jueves, 19 de enero de 2012

The help


Título original: The Help. EE. UU. (2011). Color
Director: Tate Taylor
Guión: Tate Taylor, basada en la novela homónima de Kathryn Stockett
Cinematografía: Stephen Goldblatt
Montaje: Hughes Winborne
Música: Thomas Newman
Duración: 146 minutos

Intérpretes:

Emma Stone como Skeeter Phelan
Viola Davis como Aibileen Clark
Octavia Spencer como Minny Jackson
Jessica Chastain como Celia Foote
Bryce Dallas Howard como Hilly Holbrook
Allison Janney como Charlotte Phelan
Sissy Spacek como Missus Walters


Esta es una típica película que gana premios en Estados Unidos, eso no quiere decir que sea mala, si no que los gringos tienen preferencia por ciertas historias. En este caso, se nos cuenta una sobre las luchas por los derechos civiles de un grupo de afroamericanas a inicios de la década de los sesenta. La película está basada en una novela, cuya estructura hace más fácil la puesta en escena.

Muy probablemente hayan historias que quedaran fuera de la película, eso siempre pasa cuando se adaptan libros, sin embargo, el relato es bien extenso, tal vez pudo ser mejor una película de dos horas, la sentí un poco aburrida a ratos.

La fotografía y música así como otros aspectos técnicos son buenos, nada espectaculares, pero complementan la película de forma adecuada. Este filme contó con un presupuesto de $25 millones (bajo para los estándares de Hollywwod) y ha recaudado más de $200 millones. Todo un suceso, y a la vez, explica porqué los aspectos técnicos son buenos, pero no sobresalientes.

El peso de la película lo tienen las actuaciones, son bastante buenas y eso permite que el espectador se identifique con la historia, esta no está exenta de melodrama que busca sacar lágrimas y otras situaciones cómicas que están mejor logradas. 

Las actuaciones de Octavia Spencer (ganadora del globo de oro) y de Jessica Chastain sobresalen del resto, brindan un ritmo diferente a la película y sin duda son los mejores minutos. Logran refrescar el relato que se siente lento y predecible sin ellos. Es una película que busca denunciar las actitudes racista del poblado de Jackson en Mississippi, tema que gusta a quienes otorgan premios en Hollywood.

Los gringos por lo general entregan premios como una forma de "enmendar" situaciones de su pasado histórico como nación, sin embargo no deja de ser una hipocresía. Los afroamericanos (así como latinos, asiáticos y otras minorías) sufren constantes discriminaciones, en la actualidad, en Estados Unidos, si se ve objetivamente, no son tantos los logros y la igualdad de derechos sigue siendo un propósito más que una realidad.

Aún así, creo que muchos van a disfrutar de esta película. Remueve conciencias y eso hace que se considere  "buena". Las actuaciones son lo mejor junto con un guión que, aunque es redundante a ratos, permite atar la historia. Además, brinda la oportunidad para que aquellos que desconozcan esta parte de la historia sobre las violaciones de los derechos humanos aprendan algo.

Por cierto, la pésima traducción al español de esta película hace que se llame Historias cruzadas o Criadas y señoras.


1 comentario:

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.