que se nos permite entender a los personajes, especialmente Driver e Irene. La secuencia en el elevador es la que más me gustó. Ahí está unido el deseo latente de la pareja protagonista, un asesino y un adiós cuando las puertas se cierran sin que medie palabra alguna. Me gustó mucho esta secuencia.

Durante toda la película, Refn nos regala cuadros impresionantes, tomas con una sensibilidad extraordinaria. Junto a la buena dirección, lo mejor de esta película radica en su música y luego su fotografía. La música acompaña de forma adecuada, es intensa a ratos para mayor dramatismo mientras que en otras escenas es suave y hasta nostálgica. La fotografía nos adentra en un mundo retro, en el que curiosamente la música desentona porque esta es muy reciente.

La actuación de Gosling es sobresaliente, este actor va para más (me gustó mucho su actuación en Blue Valentine, aunque la película es flojita, y en la estupenda Los idus de marzo). Logra una interpretación minimalista, casi sin diálogo, pero siempre presente, el filme recae en él y no le pesa. Es convincente y creíble. 

Por su parte, Mulligan hace un papel digno, no se queda atrás. Ella se ve preciosa en escena, interpreta un personaje débil rodeada de mucha testosterona. Tiene buena química con Gosling.

El final me gustó, evita caer en lo fácil y deja abierto una continuación (el escritor ya publicó la segunda parte de la novela). De igual forma, el estilo que la película tiene me gustó, el aire retro, el vestuario (me imagino que más de uno ya se compró su chaqueta blanca con escorpión incluido).

La fábula del escorpión y la rana que Driver menciona, consiste en que la rana (Driver) carga al escorpión (ladrones) en sus espaldas para cruzar un río; en el camino el escorpión aguijonea a la rana aduciendo que es su naturaleza y ambos mueren ahogados; así, Driver está dispuesto a morir por alguno de los ladrones, sea que los lleve en su carro o no. También por esto es que la chaqueta tiene un escorpión en la espalda.

Ahora lo malo. Para muchos el problema fue que esperaban una película de acción, algunos incluso hasta demandaron a la compañía productora. En mi caso no fue así, sabía que era un drama y lo abordé como tal. Si están esperando persecuciones, balaceras y explosiones, mejor busquen otra cosa.

A mi parecer el peor problema de la película es el guión, este es tan convencional que uno fácilmente sabe lo que va a pasar. Hay muchas situaciones que me parecieron francamente estúpidas, el que el protagonista vaya a golpear a un tipo a un night club, lo dejé maltrecho mientras las mujeres simplemente observan, por favor... La idea de que aparezca el esposo de Irene es rebuscada, ese personaje no aporta nada a la trama, la entorpece y la conduce a un derrotero; así como aparece se va, un desperdicio de personaje. Hay diálogos muy tontos como eso de que "por cinco minutos tiene el apoyo (para los robos), luego que no cuenten con él"; o situaciones absurdas, muestran a Driver como un "gallito" todo valiente y listo, pero actúa como un tonto que parece no entender en qué está metido.

El filme está inmerso en una atmósfera sexista, en el que los hombres conducen sus grandes juguetes con ruedas, se entienden con armas y las mujeres son intercambiables. No hay expresión de sentimientos, más allá de los momentos de Driver con el hijo de Irene. Entre ellos solo vale el dinero, el poder y quién conduce mejor. Esto es lo que me molestó de la película.

La primera media hora me gustó mucho, este personaje enigmático, taciturno me había convencido, pero por desgracia en lugar de meternos en el mundo de los actores de acrobacias, los dobles, en vez de desarrollar por otro lado el romance entre Driver e Irene, la película deviene en más de lo mismo: un problema (exconvicto debe dinero), un asalto (fallido y con trampa incluida); un romance (con algo de prohibido), autos, armas, traiciones y alguna que otra secuencia violenta..... Sí es cierto que la forma en que nos narran la historia es ingeniosa y visualmente entretenida, pero el desenlace en sí es soso y aburrido.

Otro punto deficiente en mi opinión es el elenco de reparto, actores desgastados y reciclados que no logran ambientar bien la película, con la excepción de Albert Brooks. Están presentes, pero no les siento emoción, son bravucones que no convencen. Otro aspecto que me parece débil es la forma en que se relacionan tan rápido Driver e Irene, me parece muy precipitado, la película tiene un ritmo lento, pero esta relación se da de manera muy vertiginosa, no se me hizo creíble.

Entre las influencias que el director dice tener y la estética que trata de imprimirle a su filme están: Mulholand Drive (David Lynch) y Pulp Fiction (Tarantino), ambas muy superiores. The day of the locust (1975); también menciona los cuentos de los Hermanos Grimm, Refn visualiza al protagonista como un moderno héroe que conduce donde lo necesiten (me parece demasiado forzado); en cambio, la inspiración en el Hombre sin nombre (de la trilogía de Sergio Leone), calza más con la interpretación que Gosling hace de su personaje. Y por supuesto que hay reminiscencias a Bullit de Steve McQueen.

En fin, si son de los que les gusta aprender o apreciar trabajos de dirección, les recomiendo esta película, van a quedar encantados con el trabajo de cámara de Refn. Si son de los que gustan de secuencias de acción trepidantes, mejor no la vean se van a aburrir. Si son de los que esperan una trama intrigante y que te cautive o te atrape, mejor piensatelo, esta película es simplona.

Los dejo con el avance de Drive:


Entrevista con el director (inglés con subtítulos en portugués):


Refn y Gosling hablan sobre la película:



2 comentarios:

  1. Esta pelicula me dejo en neutro cuando la vi, estoy deacuerdo con el trabajo de camara y visualmente es buena, pero casi todas las mejores escenas y dialogos salen en el trailer, que peca por vender la pelicula como una cinta de accion y no un drama. El trailer es mas entretenido que la pelicula... lo de Gosling, no se, el personaje no me crea ninguna empatia...y creo que ahi falla, tal vez es el guion, no se, creo que es bueno algo de misterio, pero el guion no sabe desarrollarlo y el asunto de los gangsters no cierra bien... en si uno no entiendo porque fue el pleito del robo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del robo fue bastante tonto. Lo de Gosling sí me gustó, hizo una interpretación muy buena, contenida como tenía que ser su personaje, no tiene que generarnos nada precisamente, él no está para eso solo para conducir, por eso no podemos clasificarlo ni como bueno ni como malo. Pero su actuación minimalista es acorde con el relato. Con el guión estamos de acuerdo, falla por más de que Refn trate de mostrarnos la película como novedosa. Hay que separar la estética y cuando vemos realmente el contenido vemos que la película es tonta.

      Eliminar

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.