sábado, 9 de abril de 2011

The Troll Hunter


Ficha técnica:

Título original: Trolljegeren. Noruega, 2010. 90 min. Color.
Dirección: André Øvredal
Productores: Marcus Brodersen, Sveinung Golimo
Cinematografía: Hallvard Bræin.
Montaje: Per-Erik Eriksen
Guión: André Øvredal

Intérpretes
Otto Jespersen
Hans Morten-Hansen
Tomas Alf Larsen
Johanna Mork



Una excelente idea llevada al cine. Pasar del folclor escandinavo de la literatura a un largometraje filmado como falso documental.

Tras unos ataques ocurridos en las montañas, los noticieros indican la culpabilidad de osos en estado salvaje. Unos estudiantes buscan entrevistar y filmar a un supuesto cazador de osos… sin sospechar que su documental tratará de desenmascarar una agencia secreta del gobierno noruego que oculta la existencia de troles (trolls) al mundo. 

Este cazador que pasa por un momento de duda sobre las verdaderas razones de su trabajo, accede a que los jóvenes le graben, eso sí, primero se cerciora de que no sean cristianos…

El ritmo de la película es muy bueno, el montaje le da un aire de suspenso genial y la música acompaña de manera adecuada y nos envuelve en una atmósfera de misterio. Muchos críticos la comparan con The Blair witch project. En mi opinión La Bruja de Blair es una película sobrevalorada, con un pésimo guión y extremadamente aburrida. En cambio, The troll hunter es una película que “refresca” el género de thrillers sobrenaturales; tiene elementos clásicos de este género y un fino sentido del humor (el actor principal es un reconocido actor de comedia en Noruega). Hay que ser más serios y no comparar el cine de otros países con el hecho en EE.UU. (Hollywood o independiente).

Conforme la trama avanza, nos damos cuenta de que los troles han existido desde siempre, que son bastante tontos y muy hambrientos. ¡Ah!... y que no soportan a los cristianos, el olor de su sangre los vuelve fieros asesinos. El grupo experimenta distintas aventuras en las que su vida peligra cada vez más. 

La fotografía sigue conceptos tradicionales del cine de suspenso por lo que la trama nos atrapa y facilita sentir la paranoia de los estudiantes sobre teorías de conspiración. Acá la película tiene un pequeño giro y el relato se estructura más críptico; ahora la paranoia está al servicio del relato. Se nos empieza a explicar cómo el gobierno ha ocultado la existencia de monstruos gigantescos durante años.

La película está filmada con cámara en mano, para representar mayor realismo de los eventos y genera un estado de excitación efectivo en las escenas de persecución. Muy buena la secuencia en la que cazador y estudiantes quedan encerrados en la cueva de los troles, una reinterpretación de la Odisea genial. Aunque la trama se puede volver predecible, las actuaciones son efectivas y mantienen la atención del espectador. El final de la película es bastante particular, vale la pena verlo.



Los trolls en la mitología escandinava.

Comte (1992) dice que los trolls “son espíritus malignos, enanos o gigantes, tocados con abetos. Viven en las montañas o en los bosques y se quedan normalmente bajo tierra. Encarnan las fuerzas misteriosas de la naturaleza”. (Comte, F. (1992). Las grandes figuras mitológicas. Madrid: Ediciones Del Prado)

Son seres fantásticos que los encontramos en el folclore de maneras diferentes, su nombre varía de acuerdo a la región: trolls, gnomos, Bigfoot, Sasquatch, ogros, trowes, etc.

El significado de la palabra trol se asocia con “sobrenatural” o “mágico”, pero no hay certeza del significado real. Hay dos tradiciones que distinguen lo que es un trol. Una en la que los troles son descendientes de los gigantes nórdicos (Jötnar), y son descritos como grandes, brutos, feos, con características animales; esta tradición es la más extendida, principalmente a través de los cuentos de hadas. Como se dijo anteriormente, depende de la región se les llama de forma diferente.

La segunda tradición es la del sur de Escandinavia, tienen forma más humana, en ocasiones se les describe con cola y suelen mantenerse invisibles. Un ejemplo sería Ysätters-Kajssa (trol del viento). Como es usual no verlos, solo se les escucha hablar o gritar, principalmente cuando buscaban el ganado para comer. Estos troles también podían cambiar de forma (troncos caídos o bolas de hilo rodantes).

A veces se les asocia con la pérdida de cosechas o ganado, se les atribuía también el rapto de personas (frecuentemente niños). En tiempos antiguos, las personas confiaban en Thor para que los protegiese; era usual la creencia de que las criaturas fantásticas temían al hierro y como Thor poseía el poder del Martillo, era quien los perseguía. Los restos del rayo que arrojaba con su Martillo eran encontrados en la tierra y usados como amuletos de protección, estos vestigios eran hachas de la Edad de Piedra. Page (1999) citando a Snorri explica: “Thor es el principal de los dioses… tiene tres propiedades valiosas. La primera es el Martillo Miollnir, al que los monstruos de la escarcha y los gigantes de la montaña reconocen en el momento en que es alzado. La segunda cosa espléndida que posee, su cinturón de fuerza; cuando se lo abrocha a su alrededor, su divino poder se dobla. La tercera cosa que tiene, que es de grandísimo valor, sus guantes de hierro. No debe estar sin ellos cuando blande su martillo”. (Page, R. (1999) Mitos Nórdicos. Madrid: Ediciones Akal).

Con la entrada del cristianismo a tierras escandinavas, el folclore se adaptó. Fue extendida la creencia de que si se usaba crucifijos o las campanas de las iglesias alejaban a los troles. Incluso sólo nombrar la palabra Cristo los alejaba. De aquí el porqué en la película los troles odian la sangre cristiana.

Los troles son parte de la mitología escandinava, pero están presentes no solo en relatos (orales o escritos) antiguos, sino que en la literatura moderna también. J. R. R. Tolkien los describe como humanoides grandes (3 mts.), fuertes y poco inteligentes; los clasifica entre troles de montaña, colinas, nieves, cuevas y de piedra. M. Ende, por su parte, los describe como criaturas en forma de árbol. El troll metal es una variante del black metal que usa los temas del folclor escandinavo como parte de sus letras.

La historia moderna nos permite distinguir orígenes etimológicos en los nombres de ciertas locaciones actuales como la ciudad sueca Trollhättan (capucha de trol) o la montaña Trollkyrka (iglesia de trol).

Les dejo la imagen de la pintura de Theodor Kittelsen "Trol deliberando sobre su edad" 




7 comentarios:

  1. Ayer vi la película, me pareció una propuesta interesante,entretenida y bien hilada. Me agradó la forma en que esta "película - crónica - documental" rescata el folclor de un pueblo, haciéndolo vigente en la actualidad. El papel del cazador me pareció muy convincente (más cuando leí en el comentario de Yoshua que usualmente se dedica a la comedia). En cuanto a los comentarios de Yoshua, gracias por ofrecernos datos de la mitología escandinaba y "picarnos" para que veamos propuestas cinematográficas interesantes.
    Damara

    ResponderEliminar
  2. Esse filme é ótimo. Filmes em primeira pessoa são muito ótimos, e a história é muito legal, pensei que iria fugir da realidade, ficar meio que .. sem pé nem cabeça, mas superou minhas expectativas, sendo que eu amo CRIATURAS CRIPTOLÓGICAS. Ótimo filme recomendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Kapalooza Rock Barber, disculpa que hasta ahora responda. Gracias por visitar el blog y comentar

      Obrigado!!!

      Eliminar
  3. Antonio Gutiérrez Vargas12 de enero de 2013, 17:40

    Yo estoy escribiendo una novela en la que los trolls no son monstruos estúpidos sin escrúpulos, sino seres que se caracterizan por una fuerza fisica poderosa y una inteligencia equivalente a la de un superdotado(aunque un troll en particular si que es malo). Si quereis saber más, buscad La Voz de Dafne por internet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, gracias por darte una vuelta por el blog. Con mucho gusto quiero leer tu historia, puedes mandarla a mi mail (lo encuentras en la información de mi perfil). Investiga bastante, el tema da para mucho, te deseo lo mejor. No sé si lo has leído pero te recomiendo el cuento de Borges "La casa de Asterión" te puede ayudar en eso de escribir desde la perspectiva del "monstruo". También te puedes averiguar algún ensayo de Cortázar sobre Fafner (el dragón del mito de los Nibelungos). Me gusta el nombre la Voz de Dafne, ella ninfa de los árboles en la mitología griega perseguida por Apolo y que tras rechazarle se convierte en árbol de laurel. Debido a su sacrificio se le recompensó al otorgarle a los mejores atletas la corona de laurel por sus logros, algo que todavía vemos en las olimpiadas modernas.

      Saludos Antonio, me puedes encontrar en facebook como Vivecinescrupulos Blogspot

      Eliminar
  4. Antonio Gutiérrez Vargas13 de enero de 2013, 14:33

    Gracias Yoshua, mi novela forma parte de LaVozdeDafne Blogspot. Aunque es de fantasía, acción y aventura, el blog es de historia grecolatina.
    Por cierto, mi historia es un poco distinta de las otras: trasgos de origen español que son buenos, orcos germanos que se parecen más a los vikingos que a los de Mordor, dragones que en realidad son dinosaurios, y otras cosas más.(Aunque está muy influenciada por La Guerra de Los Mundos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu proyecto suena muy interesante Antonio, en estos días prometo sacar el tiempo para revisar tu blog como se debe. Hace tiempo me leí tres tomos editados por Edaf sobre seres fantásticos, hadas y trolls de Europa, dos tomos hablanban en general sobre Europa y el tercero se centraba en España. Te quedo mal con los autores no los recuerdo.

      Eliminar

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.