miércoles, 14 de septiembre de 2011

Del amor y otros demonios


GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ Y EL CINE PARTE 1





Título original: Del amor y otros demonios. Costa Rica – Colombia (2009). Color
Directora: Hilda Hidalgo
Productores: Laura Imperiale, Clara María Ochoa, Laura Pacheco, Hilda Hidalgo
Guión: Hilda Hidalgo, basado en la novela homónima de Gabriel García Márquez
Director de fotografía: Marcelo Camorino
Montaje: Mariana Rodríguez
Música: Fidel Gamboa

Contó con el apoyo de Aliciafilms, CMO Produciones SA, Cacerola Films.
Con la participación de: Fideicomiso Del amor y otros demonios, RCN CINE-E-NNOWA
Con el apoyo de: Programa Ibermedia, Cinergia, Universidad Veritas, Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano 

Intérpretes

Eliza Triana (Sierva María)
Pablo Derqui (Cayetano Delaura)
Jordi Dauder (Obispo)
Damián Alcázar (Abrenuncio)
Alina Lozano (Abadesa)

Esta película es de las que más me han gustado de la joven cinematografía costarricense. Tiene aspectos técnicos muy bien logrados y se nota la visión de la directora que se apropia de la historia de Márquez para contárnosla.

Si bien la película es bastante lenta, me parece una buena adaptación de la novela. Llevar un libro al cine siempre es una tarea difícil. Y hay que tener en cuenta que es el primer largometraje de la directora, quien el mismo escritor le ofreció la historia para que la filmara.

El tempo lento de la película hace que muchas personas la hayan criticado, sin embargo creo que se debe más a que en la actualidad las películas son muy aceleradas en su narrativa (principalmente las provenientes de Hollywood). Pero la lentitud no inhibe el argumento de la película que tardó nueve semanas y media en completarse. Tampoco hay que confundir lentitud con minimalismo; no es una película barroca. Los detalles son los mínimos necesarios para lograr el efecto deseado por la directora.

Aclaro que esta es una crítica de la película no del libro. Comentaré las diferencias que existen entre ambos, pero hay que tener en cuenta que es la visión de Hilda Hidalgo sobre la novela de Márquez.


La ambientación es lo mejor logrado en la película. Filmada en Cartagena de Indias, aprovecha los edificios históricos y los escenarios naturales para dotarle de una veracidad a la historia. Podemos meternos de lleno a través de la naturaleza, las personas, los edificios sin pintar y los caminos de la ciudad; todos estos detalles dotan de un realismo a la trama que permite ubicarnos en una película de época (género que pretende ubicar el relato en un pasado histórico). Es totalmente diferente cuando se recrean digitalmente los edificios y particularidades de una ciudad o si se construye en un set. Es de elogiar las tomas panorámicas en la película y la belleza con la que el lente nos muestra la ciudad. Sentimos la idiosincrasia del lugar.

Entre los lugares históricos en donde se filmó destacan: el Palacio de la Inquisición, el Palacio del Marqués de Valdehoyos, el claustro San Pedro Claver, el Castillo San Felipe y la Casa de Huéspedes Ilustres.

La filmación en exteriores conlleva dificultades en lo relacionado con la fotografía y el sonido (grabación del sonido en directo) que la directora solventó de gran manera. La iluminación de las escenas está bien lograda, usando tomas cerradas en momentos claves y jugando con las sombras. En las notas de producción se indica que hubo influencia de Caravaggio para la concepción fotográfica. La edición de sonido es muy buena y la música permite acompañar el relato. La música original la hizo el recién fallecido Fidel Gamboa, se caracteriza por su esencia íntima; pero no me gustó la música en las escenas románticas, me pareció monótona y aburrida.

El uso de la cámara para reflejar el realismo mágico fue convincente. Lo notamos en una iluminación especial de algunas escenas, que se nos muestran como ensoñaciones y juegan con la lógica narrativa.

Creo que las actuaciones pudieron ser mejores. Entiendo que era la primera actuación en un largometraje de Eliza Triana (hija del director colombiano Jorge Alí Triana), pero me resultó apática, no me conmovió ni nada. Hizo una personificación de Sierva María muy diferente a como es descrita por el Nobel colombiano. Eliza fue elegida tras un casting de 700 jóvenes aunque inicialmente no fue elegida porque era muy joven (11 años cuando hizo la prueba de casting por primera vez). Dos años después fue seleccionada.

Su contraparte, Pablo Derqui, lo hace mejor. Tiene más oficio y se mostró más seguro delante de la cámara. Sin embargo, no pudo imprimir a su personaje de la tensión interna que siente al conocer a Sierva María: lo profano-sexual versus lo escolástico-rígido. Esto hay que entenderlo también desde la óptica que es más fácil escribir sobre un amor prohibido que representarlo en cine, debido a los impedimentos legales y en todo sentido justos, que buscan preservar la integridad de las personas menores de edad.


Es una lástima que Damián Alcázar (Abrenuncio) apareciera tan poco. Es un gran actor y era un personaje vital en la novela para representar la lucha entre la ciencia (Abrenuncio) y la religión (Cayetano). Aún así, Alcázar supo aprovechar los minutos en pantalla para hacer una sólida actuación.

El resto de personajes están muy bien interpretados, le dan veracidad a la trama; aunque ninguno destaca, tampoco desentona. Una gran dirección de actores por parte de Hilda y también un gran trabajo para encontrar a los actores idóneos, el elenco cuenta con diferentes nacionalidades y lo más importante que respeta los países de origen de acuerdo con la novela. Los acentos y particularidades regionales se sienten en la película y es de alabar.

Previo al rodaje de esta película, se filmó también en Cartagena de Indias la película El amor en tiempos del cólera (adaptación también de una novela de Gabriel García Márquez), por lo que la contratación de extras se encareció y dificultó un poco el rodaje. La ambientación de las concurridas calles no pudo ser representada de la mejor manera; por ejemplo cuando Cayetano llega por primera vez al convento sólo aparece un mendigo; o en otra escena se ven dos niños jugando en la tierra.

La directora supo llevar el proyecto a pesar de las dificultades y de ser su primera película; sedujo a muchas personas importantes que creyeron en su talento y eso es digno de respetar y admirar. Desde el propio Márquez que le dijo que hiciera la adaptación al cine de su novela tras un taller en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de La Habana; hasta la productora mexicana Laura Imperiale quien dijo “leí el guión y me pareció una propuesta llena de sensualidad y complejidad en los personajes. Con una mirada particular, femenina, un acercamiento diferente a la obra de García Márquez” (Notas de producción, Del amor y otros demonios).

Y es increíble cómo Hilda atrajo inversores y no vio comprometida su libertad creativa, su mirada femenina y la forma en que se apropió de la historia. Es por esto que creo que es la única película de la cinematografía costarricense que se puede llamar cine autor. Quiero decir que la película refleja la visión de mundo de la directora, quien respeta la historia y le da al espectador un producto artístico, no comercial. Todos los detalles de la película desde la iluminación hasta la caracterización de los personajes son obra del talento de Hilda.

Por eso, la película no planea ser una adaptación literal de la novela de Márquez. Entiendo a los lectores del colombiano quienes no les gustó la película. Pero contrario a las otras películas sobre libros de Gabriel, esta no quiere ser una calca, y por el contrario, busca ser una obra auténtica. Que además entiende que la literatura y el cine son artes diferentes y usan técnicas diferentes para representar una idea.

Creo que por razones de presupuesto no se pudo representar las historias secundarias que aparecen en la novela. Es una lástima porque Hilda tomó una idea y apenas hizo referencia a las otras temáticas del libro; pero bueno, fue su decisión.

La película tiene un ritmo lento por dos razones, la primera porque la directora así lo quiso, de esta manera busca hacer la película más íntima (Cine autor); y segundo, porque omite la cultura afrocaribeña.

Los personajes negros que reflejan lo telúrico en la novela no aparecen en la película. Y eso hace que la película sea lenta. Sierva María sí es representada más cercana a la cultura de los esclavos negros que a la de los blancos, pero es muy por encima. En la novela se desborda el realismo mágico a través del choque cultural entre negros y blancos, permitiendo una rica simbología que en la película se pierde.

La relación entre los marqueses no era buena, esto me disgustó mucho de la película. Bernarda ni siquiera quería a su hija, ella se satisfacía sexualmente con los esclavos, especialmente con Judas Iscariote. Las referencias a los collares y a la lengua se quedan cortas. Sierva María era un torbellino que impregnaba de lo inexplicable (desde la lógica blanca) lo que la rodeaba.

Lo anterior se refleja también en la música de la película. Lo vernáculo de la cultura afrocaribeña tampoco destaca musicalmente, Fidel escogió temas formales, pero le faltó impregnar de “locura” a la partitura.

Otro personaje que extrañé fue el del sacerdote que entendía a Sierva María, entiendo que la directora no lo incluyese porque hubiese ameritado más rodaje y explicar su historia y darle una conclusión. Precisamente para no tener que darle un final a cada personaje (como ocurre en el libro) es por lo que Hilda omite historias. El único final es el de Sierva María (y este es ambiguo) y Cayetano.

Con respecto a la historia, esta nos muestra cómo la iglesia juzgaba y castigaba "en nombre de su dios" a las mujeres por razones injustificables, que denotan el desconocimiento de la época. Por eso el choque entre ciencia (Abrenuncio) y misticismo (Cayetano). Las mujeres a lo largo de la historia han sido denigradas desde la concepción religiosa. Las religiones monoteístas son claramente patriarcales y androcéntricas y por siglos han impuesto (por el medio que fuera necesario, incluso el asesinato) roles femeninos que implican sumisión, pureza, aceptación, inferioridad (física e intelectual) y han fomentado el mito de la virginidad. Todo esto es solo una excusa para que los "Padres" de la iglesia (sí, padres, es decir hombres) controlaran el destino de las mujeres, se apropiaran de sus cuerpos y según su religión de sus almas. El relato nos cuenta el despertar de una chica (12 años) quien empieza a dejar su inocencia atrás y se va enamorando tan casualmente como quien respira. Una joven criada por esclavos negros por lo que aprende su cultura: comida, idioma, vestimenta, forma de pensar, etc. En el medio, un perro la muerde y la torpeza intelectual de la época confunde una enfermedad (rabia) con una posesión demoníaca. Las formas con que la iglesia ha impuesto su dogmatismo, violentan los principios básicos de la humanidad. NO respeta las formas de pensar diferentes, busca tener seguidores que no cuestionen las jerarquías eclesiásticas y se encarga de generar miedo (cultura del miedo) para mantener el control de sus seguidores. La inquisición ha sido el mejor ejemplo de esto, y en la historia de Márquez podemos leer sobre un caso similar. Aclaro que la historia es ficticia, pero sin lugar a dudas los crímenes de la Inquisición llegaron a América. La iglesia siempre ha tenido miedo del cuerpo femenino, de la procreación (por eso copió un mito sobre la concepción de una virgen), de la menstruación, de la sensualidad y todas sus demás características. La solución que buscaron fue controlar mente y cuerpo; hacerlas ver como "malas", "brujas", "poseídas", "rameras", etc. Así asustan con mandar al infierno a quien desobedezca y piense diferente a sus dogmas; sin embargo, en vez del infierno han mandado a miles de personas a la tumba.

Siempre el libro va a ser mejor que la película, por eso les insto a que primero lean la obra de Márquez y después vean la película. Les dejo para que vean el avance oficial de la película y una serie de entrevistas que resultan muy interesantes.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.