sábado, 9 de abril de 2011

Megamind Rocks!!!!





Título original: Megamind. EE.UU., 2010. 95 min. Color.
Dirección: Tom McGrath
Productores: Lara Breay, Denise Nolan, Ben Stiller, Stuart Cornfeld
Cinematografía: Phil “Captain 3D” McNally
Montaje: Michael Andrews
Guión: Alan J Schoolcraft, Brent Simons
Música: Hans Zimmer y Lorne Balfe

Voces: Will Ferrel (Megamind), Tina Fey (Roxanne Ritchie), Jonah Hill (Hal Stewart. Un homenaje a los Green Lantern Hal Jordan y John Stewart), David Cross (Minion) y Brad Pitt (Metro Man)

Nota: Aunque el doblaje en español es muy bueno y conserva el sarcasmo, la versión original en inglés es obligatoria para todo verdadero fan. No se pierdan los extras, muy entretenidos.


¡Gracias Dreamworks! Ante las empalagosas y lacrimógenas películas Disney, tenemos que agradecer las producciones de Dreamworks. Si no fuera por Pixar, Disney sería una fábrica oxidada y obsoleta de moralismos baratos. Parece que Dreamworks ha entendido algo que ya en Japón y en Europa han explotado por años, las películas de animación pueden tener un público adulto. Lamentablemente, en Costa Rica la gran mayoría sigue creyendo que una película animada es sólo para niños.

Primero fue Cómo entrenar a tu dragón, maravilloso despliegue técnico con un mensaje no sexista inaudito en la animación estadounidense. Ahora, es el turno de Megamente. Una delirante y graciosísima película que no necesariamente es para niños. Déjenme explicar, el diseño de personajes (la cara del villano tiene líneas curvas y no rectas, y ojos grandes) y la forma de su dibujo está hecho con el objetivo de vender cuanto juguete, camisa o combo se le antoje a los publicistas. Sin embargo, la historia en sí no es dirigida a niñatos, hay que tener cierta edad para poder entender todos los guiños cinéfilos, comiqueros y cultura pop que la película tiene.

Aclaro que la historia es muy divertida, tiene un par de giros muy buenos, pero el fuerte no es su guión. Este está inspirado en la historia de Kar-El y cómo se convirtió en Superman. El estilo de animación es bastante aceptable, pero inferior a la joya de Cómo entrenar a tu dragón. Entonces, ¿por qué les hablo de esta película? Porque es una delicia para los fanáticos freaks de la cultura pop del siglo XX, además, tiene un sentido del humor sarcástico exquisito. ADVERTENCIA: si no te gustan los comics, videojuegos ochenteros o las películas de James Bond no sigas leyendo. ¡Ah! Importante, y dejen sacar al roquero que tienen dentro….

Porque Megamente es una oda al Rock. Entre la música con que cuenta está: Ozzy Osbourne, AC/DC, Guns N’ Roses, Michael Jackson, George Thorogood and the Destroyers; sin olvidar la fabulosa participación de Hans Zimmer en el soundtrack. 

El giro a la historia de Kar-El contando la misma a través del villano, quien solo es bueno para hacer el mal, o tal vez ni para eso, pero que tiene un gran sentido de la moda y está enamorado de… de quién más, la reportera, que por cierto es más inteligente que villano y superhéroe juntos; sin olvidar que Megamind sabe la diferencia entre ser un villano y ser un Súper Villano. Una parodia de los comics de superhéroes que no subestima a los fans, les da justo lo que queremos; una historia de excesos que respeta los cánones y no trata de ser la quinta esencia.

Así, el buen villano tiene su guarida repleta de armas letales (al puro estilo de los villanos de las películas de 007); tiene un superhéroe que no le deja ganar ni una; un antihéroe que hace berrinche de adolescente; un ayudante y por supuesto una ciudad que idolatra a quien la salve.

Sea como parodia a Ernst Stavro Blofeld (villano en varias películas de Bond, lo recordarán por el gato blanco que tiene de mascota, al que Megamind imita cuando secuestra a Roxanne Ritchie) o de Marlon Brando (hilarante ocurrencia), entrenando a su antítesis como si se tratase de Don King Kong, aterrorizando la ciudad mientras suena Highway to Hell o caminando en una noche lluviosa con el corazón destrozado (sí la película está llena de clichés, pero son geniales), Megamente atrapa desde su simpleza y ganas de sobresalir, de ser tomado en cuenta, de retar el destino de los villanos y tratar de quedarse con la chica y que esta quiera quedarse con él. Por cierto, no se extrañan que no les hable del Gran Héroe de Metrociudad, es que no importa… siempre y cuando recuerden WHO IS BAD…

Les dejo esta otra imagen... ME ENCANTA LA PARODIA A OBAMA y el trailer 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor indicar nombre y país de residencia cuando dejen un comentario. Los anónimos se borrarán. Si te gusta lo que leíste suscríbete al blog.